Empresas y finanzas

Renault y Fiat Chrysler se disparan en bolsa al confirmar que estudian una posible fusión

  • La compañía gala llega a subir hasta un 16% y la italiana un 19%
  • Las sinergias podrían ascender a 5.000 millones al año

Renault y Fiat Chrysler Automobiles (FCA) se encuentran inmersos en el análisis de una posible fusión con el objetivo de crear un grupo líder en el que ambas partes controlarían el 50%, según han confirmado este lunes ambas compañías. Tras ello, sus acciones se han disparado en  bolsa. Fiat ha llegado a subir un 19% aunque ha cerrado con un 12,09%, mientras Renault llegó a superar un 16% para quedarse finalmente en un 7,98%. De salir adelante la operación nacería el tercer fabricante de automóviles del mundo.

En concreto, el grupo francés ha recibido una propuesta de FCA para la eventual fusión, que será analizada por su consejo de administración durante la mañana de este lunes. Por su parte, FCA ha entregado al grupo francés una oferta no vinculante para abordar dicha operación, en la que propone una fusión al 50%.

En un comunicado el fabricante galo ha subrayado que "después de una cuidadosa revisión de los términos de la propuesta amistosa de FCA, el Consejo de Administración ha decidio estudiar con interés la oportunidad de tal combinación de negocios". Y ha añadido que se hará un nuevo comunicado para informar al mercado de los resultados de las discusiones.

Según FCA, la unión de ambas compañías supondría la creación de un grupo automovilístico líder en ingresos, volúmenes, rentabilidad y tecnología, con unas ventas totales de 8,7 millones de vehículos al año. Según Bloomberg, de salir adelante la operación daría lugar al tercer fabricante del mundo por número de vehículo por detrás de Volkswagen y Toyota.

En la primera toma de contacto entre los dos grupos quedaría fuera de la integración la triple alianza que mantiene Renault con Nissan y Mitsubishi, tras el descabezamiento del fabricante japonés por los delitos de corrupción acometidos Carlos Ghosn, quien era presidente de la alianza franco-japonesa.

Si en el futuro Nissan y Mitsubishi se integraran en el futuro grupo, la compañía resultante alcanzaría una cifra de fabricación de 15 millones de vehículos al año por delante de los 10 millones de Volkswagen y Toyota.

Los planes de los dos gigantes pasa por estructurar un holding holandés al 50%, ha detallado Fiat en el comunicado de esta mañana. El grupo italiano ofrece una prima del 10% a los accionistas de Renault y el compromiso de no cerrar plantas. Exor, la sociedad inversores de la familia Agnelli fundadora de Fiat, se convertirá en el mayor accionista individual del grupo resultante.

Según Financial Times, John Elkann, presidente de Exor, el vehículo inversor de la familia Agnelli, probablemente asumirá la presidencia de la compañía combinada, mientras que el presidente de Renault, Jean-Dominique Senard, ocuparía el puesto de consejero delegado.

La operación generaría una sinergia de más de 5.000 millones de euros al año, principalmente por ahorro, las eficiencias de I + D y ganancia de eficiencia en los procesos de fabricación. La entidad fusionada podría reducir el número de plataformas de vehículos en un 20% y de motores en un 30%. Entidad cotizaría Milán, París y Nueva York.

Fiat y Renault compartiendo futuro juntas tendrían una cartera de marcas amplia y complementaria que abarcaría desde el lujo hasta modelos más populares. Las marcas premium Jeep, Maserati, Alfa Romeo e Infiniti estarían bajo un paraguas común de los fabricantes fusionados.

Fiat le daría a Renault acceso al mercado norteamericano, mientras gana poder en Rusia, el segundo mercado más grande del fabricante de automóviles francés con su unidad Avtovaz.

La nueva regulación para las emisiones WLTP ha puesto en un serio aprieto a los fabricantes de automóviles comunitarios, por la inversión que supone y los problemas de producción que ha generado. Pero el sector también se encuentra presionado por el cambio tecnológico. Los reguladores empujan a los fabricantes de automóviles a desarrollar vehículos eléctricos para reducir las emisiones. El objetivo de la Unión Europea es cumplir con su plan de emisiones de cara a 2025.

También se han visto obligados a inventir cientos de millones en tecnología de auto conducción o arriesgarse a quedarse atrás por parte de competidores como Alphabet o Tesla.

Primeros movimientos en marzo: Renault quería previamente fusionarse con Nissan

La fusión de empresas con instalaciones de producción en América del Norte, Europa y Japón no será una tarea fácil y el historial de negocios en la industria del automóvil está marcado por algunos fracasos espectaculares. Daimler hace una década desató una fusión con Chrysler después de no poder superar las diferencias culturales entre el fabricante de automóviles de lujo alemán y el productor estadounidense de automóviles de gama media. Después de varios años Chrysler terminó en manos de Fiat. Suzuki y Daimler también firmaron una alianza en 2009 y en 2015 se rompió con un desenlace en los tribunales.

El pasado marzo, la prensa internacional ya informaba de que el fabricante francés quería volver a poner en marcha negociaciones sobre una posible fusión con Nissan en un plazo de 12 meses para después adquirir otro fabricante, con Fiat Chrysler entre los objetivos favoritos.

FCA ya ha negociado con Renault la opción de compartir plataformas y mantuvo conversaciones similares con PSA -el dueño de Peugeot- en Francia.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0