Empresas y finanzas

El aceite de oliva logra romper la trayectoria alcista del girasol

  • En los últimos 15 años ha crecido un 34% la producción mundial
  • Un 20% del olivar español está en riesgo de desaparición
Foto: Archivo.
Madrid

El aceite de oliva logra frenar por primera vez en muchos años el fuerte crecimiento experimentado desde 2002 por el de semillas, fundamentalmente, el de girasol, que ha aumentado sus ventas un 45% desde entonces. Un informe de Deoleo, la multinacional española de la alimentación centrada en el aceite de oliva y productos relacionados, propietaria de marcas como Koipe, Hojiblanca, Carbonell o Bertolli, pone de manifiesto que tras el fuerte crecimiento experimentado desde principios de siglo, el consumo de girasol cayo en 2018 un 5,5%, mientras que el de oliva creció casi un 2%. Desde 2003 a 2018 se ha pasado, en el caso del aceite de girasol, de 145,4 millones de litros a 209,2 millones. Por el contrario, en los últimos 15 años en el consumo de aceite oliva ha pasado de 304,4 millones de litros anuales a 294,4 millones, un 2,1% menos.

En conjunto, el consumo de aceite en general en España ha crecido en el periodo analizado un 11,2%, un incremento en consonancia con la evolución del 11,1% de la población. Sobre todo lo hizo el aceite de oliva virgen extra, con un ascenso del 152%, en tanto que la categoría del aceite de oliva fue la gran perjudicada con una caída del 36,1% -un total de 5,9 millones de litros-, algo que Deoleo achaca a la sofisticación del consumidor.

Si los datos referidos anteriormente solo reflejan un cambio de tendencia en las preferencias del consumidor, sí que resulta preocupante, como alerta el estudio de Deoleo, el hecho de que un 20% del olivar español esté en riesgo de desaparición. Ya se encuentran en proceso de abandono un total de 130.000 hectáreas de Olivar Tradicional No Mecanizable (OTNM), y más de 500.000 podrían desaparecer en la próxima década. Así, se encuentran en riesgo 200.000 pequeñas explotaciones -de entre una y tres hectáreas cada una- pertenecientes a 300.000 familias de Andalucía, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Cataluña y Aragón, que podrían desaparecer en los próximos diez años, lo que agravaría aún más el problema de la despoblación en la 'España vacía'.

Para Deoleo, detrás de la aceleración en el proceso de abandono y desaparición del olivar tradicional se encuentran la atomización, unas agresivas prácticas comerciales y el hecho de que los costes productivos por kilo de aceite de oliva por tipo de cultivo oscilan entre los 0,8 euros de las explotaciones de alta densidad y los 2,4 euros/kilo de media -en ocasiones hasta tres euros- de la tradicionales, las cuales se ubican en fincas de alta pendiente y no mecanizables, lo que las sitúa bajo el umbral de la rentabilidad.

Este tipo de olivar, único y muy característico de España, utiliza varietales autóctonos adaptados a sus climas y suelos, cada uno con su perfil organoléptico diferencial y propiedades exclusivas de aceites de oliva que, en otro caso, no existirían.

Deoleo: "El olivar español está en serio peligro por la brecha creciente entre producción y consumo"

Además, el OTNM aporta beneficios medioambientales como la absorción de CO2 -un millón de toneladas al día-, reduce la erosión del suelo y la desertización, y mantiene el ecosistema animal. Asimismo, su cuidado y mantenimiento evitan la propagación de plagas como la xylella, que está causando estragos en Italia.

El estudio de Deoleo, titulado Salvemos el buen aceite, compañía que dirige como nuevo consejero delegado Ignacio Silva, señala que la sostenibilidad del olivar español, sobre todo el tradicional no mecanizable, "está en serio peligro por la brecha creciente entre producción y consumo en España y en todo el mundo. Para Juan Vilar, analista oléico internacional y autor de este estudio, "es posible y necesario revertir esta situación. Hace falta el compromiso de todos los agentes del sector para mantener un tipo de olivar que tiene un importante papel social, económico y medioambiental, que es típicamente español y que, por su singularidad, aporta una enorme riqueza y variedad a la oferta de aceite de oliva".

En los últimos seis años, el sector del olivo internacional ha experimentado una gran expansión con más de 11,6 millones de hectáreas de olivar distribuidos en 64 países productores encabezados por España, Italia y Grecia. Durante los últimos 15 años, se ha pasado de 46 a 64 países productores; se han plantado 1,65 millones de hectáreas -diez nuevas cada segundo- y se ha incrementado un 34% la producción mundial.

Como recuerdan desde Deoleo, el olivar tradicional español es parte fundamental de la cultura española, su economía y su marca país. Para protegerlo, la multinacional española promueve alianzas en toda la cadena de suministro, algunas ya están en marcha, encaminadas a garantizar la trazabilidad y la calidad de sus aceites de oliva virgen extra (AOVE) -desde el olivo hasta la mesa-, la protección del medioambiente y los recursos naturales.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum2

LESTAULANTE LI
A Favor
En Contra

AFEITE DE GILASOL EL MEJOL

Puntuación -2
#1
Eso
A Favor
En Contra

No tenéis ni idea.

El aceite de girasol no se usa para freír patatas. Mucha gente se lo está echando al coche como combustible diésel. Así que no es comparable.

https://m.forocoches.com/foro/showthread.php?t=6127773

Puntuación 0
#2