Empresas y finanzas

Enagás saca 645 millones de deuda de su balance al desconsolidar la planta regasificadora chilena de GNL Quintero

  • Prevé invertir unos 90 millones para que crezca la instalación

Enagás ha sacado de su balance 645 millones de deuda al desconsolidarse la regasificadora chilena de GNL Quintero, apenas un año después de empezar a hacerlo. El cambio responde a un nuevo pacto entre los accionistas y sucede justo cuando la compañía se anota 404,7 millones por la adquisición del 11% de Tallgrass.

Enagás empezó a consolidarse GNL Quintero a partir de la incorporación del fondo canadiense Omers al accionariado, en 2017, con un 34,6%. Enagás es el primer accionista de la instalación, con un 45,2% y Enap es el tercer socio, con el 20% restante. La filial le aportó a la sociedad presidida por Antonio Llardén 52,4 millones el pasado 2018.

Según ha informado Llardén durante la conferencia con analistas posterior a la presentación de resultados del primer trimestre del año, la empresa ha desconsolidado de su balance a GNL Quintero, como resultado de un "pacto de co-control" alcanzado con Omers que "no modifica sustancialmente los acuerdos que teníamos", pero que le permite borrar de su cuenta de resultados la deuda de la filial.

El presidente también ha anunciado que prevé invertir unos 100 millones de dólares -cerca de 90 millones de euros- para el crecimiento orgánico de GNL Quintero, aunque no ha desvelado el calendario del desembolso: "en próximas reuniones iremos dando más información al respecto", ha dicho, poco después de explicar que estas inversiones están al margen de la posible construcción de un tercer tanque, algo previsto originalmente, pero que se descarta a corto plazo.

Al sacar los 645 millones del balance, Enagás evita que la deuda de la empresa experimente un fuerte salto como resultado de la adquisición del 11% de la norteamericana Tallgrass Energy, que le ha obligado a emitir deuda por 404,6 millones. A 31 de marzo, la deuda neta del transportista de gas del país asciende a 4.407 millones, un 3% más que a 31 de diciembre, considerando también que la aplicación de la norma contable NIIF 16 sobre los arrendamientos financieros le ha hecho anotarse otros 347 millones.

Llardén, no obstante, destacó que Enagás no tiene vencimientos significativos hasta 2022 y que el 80% de la deuda neta está a tipo fijo. Su coste financiero asciende al 2,4%, frente al 1,9% del primer trimestre de 2018.

Normalidad en el sistema gasista

Durante la conferencia, Llardén quitó hierro a la situación excepcional que atraviesa el sistema gasista porque una comercializadora no ha cumplido con sus obligaciones de balanceo y ha obligado a Enagás a actuar: "es normal" y "no tiene peso" en el movimiento de gas en el sistema español.

También descartó que no espera cambios relevantes como resultado de las próximas Elecciones Generales, puesto que el traspaso de competencias regulatorias en el ámbito energético desde el Gobierno a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) avanza a buen ritmo, al margen del devenir político, lo que aporta estabilidad.

E indicó que una parte variable de sus ingresos regulados, la Retribución por Continuidad de Suministro (RCS), criticada por la CNMC, "podría seguir existiendo", desde el momento en que ya no hay déficit en el sistema y el impacto de la demanda en los ingresos regulados de la firma "es muy pequeño".

Añadió que espera obtener una rentabilidad (TIR) de doble dígito de su inversión en Tallgrass y que aún no tiene previsto un calendario de las próximas inversiones de la nueva participada, para la que dispone de unos 300 millones. Rechazó que hubiera riesgo con sus contratos, puesto que ningún cliente representa más del 15% de su mercado y se trata de una firma representativa que mueve del 4% al 5% del gas de EEUU.

También sobre el plano internacional, reiteró que confía en alcanzar un acuerdo con Perú sobre el Gasoducto Sur Peruano y que el Gasoducto Transadriático (TAP) debería estar operativo a mediados del año que viene.

Dejó caer que espera un beneficio de 416 a 419 millones este 2019 y que el resultado bruto operativo (ebitda) rondará los 936 millones.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud