Empresas y finanzas

La Operación Chamartín de Madrid beneficiará a más de 300.000 personas entre trabajadores y nuevos habitantes

  • El nuevo equipo retoma el mismo proyecto de Carmena sin cambios
Martínez Almeida con Begoña Villacís. Foto: eE

Más de 300.000 personas –entre trabajadores y nuevos vecinos– se verán beneficiadas del desarrollo de Madrid Nuevo Norte, la operación urbanística más grande de Europa, y una de las más grandes del mundo, que desde el próximo 25 de julio quedará desbloqueada por el alcalde la capital de España, José Luis Martínez Almeida, en el pleno municipal que se celebrará en el Ayuntamiento de Madrid.

Después de pasar por la Comisión de Desarrollo Urbano pertinente, con Mariano Fuentes (de Ciudadanos) como delegado de área, y tras 26 años de frenazo administrativo, el gobierno municipal llevará a pleno la aprobación provisional del proyecto que más tarde necesitará el visto bueno de la Comunidad.

16.000 millones de ingresos fiscales

A continuación vendrán los trámites de reparcelación, convenios de gestión, de urbanización, creación de calles, generación de servicios, aceras o alcantarillado. En definitiva, una batería de trámites que pondrá la operación material en marcha en 2021 y cuyas primeras viviendas y oficinas podrán verse dentro de tres o cuatro años, en un proyecto global de 25 años.

La operación urbanística, que repercutirá en el Distrito Castellana Norte (DCN), y que acabará beneficiando a un 9,5% de los habitantes de la capital, dará trabajo de manera directa e indirecta a 200.000 trabajadores, con una población flotante aproximada de 100.000 nuevos habitantes.

El concejal delegado de Desarrollo Urbanístico, Mariano Fuentes, destaca para eE los 3.000 millones de m2 de superficie, los 7.100 millones de inversión inicial y los 16.000 millones de ingresos fiscales que generará a la administración dicho proyecto, añadiendo la inversión pública y privada.

Contará con un centro de negocios emulando a la City de Londres o la Défense de París

El futuro Distrito Castellana Norte incluye tres grandes rascacielos, compitiendo en altura con el skyline de Madrid. Ademas de 10.500 viviendas, contará con un centro de negocios emulando a la City de Londres o la Défense de París. Incluye servicios públicos, colegios, hospitales, instalaciones deportivas, residencias de la tercera edad, centros culturales y lugares de ocio, amén de un gran parque central. Al desarrollo se añade la remodelación de la Estación de Chamartín, convirtiendo este enclave en una centro de comunicaciones ferroviarias de primer orden, abarcando seis lineas de metro, un autobús interno, una parada de metro ligero y paradas de cinco cercanías.

Madrid Nuevo Norte fue una de las operaciones que el anterior equipo del Ayuntamiento de Madrid, liderado por Manuela Carmena, se encontró en los cajones del consistorio. La anterior edil desestimó el plan de Ana Botella –que se remonta a 1993, con Josep Borrell como ministro de Obras Públicas–, retrasando el proyecto hasta el minuto final de su legislatura, cuando recibió el beneplácito de la Comunidad de Madrid para seguir con los trámites del desarrollo del DCN.

En opinión del actual equipo municipal, Carmena optó por dejar "en un segundo plano las necesidades de la ciudad, antes que enfrentarse a la división de su equipo de gobierno –una parte de él, contraria al desarrollo urbanístico de la zona de Chamartín–, y frenada por el momento electoral, prefirió no llevar a pleno la aprobación provisional del proyecto", sostienen fuentes municipales a elEconomista.

No en vano, el nuevo equipo retoma el mismo proyecto de Carmena sin cambiarle ni una sola coma, asumiendo que no es el mejor de los proyectos pero que "hay que aprovechar la oportunidad y poner todo en marcha. Ahora lo que no queremos son condicionantes externos", señala Fuentes.

Llegados a este punto, el Ayuntamiento presidido por Martínez Almeida espera la lealtad del equipo de la exregidora Carmena, y por tanto su voto en positivo a la aprobación del proyecto, ya que se trata del mismo plan que ella creó.

Viviendas oficiales entre 150.000 y 200.000 euros

La operación urbanística que desarrollará el Distrito Castellana Norte comprende la construcción de 10.500 viviendas, de las cuales 2.500 serán de protección oficial. En este caso, el precio de las viviendas estará sujeto a los precios establecidos tanto por el Ayuntamiento como por la Comunidad.

Sin contar las viviendas en régimen de alquiler, Madrid Nuevo Norte ofrecerá a una bolsa para adquirir en propiedad en precios aproximados entre los 150.000 y los 200.000 euros. Pero Madrid Nuevo Norte no será la única zona de la capital donde se edificarán nuevas viviendas.

El nuevo alcalde del Consistorio madrileño, José Luis Martínez Almeida, acaba desbloquear el desarrollo del sureste de la capital, donde tiene previsto construir 104.000 viviendas, justo el doble que las prometidas por del anterior equipo de Gobierno de Manuela Carmena. En este sentido, Fuentes ya ha anunciado que el Ayuntamiento retirará el recurso presentado por Carmena sobre la nulidad del plan director.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0