Empresas y finanzas

Los tripulantes de Ryanair irán a la huelga el 8, 10 y 13 de enero en España

  • La aerolínea se niega a acabar con el modelo de agencias
Aviones de Ryanair

La última reunión entre Ryanair y los sindicatos ante el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA) no ha servido para acercar posturas o limar asperezas. Las posiciones siguen igual o más alejadas por lo que USO y Sitcpla han ratificado su intención de paralizar la aerolínea en España después de Reyes. En concreto, los tripulantes de cabina (TCP) irán a la huelga los próximos 8, 10 y 13 de enero y no descartan más movilizaciones si las negociaciones no se desatascan y se llega a un acuerdo. "Resulta inaudito que aun haya que luchar para que Ryanair cumpla las leyes españolas y porque las reglas del juego se tengan que plasmar en un papel", asegura Óscar Ayuste, portavoz del sindicato Sitcpla.

Ahora solo queda que el Ministerio de Fomento fije los servicios mínimos para la huelga, que la última vez fueron del cien por cien para las islas. En esta ocasión, los sindicatos esperan que el departamento que dirige José Luis Ábalos no incluya en los servicios mínimos los vuelos con destino España que se operan desde otras bases europeas, como la última vez.

Los representantes de los trabajadores anunciaron antes de Navidad su intención de ir a la huelga después de Año Nuevo ante la negativa de la aerolínea de bajo coste de eliminar antes de cuatro años las agencias Crewlink y Workforce que usa para contratar a parte de sus TCP. En nuestro país el 46% de los 1.800 tripulantes tienen el contrato con estas empresas y sólo los sobrecargos o el personal con más antigüedad forma parte directamente de la plantilla de Ryanair.

Así, el punto de desencuentro entre los sindicatos y la cúpula de la compañía sigue siendo el futuro de las agencias y de las personas que están contratadas a través de las mismas pese a que el propio Ministerio de Trabajo ha instado a la low cost a acabar con su modelo de agencias en 27 meses y reconvertirlas en una sola Empresa de Trabajo Temporal (ETT).

Trabajo ha instado a la low cost a acabar con su modelo de agencias en 27 meses y reconvertirlas en ETT

Mientras los sindicatos solicitan que cierren en España Crewlink y Workforce en el próximo año y que todos los trabajadores pasen a depender directamente de la empresa respetándose la antigüedad, Ryanair asegura que no lo hará antes de tres años y se niega a reconocer la antigüedad y los derechos de los mismos. Asimismo, la firma de bajo coste quiere que la nueva ETT que constituya para los nuevos contratos o los picos de empleo pueda tener empleados a los TCP hasta cuatro años y que cuando pasen a la matriz partan de cero, un extremo al que tanto los sindicatos como Trabajo se niegan.

Ante esta situación, Sitcpla y USO han denunciado a la compañía ante la Inspección de Trabajo por cesión ilegal de trabajadores en las bases de Madrid, Beleares y Málaga. Una denuncia que ya se está investigando.

Fuentes sindicales explican que Ryanair tiene problemas para eliminar el modelo de las agencias y asumir la legislación local porque los costes de personal le podrían subir hasta un 15% y se le podría reabrir un conflicto en el resto de Europa ya que países como Alemania o Italia han acepado mantener el modelo, que en nuestro país es ilegal.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin