Empresas y finanzas

El Gobierno quiere cerrar las centrales nucleares antes de 2030

  • No prevé alargar su vida útil más de 40 años

El Gobierno no prevé alargar la vida útil de ninguna de las centrales nucleares en España más allá de los 40 años, de manera que se obligará al cierre de todo el parque antes del horizonte de 2030, según indicó el secretario de Estado de Energía, José Domínguez.

En declaraciones a la prensa, Domínguez indicó que en la decisión de cierre del parque nuclear "va a primar que fueron diseñadas para 40 años", por lo que, aunque se podría prorrogar su vida útil, no es algo que contemple el actual Gobierno. "Lo que sí contemplamos es un proceso de cierre escalonado", añadió.

"Tienen una fecha de diseño de 40 años, pero eso hay que hacerlo compatible con un cierre ordenado y con las capacidades que tenemos en España. Hay que hacerlo de la mano del CSN, de acuerdo con las compañías", ha explicado.

Dentro del parque nuclear español, uno de los reactores de Almaraz cumple los 40 años de vida útil en 2021, y este proceso de cierre escalonada se alargaría así hasta 2028 para los siete reactores existentes en España, cuando alcanza también ese plazo de 40 años la central de Trillo (Guadalajara).

"Nos va a llevar probablemente más allá de 2030, pero no llegaremos a 2040. Antes de 2030 habremos cerrado", afirmó el secretario de Estado de Energía, quien subrayó que habrá un proceso negociación con los diferentes actores para que "sea compatible con un cierre ordenado y con las capacidades que tiene España", así como una fase de desmantelamiento que deberá marcar el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN).

Domínguez destacó que cerrar el parque nuclear es "una decisión social", aunque señaló que hay que hacerlo "de una manera segura y ordenada". "Y eso lleva lustros", añadió al respecto.

El carbón

Sobre al carbón, también confirmó que nueve de las catorce centrales térmicas que hay en España echarán el cierre en junio de 2020, tras no haber hecho las inversiones requeridas por la normativa europea en desnitrificación y desulfurización para poder continuar con su actividad, y prevé que las cinco restantes no alarguen su actividad más allá de 2030.

"Lo que nosotros creemos que va a ocurrir, pero no lo estamos imponiendo, es que van a cerrar entre 2020 y 2030 todas. En 2030 no habrá ninguna central de carbón, pero mi vaticinio es que van a cerrar bastante antes de una manera natural, y no porque las cerremos", subrayó.

En concreto, las cinco centrales que el Gobierno prevé que alarguen su vida más allá de 2020 son las de As Pontes (A Coruña) y Litoral (Almería), ambas propiedad de Endesa; Los Barrios (Cádiz) -de Viesgo-, y Aboño y Soto de Ribera, las dos en Asturias y propiedad de EDP España.

En su participación en el XX Encuentro Sector Gasista organizado por 'Expansión', Domínguez también advirtió que el sector gasista se deberá reinventar si quiere ir más allá de la primera fase de la transición energética. "El sector gasista está para echar una mano inicial, pero no se puede quedar ahí", afirmó.

Así, consideró que el gas va jugar un papel importante en los primeros años de esta transición como respaldo a las renovables tras la desaparición del carbón, pero subrayó que "si quiere luego seguir acompañando tiene que ser diferente, basado en gas renovable, en hidrógeno". "Un sector gasista cero emisiones y diferente al que tenemos hoy", añadió al respecto.

De esta manera, señaló que el gas deberá jugar "un papel importante" en sectores como el transporte pesado de mercancías o en el transporte marítimo. "Están ante un reto muy interesante y tenemos en este sentido que evolucionar desde un sistema y un sector basado en los grandes volúmenes de gestión de algo que sabíamos hacer, hacía un sector que maneje menos volumen, algo diferente, con mucha más ciencia y gestión de lo que ha venido haciendo hasta ahora", dijo.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum28

Hidrogen
A Favor
En Contra

Efectivamente una solución complementaria muy buena es el Hidrógeno, el elemento más abundante en el universo, su gran ventaja, frente a otras energías renovables, es que se puede almacenar en grandes depósitos sin necesidad de costosas y contaminantes baterías, para después poder utilizarlo como combustible limpio y convertirlo en electricidad en el momento oportuno, naturalmente para su producción se deben utilizar energías renovables, con lo que el ciclo de energías limpias y a demanda se cerraría casi sin apenas contaminación. Otra gran aplicación sería para el coche de Hidrógeno, que son los que más autonomía tienen y menor tiempo de repostaje, similar a los diésel o gasolina.

Puntuación 5
#25
pep
A Favor
En Contra

Señores, visto como piensa el percal, la mejor rama de la FP que pueden elegir nuestros hijos va a ser la de herrero pues si vamos a volver a los carros con ruedas tiradas por animales se van a necesitar un montón.

Y parece ser que este gobierno junto con la extrema izquierda está en ese empeño, como ya lo han hecho en otros países hispanoparlantes.

Puntuación 4
#26
S Paradox
A Favor
En Contra

Cerrar nucleares sólo servirá para que algunos engorden sus cuentas con las mordidas de tener que comprar electricidad de las nucleares francesas, que seguro que una buena parte se pierde en el transporte. ¿Que eso empeorará el calentamiento global, e hipotecará la nación?

No les importa, los diablos que les guían les darán algún abalorio para tenerles contentos. ¿Sabe algo de tecnología ese vocero, tiene experiencia en el sector energético? Dar patadas en las partes del vecino lo hacen los mulos, mangar, lo hacía bien 'El Lute'. ¡Pa fuera, pa la calle!

Puntuación 3
#27
Aurelio
A Favor
En Contra

Bla, bla, bla.................panda de instiles incapaces de hacer ni una operación matemática. No es posible mantener la producción energética necesaria necesaria y mantener los objetivos de reducción de CO2 sin contar con la energía nuclear y solo con energías alternativas. Mienten o algo peor son una panda de inútiles...............!

Puntuación 1
#28