Empresas y finanzas

Ferrovial y SVP duplican su disputa por una autopista en Texas hasta 550 millones

  • La concesionaria actual de la autopista SH-130 aumenta hasta los 260 millones la reclamación por fallos en las obras

El fondo estadounidense Strategic Value Partners (SVP) ha redoblado su disputa con Ferrovial por la autopista de peaje SH-130, en Texas (Estados Unidos). El fondo, que adquirió el 65 por ciento de la concesión al grupo español en 2017, ha incrementado el importe total de las demandas contra la empresa que preside Rafael del Pino hasta los 620 millones de dólares (552 millones de euros). Se convierte así en su mayor litigio.

Cintra, filial de Ferrovial, se adjudicó la concesión en 2007 y en 2016 entró en concurso de acreedores. SVP presentó una demanda el año pasado contra la concesionaria española por realizar pagos indebidos a Ferrovial Agroman, adjudicataria de la construcción de la autopista junto a Zachry. El fondo considera que dichos pagos se acometieron "supuestamente en fraude de los acreedores", toda vez que, a su juicio, "las obras se estaban ejecutando incorrectamente" y "la compañía concesionaria era insolvente". Por ello, reclama 329 millones de dólares (293 millones de euros).

Los actuales accionistas de la SH-130 consideran, además, que estos pagos propiciaron el incumplimiento de los deberes fiduciarios de la concesionaria. En septiembre de 2018, el fondo modificó la demanda y solicitó daños adicionales "consistentes en la devolución de los beneficios derivados de los contratos de servicios que las demandadas facturaron a la demandante en el citado período".

El conflicto no termina ahí. En paralelo, los dueños de la autopista abrieron un arbitraje contra Ferrovial y Zachry, que participaron en las obras al 50 por ciento, por "defectos en la construcción", fundamentalmente en el firme de la carretera. Esta reclamación la habían valorado hasta ahora en no menos de 130 millones de dólares (116 millones de euros), de los que a la constructora española le corresponderían 65 millones de dólares (58 millones de euros), toda vez que no existe responsabilidad solidaria respecto a la participación del otro socio, según consta en el informe anual de 2018 de Ferrovial.

La concesionaria de la SH-130, sin embargo, ha elevado esos 130 millones de dólares hasta 291 millones de dólares (260 millones de euros), según recoge la demanda presentada el pasado mes de marzo. De este importe, corresponderían a Ferrovial 145,5 millones de dólares (130 millones de euros).

Hasta 2020

Estas cifras contrastan con la negociación entre el Departamento de Transportes de Texas y la concesionaria para reparar los defectos de la SH-130 por 60 millones de dólares (53,5 millones de euros), lo que supone casi la quinta parte del importe de la demanda.

El grupo Ferrovial no ha realizado provisiones por estos procesos, cuya culminación se espera para el año 2020.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint