Energía

Feijóo invita a Repsol e Inditex a entrar en su plan de una fábrica de textil verde

  • La Xunta promueve una instalación que supondrá invertir 950 millones
Josu Jon Imaz, consejero delegado de Repsol

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Nuñez Feijóo, quiere embarcar a Repsol e Inditex en su proyecto de construir una gran fábrica de viscosa -un producto de fibra celulosica- con el que producir textil sostenible en Galicia.

El presidente autonómico prepara dos grandes proyectos tractores para la economía gallega que pasarían por la construcción de esta planta de producción de fibras textiles sostenibles y un centro para el impulso de la economía circular a través del cual se desarrollará una instalación para la generación de biogás y una planta de fertilizantes.

En este sentido, Feijóo destacó las posibilidades de avanzar en el ámbito de la colaboración público-privada, aprovechando las sinergias que se pueden compartir con Repsol a través de las líneas de producción con las que ya cuenta en Galicia, como es el caso del biogás y los biocombustibles.

En el encuentro también han estado presentes el vicepresidente segundo y consejero de Economía, Empresa e Innovación, Francisco Conde López; la directora general de Planificación Energética y Recursos Naturales de la Xunta de Galicia, Paula Uría; y por parte de Repsol, el director general de Transición Energética, Sostenibilidad y Tecnología, Luis Cabra, y la directora del Complejo Industrial de A Coruña, Natalia Barreiro.

Imaz explicó a Feijóo los planes de la compañía en Galicia. Uno de los más destacados es la producción de hidrógeno renovable a partir del biogás obtenido del tratamiento de residuos urbanos. Este hidrógeno se incorporaría al proceso de fabricación de los combustibles líquidos, en sustitución del que se genera a partir de gas natural, reforzando los procesos de economía circular y generación renovable, así como el reciclaje.

En la reunión también se ha tratado la posible implantación de nuevas tecnologías en las actuales unidades de la refinería de A Coruña para incrementar la capacidad de producción de biocombustibles avanzados a partir de materias primas sostenibles y residuos procedentes de hogares y de la industria agroalimentaria del entorno.

Economía circular

Repsol apuesta por la economía circular como uno de los pilares para transformar sus centros industriales en grandes polos multienergéticos, capaces de utilizar residuos de diferente naturaleza y convertirlos en productos neutros en carbono. De este modo, no solo se mejora la gestión de los residuos, reduciendo la cantidad que termina en un vertedero, sino que además se transforman en productos de alto valor añadido que pueden emplearse como combustible de baja huella de carbono.

Otra de las iniciativas que está en estudio consiste en el aprovechamiento de los focos de calor residual de la refinería de A Coruña para calentar el agua destinada a alguno de los núcleos urbanos próximos, lo que supondría un ahorro energético y, por tanto, una reducción de las emisiones.

En cuanto a digitalización, se han puesto sobre la mesa medidas para incrementar la eficiencia operativa de los procesos industriales y la seguridad mediante la automatización de algunas tareas, la evaluación y conectividad en tiempo real, y una mayor integración de la cadena de valor aprovechando la analítica avanzada.

El objetivo final de todas estas medidas potenciales es reforzar la competitividad del sector industrial de Galicia e impulsar su carácter tractor en el tejido empresarial, sobre todo entre los pequeños y medianos proveedores, especialmente en el entorno de la refinería de A Coruña.

Además del Complejo Industrial de A Coruña, Repsol cuenta en Galicia con una red de más de 260 estaciones de servicio, suministra combustibles en 72 puertos y los tres principales aeropuertos.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud