Empresas y finanzas

Lar invertirá 200 millones en comprar activos comerciales tras cerrar desinversiones por volumen de 425 millones

  • La socimi se especializa en el segmento comercial: vende sus oficinas y logística
Centro Lagoh en Sevilla

Lar arranca una nueva etapa como socimi especializada en retail después de haber desinvertido en su totalidad los activos de oficinas, logística y su proyecto residencial de lujo Lagasca 99. Con estas ventas la socimi ha ingresado un total de 425 millones de euros, superando "los objetivos que la compañía se había fijado en su plan de negocio".

Así lo asegura José Luis del Valle, presidente de Lar España Real Estate que asegura que ahora la socimi se va a centrar en la búsqueda de operaciones en el segmento comercial tanto de compra de activos como de nuevos desarrollos.

"Con una cartera de activos valorada en 1.500 millones no tenemos ninguna urgencia por invertir, pero seguimos analizando todas las operaciones y solo iremos a inmuebles que tengan un valor financiero y estratégico de tamaño medio o grande y que tengan recorrido de valor", apunta Miguel Pereda, consejero delegado de la socimi.

Para seguir engordando su portfolio la compañía cuenta con unos 200 millones de euros para nuevas compras en los próximos tres años. Asimismo, tampoco descartan entrar en el desarrollo de algún centro comercial, ya que "la exposición a la promoción de la compañía está bajando de manera muy relevante tras terminar Vilanova Park en Sagunto (Valencia), entregar Lagasca 99 y ultimar Lagoh, en Sevilla. En este proyecto ya hemos superado la mayor parte de los riesgos y tenemos una ocupación muy alta por lo que la compañía va teniendo hueco para hacer alguna promoción más en el futuro", explica Pereda.

En el caso concreto del proyecto residencial madrileño Lagasca 99, ubicado en pleno barrio de Salamanca, quedan por vender dos unidades y esperan concluir la entrega de todas las viviendas a lo largo del segundo trimestre del año. Con esta operación la socimi ha registrado unos ingresos de 115 millones de euros.

Gracias a este proyecto Lar ha aprobado el reparto de un dividendo extraordinario de 25 millones de euros con cargo a las cuentas de 2018. En total repartirá 0.80 euros por acción, se trata del mayor dividendo de toda la historia de la socimi y es un 67% superior al del ejercicio precedente, que se había situado en los 0,49 euros por acción. El dividendo correspondiente a 2018 se repartirá el próximo 24 de mayo.

Por otro lado, la socimi cerró el miércoles la venta del último edificio de oficinas que le quedaba en cartera. Se trata del inmueble ubicado en la calle Eloy Gonzalo de Madrid, que ahora está en manos de Swiss Life. En total, con la venta de sus oficinas y de algunos edificios de retail pequeños no estratégicos para la socimi, Lar ha ingresado 190 millones de euros. Asimismo, cerró la desinversión de sus activos logísticos con Blackstone por otros 120 millones de euros.

En cuanto a la caída de la acción, que cotiza con un descuento sobre nav importante, Del Valle considera que "no se justifica en relación al valor que estamos creando a la cartera. La percepción general del mercado global sobre activos retail es negativa y está influida por la evolución del sector en países como Estados Unidos". Así, el directivo destaca que sus centros "crecen en ventas y en visitas y eso se va a acabar reconociendo en la acción".

Al margen de las nuevas operaciones, Lar trabaja también en un plan de reposición de sus activos de 40 millones, de los que 21 se invirtieron a lo largo del pasado año

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.