Empresas y finanzas

Taco Bell busca franquiciados en España para abrir 200 locales en diez años

Imagen: Getty

La compañía de restauración mexicana Taco Bell se abre a la franquicia para seguir su expansión en España, donde acaba de cumplir una década y prevé pasar de los actuales 52 locales a los 250 en los próximos diez años.

Así lo han explicado hoy fuentes de la compañía a Efe, que han detallado que la búsqueda se centra en "inversores multifranquiciados con experiencia en restauración o distribución".

La marca Taco Bell es propiedad de Yum Brands y en España es gestionada en régimen de máster franquicia por Casual Brands Group (CBG), que también opera las cadenas Delina's y Juan Valdez Café.

España es el primer país europeo donde se introdujo la enseña de comida mexicana, y en este período ha servido una media de 1,5 millones de tacos al año, según ha informado hoy la compañía en un comunicado.

La firma cerró 2018 con su facturación entorno a 33 millones de euros en España, un 7% más que un año antes en datos comparables -es decir, sin incluir las aperturas-.

Fuera de EEUU, Taco Bell cuenta actualmente con 425 restaurantes repartidos en 27 países, y se espera que esta cifra supere el millar de cara a 2022.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.