Energía

EDP se anota 200 millones de pérdidas por el carbón

EDP ha tenido que anotar en sus cuentas unas pérdidas de 200 millones de beneficio neto por sus centrales de carbón. La eléctrica se ha visto forzada a provisionar 300 millones ante la pérdida de competitividad de sus centrales provocada por el incremento de precios del CO2 así como la fuerte caída de los precios del gas.

El impacto está sujeto a la aprobación de los auditores externos. Este coste contable extraordinario, que es neutro en términos de flujo de caja, no afectará a la política de dividendos de la compañía anunciada en marzo de 2019, que definió un mínimo de 0,19 euros de dividendo anual por acción para el período 2019-2022 período.

EDP mantiene su posición de liderazgo en la transición energética, con un claro crecimiento centrado en las energías renovables. En 2005, las renovables representaron sólo el 20% de la producción de electricidad de la empresa, que aumentará hasta el 66% en 2018.

EDP pretende alcanzar un objetivo de sostenibilidad para 2030, a saber, alcanzar el 90% de la cuota de producción de renovables y reducir las emisiones específicas en un 90% con respecto a los niveles de 2005.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0