Empresas y finanzas

Por cada vivienda nueva terminada se generan cinco puestos de trabajo

  • Nueva publicación de 'La vivienda a fondo', elaborada por elEconomista en colaboración de Aedas Homes, Century 21 y Altamira
  • Se espera que se rompa la barrera de las 100.000 compraventas

La escuela de negocios Cátedra Inmobiliaria, en su XXVII Edición del Pulsímetro Inmobiliario, confirma que el mercado inmobiliario es un sector con tendencia al alza y con una rentabilidad muy atractiva para el inversor frente a otras alternativas.

Según José Antonio Pérez, director general de la Cátedra Inmobiliaria del Instituto de Práctica Empresarial (IPE), "se confirma la tendencia creciente del sector de las distintas variables que mide el Pulsímetro, desde el incremento de compraventas e hipotecas a visados, obra iniciada y número de viviendas terminadas, que han superado su punto de inflexión y activan el crecimiento generando cinco puestos de trabajo directos por cada vivienda nueva terminada, con ciertos gaps entre las necesidades actuales del mercado y capacidad productiva".

Este informe con carácter anual profundiza en el análisis de los principales indicadores de la actividad inmobiliaria a nivel nacional, autonómico y provincial. En cuanto a los niveles de obra nueva, la tendencia del número de proyectos visados en España superará el techo de las 130.000 viviendas este año y en 2020 alcanzará las 140.000 viviendas como consecuencia del ritmo de crecimiento de vivienda visada que se registró en 2018, superior al 18 por ciento y también en el ritmo de inicio de obra nueva, que incluso llegó a superar el 34 por ciento.

Cambio de tendencia

Para José Antonio, el cambio de tendencia en el sector está consolidado, pero piensa que no podemos lanzar las campanas al vuelo. "Si nos fijamos en el año 92, había un techo de 200.000 viviendas visadas y ahora estamos pasando la barrera de las 100.000, luego es verdad que hay crecimientos de dos dígitos, pero es que caímos mucho. Esa consolidación ya está hecha y está creciendo sostenidamente en la inmensa mayoría de las variables a nivel de España, pero hay casos locales muy distintos, por lo que no es una tónica generalizada del sector". Pero si nos centramos en Madrid, David Ortega, director de formación a medida de Cátedra Inmobiliaria, afirma que "a diferencia de España el crecimiento en esta comunidad se sitúa entre el 15 por ciento y el 20 por ciento, que es un crecimiento por encima de la media. Madrid representa un 20 por ciento de la obra nueva del mercado nacional".

Otra de las variables que destaca el informe son las licencias de obra, donde apunta que seguimos con un desajuste por no tener demandas concretas y por el tiempo de concesión de licencias, lo que está penalizando en mano de obra y empleo. "Difícilmente en el año 2020 vamos a tener licencias de obra para 100.000 viviendas cuando estamos visando 140.000, luego hay un porcentaje del 40 por ciento de desajuste a nivel de España que, aunque hay sitios como Madrid con iniciativas de automatización y digitalización, tampoco se están consiguiendo resultados ", asegura Pérez.

En Madrid el año pasado el valor medio de compra venta de una vivienda de obra nueva estaba en 250.000 euros y este año está en 300.000 euros

Todos estos indicativos conducen a la vivienda terminada, es decir, cuando se acaba la obra y tienes la licencia de ocupación y en esta franja el informe apunta que todavía hay una barrera para llegar a las 100.000 viviendas. Este año se llegará a las 70.000 unidades y en 2020 a las 77.000 viviendas. "Estas cifras nos indican que para crecer ahora tenemos serios problemas por la falta de mano de obra cualificada para trabajar con los nuevos materiales lo que supone un reto que tendrá que abordar la construcción", declara el experto. En esta misma línea la compraventa de viviendas de obra nueva en España romperá el techo de las 100.000 unidades este año, pero hay que tener en cuenta que se miden frente a 400.000 viviendas que se están vendiendo de segunda mano. El pulsímetro asegura que hay una demanda que no encuentra en la obra nueva las necesidades que requieren, por ejemplo, los mayores de 50 años y que conforman más del 40 por ciento de la población, y su objetivo es la vuelta al centro de las ciudades, por lo que el sector tiene entre sus retos el adaptar la vivienda a las necesidades de cada momento y etapa de la vida del cliente.

Los precios medios de la vivienda en España crecen por la elevada demanda. Si en 2017 el valor medio de compraventa de obra nueva era de 189.751 euros, este año se sitúa en 217.190 euros y la previsión para 2020 es de 227.045 euros.

"En Madrid el año pasado el valor medio de compra venta de una vivienda de obra nueva estaba en 250.000 euros y este año está en 300.000 euros. Existe una tendencia de crecimiento en la ciudad que está un poco por encima de la media de España", explica Ortega. El informe concluye que, según las tendencias actuales, el alza de obra nueva seguirá siendo, a nivel nacional, muy considerable en los próximos meses, salvo que la falta de industria auxiliar y mano de obra no se corrija e impida ajustar dichos ritmos a las ventas y reservas de vivienda nueva.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum8

A Favor
En Contra

En EEUU surgió el fracking y el precio del petróleo se fue q 40$ aquí se construyeron viviendas como churros y el precio se fue a las nubes, no es por los tipos de interés bajo es por cómo está regulado el mercado inmobiliario, no cumple la ley del mercado de oferta y demanda

Puntuación 6
#1
Carmen
A Favor
En Contra

1. Porque lo que hubo con la vivienda fue una burbuja de especulación.

Puntuación 1
#2
A Favor
En Contra

Burbuja hubo pero cuales fueron las causas? Pues con los tipos de interés al 0 el petróleo bajo a 40$ al aumentar la oferta, por que la vivienda no baja habiendo más oferta que demanda??

Puntuación 2
#3
nicaso
A Favor
En Contra

! Cuánta fantasía !. Dicen que entre viviendas nuevas y usadas 500.000 compraventas. Salvo que las negocien entre especuladores donde están los compradores finales. Tiene gracia, la banca vendiendo a precios de derribo su rollo inmobiliario y nos quieren vender el gran negocio de la compra de bienes inmuebles. Vamos, que somos ya muy mayorcitos y tenemos bastante memoria histórica para creernos el cuento de la vaca lechera, que está bien pero para críos.

Puntuación 0
#4
Losmastontos Lagalaxia
A Favor
En Contra

que bueno.....se generan para unos meses....y luego al paro.....y el pufo creciendo y los bancos con el agua al cuello...y otra ronda de deshaucios…..

Puntuación 2
#5
DE LAS GALAXIAS EN PLURAL
A Favor
En Contra

EL ANTERIOR SE HA QUEDADO CORTO, LOS MAS TONTOS DE TODAS LAS GALAXIAS JUNTAS....SI, NOS DEJASEN LAS JUNTABAMOS CON CEMENTO Y DEJABAMOS EL UNIVERSO ENLADRILLADO.

Puntuación 3
#6
El que manda, demanda
A Favor
En Contra

#3, en los USA vienen "ilegalmente" unos cuantos "turistas" cada año.

Trump, que es conservador, y tiene algo que conservar (los votos de la America despoblada), quiere el muro, para que le sigan votando, no para que baje la cotización de un apartamento en la Trump Tower.

Lo que viene siendo una puerta al campo de toda la vida.

En España solo sube el precio en lugares turisticos o en la perifería de estos, dado que la población permanente, se desplaza a sitios menos hostiles.

Es la despoblación, la que baja los precios, y el aumento de población la que los sube.

Todo esto lo puedes adulterar con "normativas" de pisos turisticos, ubanísticas, etc... Gracias a la ausencia del estado en esos temas.

Así, los de los pueblos creen que las peatonalizaciones tienen el mismo efecto en una ciudad de 50000 habitantes que en otra de mas de un millón, y luego pasa lo que pasa.

Si le añades la obligación de convertir los solares en edificios, o reducir su valoración en el balance por normativas contables...

Puntuación 1
#7
himbersor
A Favor
En Contra

que triste titular. ¿Esa es la economía que queremos para España, una economía de paletos-paletas y de especulación inmobiliaria?

Puntuación 4
#8