Empresas y finanzas

Iridium venderá activos concesionales en España por unos 400 millones

  • La operación incluye la desinversión en seis autovías de peaje en sombra
Sede de ACS. Foto: Archivo

ACS ha lanzado la venta de varios activos concesionales en España que opera a través de Iridium. Entre las desinversiones figuran seis de las nueve autovías de peaje en sombra que gestiona en el territorio nacional, según explican fuentes financieras a elEconomista. Asimismo, de acuerdo con otras fuentes, también ha planteado la venta de sus participaciones minoritarias en las estaciones de la línea 9 del metro de Barcelona. El valor que estima el mercado para los activos se sitúa cerca de los 400 millones de euros, si bien el importe para ACS dependerá del porcentaje de sus participaciones que venda.

Los nueve peajes en sombra que gestiona la filial de ACS suman una longitud de más de 360 kilómetros de autovía y acumulan un volumen de inversión conjunto superior a los 1.530 millones de euros, según los datos oficiales de la empresa. Se trata de la A-308 Iznalloz-Darro, en Andalucía; la A21- Autovía del Pirineo (Navarra), la Autovía de la Mancha (Castilla-La Mancha), la Autovía de los Pinares (Castilla y León), la Autovía del Camp del Turia CV-50 (Comunidad Valenciana), la Autovía Medinaceli-Calatayud, que discurre por Castilla y León, Castilla-La Mancha y Aragón, la Autovía AG-56 Santiago Briónel (Galicia), y el Eje Diagonal y la Autovía C-14 Reus-Alcover, ambas en Cataluña.

Estas dos últimas son titularidad de la Generalitat de Cataluña, mientras que las siete primeras lo son del Estado. Son contratos, todos ellos, con una larga vida de concesión. De hecho, los vencimientos oscilan entre los años 2026 y 2042. De acuerdo con las fuentes consultadas, el Eje Diagonal y la Autovía AG-56 figuran entre las incluidas en la operación.

En función del apetito de los inversores ejecutará una venta parcial o total de sus participaciones, que van desde el 40% al 100%. Los compradores potenciales son fondos de inversión en infraestructuras, que en los últimos meses se han aproximado a varias concesionarias interesándose por posibles ventas de activos. Queda excluida la venta a Abertis, que en virtud del pacto de accionistas entre ACS y Atlantia, la concesionaria tiene una opción de primera oferta sobre aquellas autopistas que el grupo que preside Florentino Pérez decida traspasar. El grupo de origen catalán tiene, sin embargo, el foco puesto en las vías de peaje directo.

La modalidad de peaje en sombra implica que la empresa construye y financia la carretera y la Administración paga anualmente un canon en función del tráfico y la disponibilidad. Así, los usuarios no pagan directamente, sino que se costean vía impuestos.

Otras desinversiones

ACS encaja estas desinversiones dentro de la estrategia de rotación de activos maduros. Con ello, obtendrá fondos para amortizar deuda -podrá repagar la financiación para comprar Abertis- e invertir en nuevos proyectos concesionales. La multinacional española ya mantuvo contactos con asesores financieros y legales en el verano de 2018 para acometer la venta de sus concesiones de carreteras en España, pero no ha sido hasta ahora cuando ha dado mandato para lanzarla.

Paralelamente, ACS está testando el interés por sus participaciones minoritarias, del 10%, en la concesionaria de las estaciones de los tramos II y IV de la Línea 9 del Metro de Barcelona

El grupo liderado por el también presidente del Real Madrid tiene en estos momentos en marcha igualmente la puesta en valor de su filial de renovables Zero-E. Ha analizado dos posibilidades: una salida a bolsa del 49% del capital o la entrada de socios en una venta directa. En las próximas semanas adoptará una decisión definitiva.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0