Energía

Repsol quiere salir de su negocio de exploración en Rusia, Malasia e Irak

  • Revisará también su presencia en Australia, Irlanda, Grecia, Marruecos y Vietnam

Repsol se prepara para reducir su presencia en el negocio de exploración y producción de 25 a 14 países con la intención de centrarse en desarrollar proyectos de ciclo corto, que puedan ser gestionados con flexibilidad y con una intensidad de capital limitada. La petrolera quiere mantenerse únicamente en las zonas que considera estratégicas y abandonará lentamente el resto durante la ejecución de su plan de inversión hasta el año 2025.

Este cambio estratégico supone en la práctica que Repsol saldrá de países como Rusia, Malasia, Irak, Australia, Grecia, Irlanda, Marruecos, Vietnam y Ecuador.

La producción se situará en una media aproximada de 650.000 barriles equivalentes de petróleo diarios, pero se centrará en lograr un mayor valor.

La petrolera, no obstante, no ha cifrado un montante concreto por estas posibles desinversiones, ya que los 1.400 millones que ha contabilizado se corresponden con los ingresos que espera obtener de la incorporación de un socio o una OPV al negocio de renovables.

La petrolera se encuentra en estos momentos en plena operación de venta de su negocio en Ecuador y durante los años pasados ya salió de algunas zonas en las que consideraba que no había desarrollo como Namibia, Angola, Liberia, Bulgaria, Papua Nueva Guinea o Sierra Leona.

Las probables desinversiones de la petrolera tendrán un mayor impacto en Rusia y Malasia, que son los países en los que hay una mayor producción. Repsol cuenta en Rusia con un acuerdo con Gazprom Neft y Shell para la exploración de dos bloques con licencia fronterizos: Leskinsky y Pukhutsyayakhsky. Ambos pozos están situados en la península de Guida en la costa de Siberia. Gazprom Neft cuenta con una participación del 50% y Repsol y Shell del 25% cada uno, pero el acuerdo que estaba previsto firmar durante este año podría no llegar a materializarse.

En diciembre del año pasado, la petrolera firmó un acuerdo con Gazprom Neft para llevar a cabo exploraciones geológicas en seis bloques con licencia en la zona de Karabashsky de la región autónoma de Khanty-Mansi, al sudoeste de Siberia. Repsol compró el 50,1% del capital de la compañía Karabashsky-6 LLC, lo que iba a permitirle continuar expandiendo la prospección en Rusia.

En Malasia, la petrolera perforó el año pasado con resultado positivo los pozos Bunga Saffron-1 y Bunga Saffron-1 ST1, situados en el bloque offshore PM-03 CAA. Repsol es la compañía operadora con el 35% de participación.

Repsol saldrá también de otros países donde principalmente mantiene contratos de exploración. La compañía cuenta con un contrato exploratorio en Grecia situado en el mar Jónico al norte de Kefalonia y al oeste de las islas de Lefkada y Corfú, así como con otros dos bloques onshore.

La petrolera, no obstante, puede mantener su presencia en algunos de estos países en otro tipo de negocios como puede ser el caso de Marruecos donde está estudiando la inversión en renovables e hidrógeno.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud