Empresas y finanzas

La tecnología y el uso eficiente de la energía

  • Soluciones smart, como las de Iberdrola, ofrecen tarifas personalizadas adaptadas al consumo de los clientes, impulsan la movilidad sostenible y el control inteligente del hogar y permiten generar y consumir tu propia electricidad a través de instalaciones fotovoltaicas

La tecnología está cambiándolo todo. También al sector energético, desde la generación de electricidad, hasta su transporte, su distribución y su consumo. Los cambios vienen impulsados por varias tendencias, como son la digitalización del sector eléctrico, tanto de la red como del consumidor, la energía distribuida, la electrificación de la economía y la progresiva penetración de fuentes de energía renovables y el vehículo eléctrico.

Otra de las transformaciones está asociada a la conectividad del cliente y a la posibilidad creciente de responder a un nuevo modelo de relación en el que el consumidor demanda productos y servicios más personalizados y una gestión más activa de cómo y cuándo consumir electricidad.

Conocer y gestionar de forma personalizada el consumo

El despliegue en España de la red de distribución eléctrica inteligente permite ya a los consumidores conocer en tiempo real, entre otros datos, sus curvas de consumo, así como la demanda de potencia máxima, o la forma en la que se distribuye el consumo de energía eléctrica, lo que permite hacer un uso más eficiente de la electricidad, decidiendo el tipo de tarifa que se adapta mejor a su perfil y modo de vida.

En el mercado, además, existen comercializadoras que han adecuado sus propuestas a la forma de consumir de cada cliente. Es el caso de Iberdrola, que dispone de contratos a medida, denominados Planes a tu medida, adaptados a consumos de día o de noche, entre semana, en fin de semana, o, incluso, eligiendo las ocho horas de mayor consumo del día. Con este tipo de contratos -elegidos ya por millones de clientes en España- se pueden obtener ahorros medios anuales superiores al 10 por ciento y fomentan la eficiencia energética, dotando al consumidor de mayor capacidad de decisión sobre el uso que hace de su energía.

Paquetes de energía verde

Pero con la tecnología se puede ir más allá. Iberdrola lanzó en 2018 un nuevo producto, denominado Energy Wallet, que ofrece la posibilidad de comprar paquetes de energía verde que cubran los periodos estimados de tiempo de seis meses, un año o dos años. De esta forma, se conoce el precio total de la energía de antemano en el periodo escogido y se puede elegir entre pagarlo a través de una cuota fija mensual, según el consumo real o por adelantado, con descuentos. La electricidad que se comercializa cuenta además con el certificado de garantía de origen cien por ciento renovable, que asegura que esta energía proviene de fuentes de generación limpias.

Como el resto de productos inteligentes que desarrolla Iberdrola, se trata de una solución cien por ciento digital que se contrata y se controla a través de la aplicación de Iberdrola Clientes o en la página web. A través del área personal del cliente, se accede a la información y gestión del paquete contratado y se puede conocer la energía consumida y la previsión del tiempo de energía disponible, además de comprobar en tiempo real el gasto energético y el estimado a futuro.

Hogar inteligente

Un paso más en el uso eficiente de la energía a través de la tecnología es la serie de productos Smart Home que permiten controlar el termostato, la calefacción, la climatización y el riego del domicilio a distancia. A través de una app se puede monitorizar el consumo de los aparatos conectados en casa, programarlos y modificar su funcionamiento en tiempo real.

Generar y consumir tu propia electricidad

Las soluciones smart, sustentadas en el desarrollo de las nuevas tecnologías, están llegando a todos los ámbitos: a la movilidad sostenible y al control del hogar, como hemos visto, pero también a las soluciones solares, que ofrecen la posibilidad de generar y consumir su propia electricidad mediante la instalación de tecnología solar fotovoltaica.

Este tipo de soluciones son óptimas para el entorno agrario, ya que la mayor generación de energía solar tiene lugar en los meses de mayor necesidad de riego, pero también para viviendas unifamiliares, pymes o grandes empresas, que pueden generar y consumir su propia energía eléctrica fotovoltaica, optimizando el consumo y mejorando la eficiencia energética de sus instalaciones.

Las ventajas de la solución Smart Solar son varias. En primer lugar, se reduce la huella de dióxido de carbono y la energía demandada de la red; en segundo lugar, se elimina la incertidumbre del precio del gasóleo y la gestión logística del suministro en el caso de instalación de grupos electrógenos; y, en tercer lugar, se mejorar la calificación energética de la explotación. El potencial de ahorro energético de Smart Solar depende en gran medida de los hábitos de consumo de cada cliente y cada instalación, pero se puede estimar que se encuentra entre valores del 30% y 70% en términos anuales.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0