Energía

La industria del gas natural en EEUU roza el colapso: muere de éxito como sucedió con los frackers de la Cuenca Pérmica

  • Por primera vez desde 2016 la cotización del gas cae de los 2 dólares
  • Los productores del Pérmico están agravando la situación
  • Las compañías responden con provisiones y ajustes millonarios

La región de los Apalaches en EEUU se ha convertido en El Dorado del gas natural extraído por las técnicas del fracking y explica que el país se haya situado como principal productor del mundo. Gracias a esta expansión histórica, el precio del gas natural se está desplomando para los consumidores y está arrinconando el uso del carbón en el ámbito doméstico. Pero el boom de la industria está teniendo su lado oscuro. La producción y oferta es tan abrumadora que el mercado se está inundado.

Como sucedió con el fracking en la Cuenca Pérmica, la industria del gas natural en EEUU roza la muerte por su éxito. Las empresas de extracción han puesto tanto gas natural en el mercado que los precios se han derrumbado hasta el punto que continuar con su actividad les hace entrar en pérdidas. Por primera vez desde 2016, la cotización del gas natural baja del nivel de 2 dólares por millón de unidades termales británicas (BTU). A estos precios, no es rentable perforar y las compañías arrastran una elevada deuda para abrir nuevos pozos.

La situación está provocando despidos y amortizaciones y recortes de gastos millonarios. Pero los esfuerzos están siendo insuficientes para frenar el aumento de oferta. No solo son los Apalaches los que vuelcan su producción, también la Cuenca Pérmica, aunque su principal producción sea el crudo. Para desgracia de los productores de gas natural, los frackers de la Cuenca Pérmica consideran el gas natural como un subproducto, a veces molesto para su principal producción, y no les importa vender a pérdidas.

La Cuenca Pérmica está contribuyendo a tirar a la baja los precios del gas

Cuando un pozo comienza a producir, aparece gas natural mucho menos valioso junto con el crudo. Las tuberías pueden capturar ese gas, pero cuando no hay suficientes, los productores se tienen que deshacer del gas para no dejar de bombear petróleo. Solo tienen dos opciones venderlo o quemarlo. Este año, en el Pérmico los precios locales del gas se han vuelto negativos varias veces, lo que significa que los perforadores en realidad estaban pagando a los clientes para transportar su gas.

Tampoco está ayudando el clima. Este invierno está siendo inusualmente cálido y los niveles de inventarios están por encima de su promedio estacional. Los precios de futuros muestran que los operadores no esperan que los precios del gas aumenten por encima de los 2,6 dólares incluso en los meses más fríos, cuando la demanda generalmente alcanza su punto máximo.

"La industria está siendo víctima de su propio éxito", explica Devin McDermott, analista de Morgan Stanley a Bloomberg. "No solo hay un exceso de oferta en los EEUU, sino también en Europa, en Asia y en todo el mundo", subraya.

Según McDermott, los productores estadounidenses necesitan que el gas sea de al menos 2,50 dólares para generar flujo de caja libre. "A corto plazo, no creemos que sea realista ver un precio parecido", comenta.

La depresión de los precios se refleja en el balance de muchas empresas. Chesapeake Energy, una de las compañías más rentables entre los frackers estadounidenses, ya no lo es y lucha para devolver 9.000 millones de dólares de deuda. En noviembre advirtió al mercado que entrará en bancarrota. EQT Corp, el mayor productor nacional de gas, reconoció un impacto de 1.800 millones de dólares, debido en parte a los bajos precios.

Incluso los gigantes del petróleo no son inmunes. Chevron anunció 11.000 millones de dólares en provisiones, más de la mitad de eso atribuible a la depreciación de activos de gas de los Apalaches. Por su parte, los productores como Cabot Oil & Gas y Range Resources están respondiendo con recortes en inversión, como casi todo el sector. 

Sin embargo, las rebajas en la inversión apenas tendrá impacto en los niveles de producción en EEUU. La Agencia Internacional de la Energía pronostica que seguirá marcando récords al aumentar un 3% en 2020 hasta los 95.000 millones de pies cúbicos.

El gas está siendo atacado en algunas partes de EEUU por legisladores que buscan prohibir todos los combustibles fósiles

A pesar de ser promocionado como un combustible puente más ecológico que permite a las empresas de servicios públicos reducir sus emisiones en el camino hacia un futuro libre de carbono, el gas está siendo atacado en algunas partes de los Estados Unidos por legisladores que buscan prohibir todos los combustibles fósiles.

Una salida para el exceso de suministro en EEUU ha sido el naciente sector de exportación de gas natural licuado (GNL) de los Estados Unidos. Desde que el primer cargamento de combustible GNL, el país ha saltado a las primeras filas de los proveedores mundiales. Sin embargo, la guerra comercial ha parado en seco las expectativas.

China ha impuesto aranceles al GNL estadounidense, cortando efectivamente un mercado importante. A pesar del acuerdo comercial de la primera fase de la semana pasada, en el que China acordó comprar 52.400 millones de dólares adicionales de productos energéticos de EEUU, Incluido GNL, no está claro si las tarifas se eliminarán. Mientras tanto, los precios internacionales del GNL se han desplomado, y hay dudas sobre si el mercado global puede tomar absorber suministro disponible.

"Simplemente no creemos que podamos sostener la reducción de las exportaciones de GNL a finales de este verano", afima Clifton White, estratega de materias primas para Bank of America. "Eso obligaría al mercado a fijar precios lo suficientemente bajos como para encontrar una demanda creciente en el sector eléctrico interno".

Todo este dolor seguramente se reflejará en los números de producción en algún momento. La Agencia de la Energía Atómica pronostica que la producción de gas natural en EEUU disminuirá en 600 millones de pies cúbicos el próximo año, la primera disminución anual desde 2016, ya que los precios bajos finalmente frenarán la perforación en los Apalaches. Esto, combinado con la posible eliminación de aranceles, podría finalmente proporcionar el tipo de catalizador positivo que los productores estadounidenses están buscando desesperadamente.

Muchos exportadores de GNL de EEUU probablemente esperan, si no rezan, que China importe más gas de EEUU

"Muchos exportadores de GNL de EEUU probablemente esperan, si no rezan, que China importe más gas de EEUU a raíz del acuerdo comercial de la primera fase", indica Rich Redash, analista de gas de S&P Global Platts.

Mientras tanto, algunos inversores están dispuestos a mirar más allá de los desafíos actuales. El propietario de los Dallas Cowboys, Jerry Jones, ha estado buscando más activos de gas en los Estados Unidos. Dos de los negocios más grandes en la industria en el último año han sido adquiridos por operadores extranjeros, la japonesa Osaka Gas y la tailandesa Banpu.

Estos acuerdos ofrecen esperanza en el horizonte a la espera de una fuerte demanda mundial de gas, en gran parte de Asia. EEUU sería el gran vencedor a largo plazo. Aún así, Banpu no planea perforar sus nuevas reservas en el Barnett Shale en el norte de Texas hasta que los precios del gas aumenten a alrededor de 3,5 dólares.

"Estoy bastante seguro de que dentro de cinco años, eso sucederá", apuntó Chris Kalnin, CEO de BKV Oil & Gas Capital Partners, el vehículo de inversión para Banpu, en una entrevista el mes pasado.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum3
forum Comentarios 3
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

@
A Favor
En Contra

Esta noticia me ha traído a la memoria las del petróleo en febrero de 2016. Igualita. Excedentes, quiebras, energía fósil etc etc etc.

Puntuación 2
#1
@
A Favor
En Contra

Desde luego al de la foto le pagan bien, no le falta de comer.

Puntuación 1
#2
Francisco
A Favor
En Contra

Es bueno recordar noticias como esta por que las vamos a ver cada vez mas. Que se acaba el petroleo??? Desabastecimiento??? CUENTO CHINO. No saben donde meterlo. La tecnologia ha revolucionado de tal forma que, junto con las energias verdes, va a dejar petroleo y gas en sus respectivos pozos a la espera de que alguna necesidad futura permita explotarlos....

Puntuación 15
#3