Empresas y finanzas

El capital riesgo reclama cautela con los altos retornos en las inversiones

  • Apuntan al buen momento para vender participadas
Mesa inaugural de CapCorp 2018.
Madrid

La industria del capital privado español se prepara para cerrar su segundo año consecutivo de cifras récord de inversión. Sin embargo, los expertos del sector piden cautela con los altos retornos que se están registrando al considerarlos como algo "excepcional". Esta fue una de las conclusiones a las que llegaron durante CapCorp 2018, el evento anual para los profesionales del private equity y de las fusiones y adquisiciones, organizado por Ifaes con el patrocinio de Allen & Overy y KPMG.

En este sentido, Iván Plaza, principal de Aurica Capital, argumentó que "estamos viendo valoraciones altas, todos los fondos están trayendo crecimiento de ingresos, estamos en un momento de retornos particularmente altos, que creo que no van a ser sostenibles en el tiempo". En números, Plaza adelantó que "en el momento actual, cualquier cifra de retorno que se sitúe por debajo de dos veces, no sería una buena operación".

Alberto Bermejo, socio de Magnum Industrial Partners, explicó que "estamos un poco malacostumbrados, cada vez vemos más operaciones con retornos de tres o cuatro veces y no lo vemos como algo excepcional. Lo que es importante es que estas operaciones están muy repartidas entre los fondos, lo que ayuda al fundraising (captación de recursos) doméstico". "Es verdad que hay un poco de calentamiento en el mercado, pero nuestros inversores no han bajado la rentabilidad esperada porque comparan con el retorno que están ofreciendo otros fondos y no en función de los tipos de interés".

Para Juan Luis Ramírez, socio fundador de Portobello Capital, "el dry podwer (dinero disponible para invertir) internacional da todavía para dos años, pero en España aún no hemos llegado a los 6.000 millones que teníamos precrisis. En cualquier caso, los próximos años van a ser récord en inversión. España es un mercado fantástico para encontrar compañías familiares, con oportunidades de consolidación en sectores muy fragmentados y con precios más bajos que en otros países europeos". Respecto a Europa, Ramírez señaló la importancia de que las gestoras españolas sean "más internacionales, tenemos que trabajar en la globalización, por eso deberíamos invertir una parte de nuestros fondos fuera de España".

Por su parte, Jordi Alegre, socio de Miura, explicó que en sus diferentes encuentros con inversores internacionales "lo que ha calado es que la economía española cada vez es más solvente, más sólida y después de las reformas estructurales está mucho mejor, pero es más volátil que otras del entorno".

Claves del éxito

Otro de los temas más comentados durante este evento fue el del aumento de los procesos competitivos en España como consecuencia del aumento de la liquidez. Para Carlos Santana, director de mid-market de EQT en Iberia, la clave del éxito "se basa en la anticipación, los equipos son reducidos y tienes que filtrar las operaciones que más te encajan y así enfocarte muy bien en las que quieres hacer".

En esta línea, Íñigo del Val, socio de M&A de Allen & Overy, explicó que "el pasado año, el 45% de las operaciones que asesoramos a nivel mundial eran subastas. Lo que en este momento pretenden los vendedores en la ejecución es certeza de cierre y una salida limpia. Por eso, hoy en día nuestro asesoramiento se centra más en el proceso para conseguir cerrar la transacción y en los temas estratégicos, que el bidder sea competitivo y agresivo, pero a la vez cubrir los riesgos que puedan surgir".

Por otro lado, también se trató el avance de los fondos de deuda en España y cómo este tipo de financiación va ganando peso en relación a la tradicional dependencia bancaria. No obstante, Estanislao Carvajal, socio de Incus Capital, señaló que "en España todavía estamos un poco retrasados respecto a otros países, los bancos tienen casi el monopolio porque la deuda privada ha entrado más tarde".

Según Carmen Alonso, head of Iberia de Tikehau Capital, "es importante diferenciar el mundo corporativo del de private equity. La penetración del direct lending ha aumentado bastante en capital privado porque se ha beneficiado de un entorno macro positivo, de un número mayor de fusiones y adquisiciones... los fondos han entendido el valor de una financiación más flexible. En la parte corporativa creo que todavía estamos en el proceso educativo porque las empresas medianas españolas todavía tienen algo de vértigo, aunque sí hay una motivación para diversificar sus fuentes de financiación". Para Alfonso Edhart, socio de Oquendo Capital, "el direct lending tiene mayor potencial de crecimiento en la financiación de operaciones. El mayor problema de las compañías medianas españolas es que son familiares, no hacen tantas transacciones y quieren créditos para refinanciar, por eso no les cuadramos tanto".

Además, todos coincidieron en que ambos productos son compatibles. Así, Luis Felipe Castellanos, managing partner de Alantra Private Debt, "la deuda privada ofrece soluciones financieras flexibles adaptadas a las necesidades de financiación de cada empresa complementando el crédito bancario". 

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin