Energía

Las electrointensivas alertan del riesgo de deslocalización si los costes no bajan en 2022

  • AEGE pide a las eléctricas que ganen "un poquito menos" para evitar pérdidas
Madrid

El director general de la Asociación de Empresas de Gran Consumo de Energía (AEGE), Fernando Soto, ha afirmado hoy en Santander que "la clave" del "problema mayúsculo" que afecta a toda la industria electrointensiva española desde abril, con unos precios tan altos que serán "inasumibles" de mantenerse en los próximos meses, la tienen las eléctricas, por lo que ha pedido que estas empresas ganen "un poquito menos" para que la industria "deje de seguir perdiendo".

Soto se ha pronunciado así en el Foro SER Cantabria, donde ha hablado de la situación que atraviesa la industria electrointensiva, al mismo tiempo que la AEGE se reunía con la ministra de Industria, Reyes Maroto, para abordar posibles noticias de las eléctricas y decisiones del Ejecutivo de cara al Consejo de Ministros de mañana. En todo caso, ha subrayado la necesidad de negociar y de adoptar decisiones de manera inmediata. "No se puede postergar la toma de decisión para mañana, hay que tomarlas ya", ha enfatizado, porque "la industria no puede esperar más tiempo".

Al respecto, ha advertido de que los parones de actividad de las industrias electrointensivas que ahora son "días esporádicos" podrían ser "más rutinarios si esto no mejora. Que esperemos que sí, pero hay que tomar decisiones a corto plazo" entre todos, aunque la "clave" está en las eléctricas, a las que ha recordado que las industrias son "sus grandes clientes". "Si ofrecen contratos a precios competitivos ganarán algo menos pero no dejarán de ganar y conseguirán que la industria aguante el chaparrón de 2021 y podamos ver con más claridad 2022". Soto ha afirmado que 200 euros megavatio hora por la noche "no son precios económicos, no tienen lógica" y dejan a las electrointesivas "a los pies de los caballos si la situación se mantiene unos meses más".

La asociación, constituida por 26 grupos industriales a los que recientemente se ha incorporado Reinosa, acumula en lo que va de año unos sobrecostes de más de 1.500 millones de euros respecto a Francia y Alemania, y el equilibrio no es posible porque los precios de la electricidad no son competitivos cuando el coste del megavatio hora puede llegar a alcanzar el 80% de los costes de producción. "Es inasumible", ha advertido. "Hay empresas que han decidido parar con estos precios y, de seguir así, en 2022 habrá negocios que no serán viables", ha afirmado, apuntando que "el fantasma de la deslocalización empieza" a planear sobre las fábricas españolas.

Para mayor competitividad es necesario desarrollar interconexiones, pero solo es una solución medio o largo. Además, el estatuto electrointensivo recoge medidas que no son suficientes y tienen poco impacto económico para reducir el diferencial. A corto plazo, Soto ha reclamado una energía "a precios competitivos", con el referente de 42 euros el megavatio hora. Al respecto, ha señalado que en España hay "5.000 megavatios de carbón que están escondidos", y que "todo lo que sea sumar" para bajar los precios debería tenerse en cuenta.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Economia hundida
A Favor
En Contra

Economia hundida desde los despachos de Industria ..Especuladores , multinacionales , bancos accionistas y politicos corruptos en nomina de electricas y petroleras

Puntuación 0
#1