Empresas y finanzas

Bloquean la fusión para crear el mayor supermercado de Reino Unido: Sainsbury's cae en bolsa a mínimos de 33 meses

Adiós al proyecto para crear la mayor cadena de supermercados del Reino Unido. El regulador de competencia británico ha bloqueado la fusión entre la Sainsbury's y Asda, filial de Walmart. Tras ello, las acciones de la firma inglesa caen más de un 6% en la bolsa de Londres y ya toca mínimos del verano de 2016.

En particular, la Autoridad de Mercados y Competencia del Reino Unido (CMA, por sus siglas en inglés) considera que la operación reduciría la competencia en el sector y provocaría un alza de los precios, así como una reducción de la calidad y disponibilidad de productos para los consumidores.

De este modo, el regulador británico ha refrendado las conclusiones de su informe preliminar, publicado el pasado mes de febrero, que ya alertaba de los riesgos para la competencia del acuerdo alcanzado en abril de 2018 entre Sainsbury y Asda para crear la mayor cadena de supermercados en el país, con una facturación combinada de más de 50.000 millones de libras esterlinas (57.818 millones de euros), una red de más de 2.800 tiendas y una cuota de mercado superior al 30%.

"En su informe definitivo, la CMA concluye que los compradores y conductores del Reino Unido se verían en peor situación si se fusionasen Sainsbury y Asda debido a las previsibles subidas de precios, reducción en la calidad y disponibilidad de los productos o una peor experiencia de compra", indicó el regulador, que ha desestimado las medidas planteadas por las empresas para remediar estos riesgos, incluyendo la posibilidad de desinvertir en hasta 150 tiendas, así como reducir su peso en el segmento de las gasolineras.

"Hemos llegado a la conclusión de que no existe una forma eficaz de abordar nuestras preocupaciones, aparte de bloquear la fusión", ha sentenciado Stuart McIntosh, representante de la CMA encargado de analizar la operación.

La Federación de Alimentos y Bebidas de Reino Unido (FDF, por sus siglas en inglés), la patronal de las pymes británicas del sector de la distribución, había asegurado que la fusión de ambas cadenas de supermercados tendría un "impacto negativo" para los consumidores en varios productos y servicios.

El Sindicato Nacional de Granjeros (NFU, por sus siglas en inglés) también se había mostrado en contra, al considerar que la unión tenía "potencial" para afectar de forma negativa a la rentabilidad agrícola, mientras que una encuesta conducida por el sindicato GMB, el tercero de mayor tamaño de Reino Unido, llegó a la conclusión de que el 65% de los trabajadores de Asda pensaba que la fusión haría "menos seguros" sus empleos.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.