Energía

Iberdrola adjudica a la asturiana Hiasa un contrato de 45 millones para sus proyectos fotovoltaicos en España

Iberdrola ha adjudicado a la empresa asturiana Hiasa Gonvarri un contrato de 45 millones de euros para la fabricación e instalación de estructuras fijas y seguidores en sus próximas plantas fotovoltaicas en el país, informó la compañía.

En concreto, estos elementos se utilizarán en nueve instalaciones renovables que la energética proyecta construir, que suman en conjunto una potencia instalada de casi 600 megavatios (MW). Entre ellas, las plantas de Ciudad Rodrigo, Ballestas y Casetona, en Castilla y León; o Maja Alto y Tallisca, en Andalucía.

Este pedido dará continuidad a la carga de trabajo de la fábrica de Hiasa en Avilés. En total, Iberdrola ha adjudicado ya a la empresa asturiana contratos por cerca de 94 millones de euros en un conjunto de proyectos que rozan los 2.000 MW de potencia.

Se trata de los encargos realizados para las plantas fotovoltaicas de Nuñez de Balboa y Peñarrubia (Badajoz); Campo de Arañuelo I, II y III, Cedillo y Tagus I-IV (Cáceres); Andévalo (Huelva); Romeral (Cuenca), Puertollano (Ciudad Real), Ciudad Rodrigo y Villarino (Salamanca); Revilla-Vallejera (Brugos); y Teruel.

La última adjudicación incluye el suministro de seguidores para dos de los proyectos, unos dispositivos que permiten orientar los paneles solares para que permanezcan perpendiculares a los rayos solares. Estos componentes son fabricados a medida para cada instalación, lo que requiere un profundo conocimiento de la tecnología.

El grupo presidido por Ignacio Sánchez Galán cuenta con proveedores asturianos para numerosos trabajos relacionados con proyectos verdes y la descarbonización como la gestión de redes, protección y vigilancia medioambiental, construcción de subestaciones, reparación de generadores o mantenimiento de centrales hidráulicas, entre otros.

Compras por 166 millones a proveedores asturianos

Solo durante el último ejercicio, Iberdrola realizó compras y contrataciones de servicios a más de un centenar de proveedores asturianos por 164 millones de euros.

Entre sus principales suministradores destacan Windar, que está realizando en sus instalaciones Avilés las 50 piezas de transición del parque eólico marino Baltic Eagle, que la compañía construye en el mar Báltico (Alemania).

En el proceso participan también cerca de 30 compañía locales, entre las que se encuentran empresas de producción de acero, componentes, equipos, pruebas y maquinaria auxiliar.

Windar también se encargará de suministrar estos elementos para el parque eólico marino Vineyard Wind 1 que Iberdrola desarrolla en Estados Unidos.

Además, la compañía asturiana ha fabricado los pilotes del parque de Saint-Brieuc - el primer gran parque de energía eólica marina del grupo Iberdrola en Francia - en el marco del contrato adjudicado al consorcio Navantia-Windar. En total, Iberdrola ha adjudicado hasta la fecha a este consorcio contratos por un valor superior a los 1.000 millones de euros.

Iberdrola ha invertido en Asturias 350 millones de euros en los últimos cinco años y espera elevar esta cifra hasta los 500 millones de euros en el próximo lustro.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments