Empresas y finanzas

Google se prepara para una nueva multa multimillonaria

  • Bruselas decidirá hoy su veredicto del último caso pendiente con la tecnológica
Bruselas

La Comisión Europea y Google se disponen a cerrar hoy un capítulo importante, tras una larga década de desavenencias y multas millonarias que, por ahora, ya han costado a la firma más de 6.700 millones de euros. Según las fuentes europeas y del sector consultadas, se espera que la Comisión anuncie hoy su veredicto sobre el último caso pendiente con la tecnológica, que afecta a su servicio de AdSense.

Se trata de los anuncios por palabras que se activan por buscadores incrustados en otras webs. La firma de Mountain View argumenta que, desde 2016, ya ha corregido todas las preocupaciones señaladas por los servicios de Competencia comunitarios. Sin embargo, no descartan una multa multimillonaria, que incluso supere la del caso de Android, el sistema operativo que instala en los móviles. Bruselas le impuso 4.343 millones por las restricciones que imponía, aunque recurrió la multa ante la justicia europea.

Para la firma, AdSense, en vigor desde 2006, es un producto menor y en declive. Sin embargo, jugó un papel más importante hace algunos años, antes de que llegaran los anuncios más sofisticados.

Las quejas planteadas por servicios rivales y posteriormente recogidas por la Comisión en mayo de 2012 se referían principalmente a la exclusividad que imponía AdSense a las webs, a cambio de mayores ingresos en los anuncios que incrustaban. Aunque la compañía eliminó la exclusividad en 2009, continuó exigiendo un lugar prominente en las webs que la utilizaban, además de la inclusión de un número de anuncios de Google, que posteriormente fue reduciendo. La CE también incluyó otras tres preocupaciones en mayo de 2012, relacionadas con las búsquedas verticales (las otras herramientas de búsqueda especializadas en algunos contenidos).

'Arreglo' con Competencia

La compañía llegó a un arreglo con los servicios de Competencia. Aunque nunca fue validado por los comisarios, la compañía lo aplicó de manera unilateral a mediados de 2016, solucionando así todos los asuntos que chirriaban en Bruselas, según su opinión. Aun así, la Comisión indagará en la conducta pasada de la compañía, entre 2006 y 2016. La comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, advirtió en julio de 2016 cuando relanzó el caso que Google "redujo artificialmente la elección y ahogó la innovación en el mercado".

Todos estos factores los tendrá en cuenta el equipo de la danesa al calcular la multa, que podría llegar al 10% de los últimos ingresos globales anuales de Alphabet (unos 13.000 millones de euros), aunque se espera que sea mucho menor.

Para intentar zanjar todos los flecos pendientes con la Comisión, Google también anunció ayer que aplicará algunos cambios para reforzar los remedios que propuso a los otros dos casos ya multados por Bruselas: el de su servicio de compras online y el de Android.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0