Empresas y finanzas

Sacyr reordena sus derivados en Repsol tras hacer caja por las subidas en bolsa

  • La constructora obtiene 125 millones y aún acumula plusvalías latentes
  • La energética alcanzó el pasado verano la cotización más alta en tres años
Foto: Archivo

Sacyr ha aprovechado la positiva evolución que registró Repsol en bolsa el año pasado para hacer caja con los derivados que tiene contratados para dar cobertura a su participación en la petrolera, hoy fijada en el 7,69%. Según fuentes conocedoras, la constructora ejecutó la operación en agosto pasado, cuanto la cotización de la compañía que preside Antonio Brufau se situaba cerca de los máximos anuales. Obtuvo 125 millones de euros, cantidad que utilizará en unos meses para pagar parte del reciente laudo por el Canal de Panamá. El grupo de infraestructuras subió también el umbral del precio de una parte de esos derivados y aún acumula plusvalías contables latentes, que le dotan de un colchón para futuras eventualidades.

Sacyr contrató entre 2016 y 2017 tres coberturas de su participación en Repsol a través de sendas operaciones de derivados. El grupo que preside Manuel Manrique eliminó así el riesgo de variación de precio en el mercado sobre las acciones por debajo de un precio determinado, pudiéndose beneficiar además del potencial de subida en bolsa de la petrolera española a partir de un nivel preestablecido.

En 2018, Repsol bajó su cotización un 4,47%, aunque en julio registraba su mejor dato desde 2015

En concreto, en septiembre de 2016 cerró un acuerdo con el Banco Santander sobre 20 millones de títulos, fijando el umbral en 10,7 euros por acción. En diciembre de aquel año hizo lo propio con Société Génerale sobre 30 millones de acciones, con un límite de 11,92 euros. Y en abril de 2017 firmó una tercera cobertura sobre el resto de sus acciones, 72,7 millones, con un nivel mínimo de 10,9 euros. La contratación de los derivados no afecta a la titularidad de las acciones.

En 2018, Repsol bajó su cotización un 4,47%, hasta 14,04 euros. Ahora bien, el pasado mes de julio alcanzó los 17,28 euros, el nivel más alto desde junio de 2015. Suponía una subida del 17,2% con respecto al cierre de 2016. En este escenario, Sacyr aprovechó para hacer caja con una parte de los derivados, obteniendo 125 millones. Tuvo así que subir el umbral. Hasta septiembre, Sacyr recogió en su cuenta 155 millones por la variación de valor de sus instrumentos financieros, de los que 138 millones correspondían a la valoración a mercado de los derivados en Repsol.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0