Empresas y finanzas

Javier Valle (Juul): "Dos de cada tres fumadores de EEUU que prueban el vapeador dejan el tabaco tradicional"

  • El producto se dirige a fumadores que quieren dejarlo
Javier Valle, director general de Juul en España. Foto: eE

Juul ha revolucionado el mercado del vapeo. Creada por dos emprendedores de Estados Unidos, dio un salto de gigante cuando hace seis meses Altria, dueña de Philip Morris en EEUU, compró el 35% del capital por 12.800 millones de dólares (unos 11.200 millones de euros). Hace apenas unos meses, la firma ha desembarcado en el mercado español. Javier Valle, director general de Juul en España, explica los planes de negocio en nuestro país.

¿Cuál es el origen del grupo?

La firma nació a nivel mundial en 2015, de la mano de dos exfumadores, Adam Bowen y James Monsees, que tras hacer un máster en diseño técnico en Stanford (EEUU) presentaron como proyecto final una solucion al problema de dejar de fumar y al tabaco de combustión. Estuvieron 10 años trabajando en ello y en 2015 lanzaron una alternativa real al tabaco tradicional. En España, empezamos en octubre de 2018. Hemos ido abriendo también en Reino Unido, Alemania, Francia, Italia, Suiza, Israel... y ahora, más recientemente, en Irlanda y Corea.

¿Cómo ve el mercado español?

España es uno de los países con mayor prevalencia de fumadores adultos, con un 34% sobre el total de la población, y los últimos datos apuntan, además, que el consumo está creciendo. En EEUU, nos hemos hecho ya con el 70% del mercado del cigarrillo electrónico, que gana terreno ante la caída del tabaco tradicional. Esa participación equivaldría al 6% del total del mercado.

¿Cuál es el objetivo?

La estrategia de distribución en España está diseñada para buscar canales con los que llegar a los fumadores adultos. Tiene que existir una verificación activa de edad, vendemos de persona a persona y desechamos, por ello, las máquinas de vending. En las ventas online tenemos un doble sistema de verificación, reclamando el DNI. Y en la entrega del producto, solo se hace a mayores de edad. No en buzones ni en centros de recogida.

¿A quiénes se dirigen?

A fumadores que quieren dejarlo. Si alguien no es fumador, no debería ser usuario de Juul. Nuestro producto es una puerta de salida al tabaco, no una puerta de entrada al consumo de nicotina. Por eso, precisamente, no tenemos redes sociales, ni perfiles, ni utilizamos tampoco influencers. Es verdad que todo esto limita que podamos ir más rápido, pero preferimos actuar con responsabilidad.

¿Qué perspectivas tienen?

En España hay diez millones de fumadores y queremos ser una alternativa. Siete de cada diez quieren dejarlo y solo el 45% lo consigue. Sabemos que es muy difícil, sobre todo porque las alternativas que existían hasta ahora tenían unas tasas de éxito muy bajas. Sin embargo, hay estudios independientes que dicen que la tasa de éxito del cigarrillo electrónico, en general, duplica la de las terapias de reemplazo de la nicotina. Solo en EEUU, el 64% de los fumadores que han probado Juul han dejado el tabaco... y muchos en los primeros días. Hay que tener en cuenta que la mitad de la gente que quiere dejar de fumar recae en la primera semana.

¿Qué perspectivas tienen aquí?

El porcentaje de fumadores que logra dejarlo es muy bajo. Hay que tener en cuenta, además, que en España hay 450.000 usuarios de cigarrillos electrónicos, frente a 10,7 millones de fumadores. Es un negocio en el que no hay competencia, porque no está suficientemente desarrollado.

¿Por qué son una alternativa?

El perfil toxicológico es más bajo que el del cigarrillo de combustión. En Reino Unido, por ejemplo, las autoridades sanitarias han declarado ya que un cigarrillo electrónico es un 95% menos dañino que el tabaco de combustión, que tiene 7.000 agentes tóxicos que causan enfermedades.

¿En qué se diferencian?

La diferencia de Juul es que genera una sensación de saciedad. La tecnología nos permite un control de la temperatura y se consigue un pico de absorción de la nicotina que ofrece una sensación similar a la del tabaco tradicional.

¿Incrementará Altria la participación?

Altria tiene un 35% y está limitado a ser minoritario. De hecho, en seis años no puede crecer más de allá de esa cifra.

¿Desaparecerá el tabaco tradicional, como prevé Philip Morris?

No sé si el cigarrillo desaparecerá, desde luego no lo veremos nosotros. La industria alternativa, en cualquier caso, no acabará con él, será el usuario, por los hábitos de vida más saludables. La gente lo deja por razones de salud. Nosotros estamos aquí para el largo plazo y queremos actuar de forma totalmente responsable.

¿Qué fiscalidad tienen?

La de los productos de consumo, solo el IVA. En publicidad estamos limitados y nos autolimitamos nosotros más. Y nos parece justo. No podemos hacer televisión, radio, ni prensa escrita, solo medios especializados y exteriores.

¿Tienen apoyo de Sanidad?

Somos muy respetuosos con la Administración, pero creemos que hay países, como Reino Unido, donde se apoya la utilización de alternativas al tabaquismo, que han conseguido reducir el índice de fumadores. Ahora la tasa allí es del 14,9% y aquí, del 34%. Hay estudios que avalan que el perfil tóxico es inferior y los daños asociados no tienen nada que ver. Creemos que es una verdadera alternativa y lo que queremos es que se abra el debate.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0