Energía

Moncloa se abre a cambiar el plan de ahorro energético y consigue el apoyo de sus socios

  • Teresa Ribera descarta un racionamiento de energía en España este invierno
Madridicon-related

El Gobierno ya tiene amarrados los apoyos para que se convalide el decreto de ahorro energético, que este jueves se enfrenta a la Cámara Baja. El PNV y ERC, las piezas clave que faltaban por encajar, han allanado el camino para que el Gobierno saque adelante la norma, pese a la oposición PP, Vox y Ciudadanos.

Concretamente, el grupo vasco anunció este miércoles que votará a favor de la convalidación del decreto. Por su parte, el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, confirmó que no se opondrá, aunque no aclaró si votará a favor o se abstendrá. Los pronunciamientos de ambos partidos se producen después de que Moncloa abriese la puerta a la "posibilidad" de modificar aspectos del decreto energético, para lo que tendría que tramitarse como proyecto de ley.

Aunque la ministra aclaró que prefiere su convalidación para no generar incertidumbre entre los ciudadanos, de tramitarse la norma como proyecto de ley, se abriría un plazo para que los partidos puedan presentar sus enmiendas e introducir cambios al plan de ahorro energético.

ERC celebró este cambio de postura por parte del Gobierno. "No es la primera vez que se presenta aquí algo sin poder negociar, y es una buena noticia que se pueda", señaló, haciendo hincapié en la posibilidad de "mejorar" el texto para que incluya medidas "estructurales y no coyunturales". El PNV, sin embargo, anticipó que no respalda que el decreto sea tramitado como proyecto de ley, pues asegura que las medidas contempladas deben aplicarse "con inmediatez" a fin de que "logren el efecto requerido".

Con el esquema actual, el Ejecutivo cuenta actualmente con 161 votos a favor (PSOE, Unidas Podemos, PNV, Compromís y PRC) frente a 153 en contra de PP, Vox, Ciudadanos, Coalición Canaria, Foro y los dos tránsfugas de UPN y un exdiputado de Cs.

En una entrevista en Telecinco, la vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, defendió que las medidas adoptadas hasta el momento no han tenido ningún "efecto negativo".

Aseguró que para este primer paquete han existido conversaciones con los sectores afectados y con los grupos parlamentarios y afirmó que la intención del Ejecutivo es "no introducir muchas más medidas obligatorias, sino más bien recomendaciones, flexibilizaciones para el sector industrial".

La formación liderada por Alberto Núñez Feijóo considera las medidas "improvisadas"

Sin embargo, en las últimas semanas la oposición no ha dudado en mostrar en su disconformidad con las medidas establecidas y con la falta de consenso en la elaboración de las mismas. El Partido Popular y Ciudadanos mostraron su negativa a aprobar el actual texto, mientras que Vox amenazó incluso con recurrir ante el Tribunal Constitucional.

La formación liderada por Alberto Núñez Feijóo considera las medidas "improvisadas" y criticó que se hayan implantado sin haberlas consensuado con las comunidades autónomas. Ciudadanos, por su parte, tachó el plan de "chapuza jurídica" y dijo que no será favorable a la norma si esta no se "corrige".

Razonamiento energético

La vicepresidenta aprovechó la entrevista para descartar la implantación de un racionamiento energético este invierno en España ante la escalada de precios a la que se enfrenta Europa.

Hablamos de una medida que, en opinión de la ministra, sí que se puede ser factible en países "tan importantes como Alemania o Austria". "No en nuestro caso. Hemos facilitado medidas para reducir consumos redundantes. No necesitamos iluminar un escaparate por la noche o tener el termostato por encima o por debajo de la temperatura de confort", puntualizó en la entrevista.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud