Empresas y finanzas

Zeta entra en 'números rojos' y pierde 22 millones en pleno proceso de venta

  • La petición de un bonus de 15 millones dificulta el traspaso a Henneo
Foto: Archivo.

La situación financiera del grupo Zeta, la empresa propietaria de El Periódico de Cataluña y el Sport entre otros medios, se complica en pleno proceso de venta. De acuerdo con las últimas cuentas remitidas por la compañía al Registro Mercantil, la empresa cerró el año 2017 con unos ingresos de 132,5 millones de euros, lo que supone casi un 9% menos que un año antes. Pero lo peor es que la editora ha entrado en números rojos, con unas pérdidas antes de impuestos de 21,7 millones de euros. El resultado neto no es, sin embargo, tan negativo debido a la venta en abril de ese año del área de libros a la editorial Penguin Random House.

El presidente de Zeta, Antonio Asensio Mosbah, lleva casi dos años intentando vender la compañía, sin demasiado éxito hasta ahora. Entre otros, ha contactado con Vocento, el grupo Imagina o Henneo, pero sin conseguir alcanzar ningún tipo de acuerdo. Una de las firmas que ha mostrado un mayor interés ha sido Henneo, pero, según explican fuentes del sector, las peticiones de Asensio han impedido que se pudiera llegar por ahora a un acuerdo.

Proceso de venta

Asensio plantea que el comprador asuma 50 millones de deuda, la mitad aproximadamente, y pactar una quita sobre el resto con la banca acreedora. El problema es que pide cobrar un bonus de 15 millones de euros y seguir ligado a la empresa, algo que tanto Henneo como el resto de empresas que han mostrado interés por el grupo Zeta considera inasumible.

A 31 de diciembre de 2017, el grupo Zeta tenía una de deuda a largo plazo de 91,7 millones de euros, lo que supone un 5,6% menos que un año antes. La deuda a corto plazo es de solo 1,9 millones de euros. En verano de 2017, la compañía cerró un acuerdo de refinanciación con la banca acreedora, comprometiéndose a pagar alrededor de 60 millones con la caja generada y los otros 40 millones restantes con desinversiones.

Hace un año, la compañía decidió, sin embargo, cerrar la división de revistas, que incluía cabeceras históricas como Interviú y Tiempo ante el desplome de las ventas y de los ingresos por publicidad y después de meses intentando venderla sin éxito. "La causa principal (del cierre) es la imposibilidad de seguir sosteniendo durante más tiempo las importantes pérdidas generadas por ambas publicaciones en los últimos años, como consecuencia del vertiginoso descenso en la difusión y en los ingresos de publicidad que han sufrido de manera intensa y creciente", reconoció la propia compañía en enero de 2018.

Los ingresos totales de Ediciones Zeta se han dividido casi por tres en los últimos seis años, desde los 13 millones de euros registrados en 201 1 hasta los apenas 4,5 millones de 2017. La mitad de estos ingresos provienen de la venta de publicidad y la otra mitad de la de ejemplares de las dos míticas cabeceras.

Las pérdidas netas acumuladas por ambas publicaciones entre los años 2011 y 2017 suman casi 8 millones de euros, por lo que el último ejercicio, el de 2017, también ha sido muy complicado para la editorial, que luchaba por sobrevivir en pleno proceso de reestructuración del Grupo Zeta.

En el último año antes del cierre las revistas del grupo tuvieron unas pérdidas de explotación de 3,43 millones, lo que supone duplicar los números rojos de un año antes.

Activos sobrevalorados en 14 millones

EY, la firma que ha auditado las cuentas del Grupo Zeta, asegura que "las reservas consolidadas y los activos intangibles se encuentran sobrevalorados en 14,7 millones de euros respectivamente a 31 de diciembre de 2017", el mismo importe que en 2016. El auditor pone una salvedad por un incumplimiento de lo establecido en las normas internacionales de información financiera.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0