Empresas y finanzas

La Justicia japonesa rechaza nuevamente liberar bajo fianza a Carlos Ghosn

El tribunal de Tokio que instruye el caso del expresidente de Nissan Carlos Ghosn ha rechazado este martes nuevamente poner en libertad bajo fianza al empresario, quien permanece en prisión desde hace más de dos meses por presuntas irregularidades fiscales.

Es la segunda vez que el juez rechaza la petición, que la defensa de Ghosn presentó el viernes pasado tras una primera negativa en la que el tribunal alegó el riesgo de fuga y de destrucción de pruebas por parte del acusado como argumentos para rechazarla.

La decisión del tribunal llega un día después de que Ghosn, de 64 años, se comprometiera en un comunicado a aceptar "cualquier condición" de la justicia japonesa para obtener la libertad bajo fianza, desde entregar su pasaporte hasta abstenerse de comunicarse con potenciales testigos o presentarse diariamente ante la fiscalía.

El sistema judicial japonés permite presentar tantas peticiones de libertad bajo fianza como desee la defensa legal de los acusados, aunque es poco habitual que los jueces concedan este recurso.

Los abogados de Ghosn ya asumían esta situación y creen que probablemente siga detenido hasta que comience el juicio, lo que consideran que podría tardar cerca de seis meses por la complejidad de la investigación y los documentos multilingües de la misma.

Ghosn, de 64 años, fue detenido el 19 de noviembre de 2018 y está acusado por la fiscalía de Tokio de ocultar a las autoridades remuneraciones millonarias pactadas con Nissan y de violar la confianza de la empresa por utilizar fondos de la misma para cubrir pérdidas personales en los mercados financieros.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.