Empresas y finanzas

Glovo critica la "persecución" a las plataformas online y Deliveroo pide cambiar la ley

  • La firma catalana dice que hay "sentencias a favor y en contra" de su modelo
  • Piden flexibilidad laboral para facilitar la contratación de autónomos

Glovo critica la inseguridad jurídica en España respecto a su modelo de contratación y los supuestos falsos autónomos. "Hay sentencias en contra y a favor, pero España es el único país donde se ha judicializado el modelo de los repartidores", ha asegurado Sacha Michaud, confundador de la plataforma online, que tiene 7.000 repartidores registrados en España y más de 30.000 a nivel mundial.

Glovo insiste en que el 60% de las personas que trabajan con ellos no llega a las 20 horas semanales y que la gran mayoría, de hecho, ni siquiera llega a las 10 horas. "Lo que nosotros ofrecemos es flexibilidad", asegura el confundador de la compañía.

Michaud ha ido sin embargo un poco más allá criticando el freno que se impone en nuestro país a las nuevas plataformas online. "No se apoya el desarrollo tecnológico y en muchos casos hay una persecución a determinadas empresas como por ejemplo ha acurrido con las firmas de transporte (en referencia a Uber y Cabify(). No se están asumiendo los retos y la imagen que se traslada a los inversores fuera es de que no hay apoyo", ha sentenciado Michaud.

Glovo quiere competir ahora en el mercado online de la distribución y ha puesto en marcha la apertura de supermercados para la venta internet para acercarse directamente al consumidor. El cofundador de la plataforma online ha asegurado que tras la apertura de las dos primeras tiendas en Madrid se están buscando ya nuevas aperturas en distintas ciudades en alianzas con las grandes marcas. La startup barcelonesa, que ha creado para ello la marca Super Glovo, que ofrecerá productos básicos de conveniencia y algunos frescos, como frutas o verduras. "Pero no pretendemos competir con la compra semanal", ha insistido Michaud.

Ronda de financiación de 150 millones

Glovo ha cerrado recientemente una ronda de financiación de 150 millones de euros para reforzar su crecimiento global. La firma cuenta actualmente con más de 2,5 millones de usuarios y 10.000 firmas asociadas. En España, el servicio está disponible en las áreas urbanas de más de 35 ciudades y a nivel internacional la firma opera en cien ciudades de 21 países.

La firma prevé cerrar este año con una facturación bruta -el importe total de las ventas realizadas a través de la plataforma- de unos 800 millones de euros, lo que supondría un crecimiento del 350% respecto a la cifra alcanzada al cierre del pasado ejercicio. Michaud ha insistido, por último, en que aunque no se descarta la salida a bolsa "no será a corto plazo".

Deliveroo reclama flexibilidad

Gustavo García, director general de Deliveroo, ha apuntado, por su parte, que aunque su opinión, "no hay una persecución, sí que es verdad que la innovación va mucho más rápido que la regulación". Según ha dicho, "eso es algo que pasó ya con la aparición del comercio electrónico, la regulación va siempre por detrás". Para García, "son necesarios unos cambios porque esto ya no funciona como antes y los modelos de trabajo han cambiado".

Según ha dicho, el desarrollo de plataformas como Deliveroo, Glovo, Uber o Cabify permiten "la generación de nuevos empleos, por ejemplo, entre los estudiantes". La firma cree que es necesario un cambio de modelo para facilitar el empleo de autónomos digitales, "como se ha hecho en Francia". Se trataría, en su opinión, de ofrecer una protección legal a los repartidores, incluyendo la posibilidad de tener seguros, sin que por ello tengan que estar contratados y puedan seguir operando como autónomos. "Es una cuestión de flexibilidad laboral", ha dicho el director general de Deliveroo.

García ha insistido en que el reparto de comida a domicilio está creciendo a ritmos de hasta el 30% anual. En su opinión es un mercado que irá cambiando y transformándose con la apertura de grandes cocinas especializadas directamente en la venta para llevar. "Las grandes barreras que había en el sector de la restauración han desaparecido y están entrando nuevas compañías, por lo que es una oportunidad. No es un momento para estar parados y no hacer nada", ha dicho.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.