Empresas y finanzas

Ryanair ganó 1.195 millones en la primera mitad de su ejercicio fiscal, un 7% menos

  • La aerolínea elevó su facturación un 8%, hasta 4.789 millones
Imagen de Reuters

Ryanair registró un beneficio de 1.195,6 millones de euros en la primera mitad de su ejercicio fiscal, finalizado el pasado 30 de septiembre, un 7% menos con respecto al mismo periodo del año anterior, excluidos extraordinarios por la adquisición del 75% de Laudamotion realizada en agosto.

La compañía registró unas pérdidas extraordinarias de 44,9 millones de euros por la compra de LaudaMotion, la aerolínea fundada por el excampeón de Fórmula 1 Niki Lauda heredera de la compañía que éste fundó con su nombre. Para el ejercicio completo, estima unas pérdidas de 150 millones de euros y que sea rentable a partir de 2019.

En la primera mitad de su ejercicio (abril-septiembre), Ryanair elevó un 8% su facturación, hasta un total de 4.789,7 millones de euros, según los datos publicados hoy por la aerolínea. De esta cantidad, 48,3 millones de euros procedente de las operaciones de Laudamotion.

Ryanair señala que este resultado está en línea con lo anunciado el pasado mes de octubre cuando rebajó sus previsiones de beneficios para el ejercicio fiscal, que espera cerrar con unas ganancias de entre 1.100 y 1.200 millones de euros, frente a la horquilla estimada inicialmente de entre 1.250 y 1.350 millones de euros.

La aerolínea ha ratificado que reducirá un 1% su capacidad para la temporada de invierno

La mayor aerolínea de bajo coste de Europa, con sede en Dublín, ha ratificado que reducirá un 1% su capacidad para la temporada de invierno, tras registrar un incremento del 6% del tráfico en la primera mitad del ejercicio, con un volumen de 76,6 millones de viajeros. Para el ejercicio completo, estima alcanzar los 138 millones de pasajeros, lo que supondría un aumento del 6% (141 millones incluyendo Laudamotion).

El factor de ocupación de Ryanair cayó al 75% promedio desde el 86% en la primera mirad del año, un descenso que atribuye en un 11% a las huelgas de control aéreo y falta de personal en Europa.

Las tarifas de la aerolínea cayeron de media un 3% entre abril y septiembre

El consejero delegado de Ryanair, Michael O'Leary, ha explicado que las tarifas cayeron un 3% en el primer semestre, mientras que los servicios complementarios mantuvieron un fuerte desempeño con un alza del 27% -hasta unos 1.300 millones de euros-, que permitió compensar el aumento del coste del combustible, del personal por los acuerdos con varios sindicatos y el impacto derivado de las huelgas.

En la primera mitad de su ejercicio, los costes de Ryanair ascendieron a 3.438 millones de euros, un 17% más que en el mismo periodo precedente. Los mayores aumentos se registraron en gastos de personal (+33%) y en la factura por combustible, que repuntó un 22% hasta rozar los 1.270 millones de euros.

Ryanair admite que los beneficios se verán también afectados por el coste de las compensaciones a los pasajeros, conforme a la normativa europea EU261, y por el aumento del 10% en los precios del carburante. De hecho, estima que su factura de combustible ascienda a 460 millones de euros, casi un 7% más.

El Brexit y nuevas huelgas son las dos amenazas más importantes para las cuentas de Ryanair

En cuanto al Brexit, la compañía señala que el riesgo a que se produzca un Brexit duro conforme se acerca la fecha de marzo de 2019 es mayor y que, en todo caso, espera que se implemente un acuerdo de transición. La compañía recuerda que ha solicitado a Reino Unido proteger los 'slots' de las tres rutas doméstica en el país antes de que finalice el año.

La compañía sigue preocupada por la incertidumbre que rodea todavía a los términos de la salida de Reino Unido de la UE en marzo de 2019 y se mostró a favor de un acuerdo bilateral sobre aviación entre ambas partes.

Así, reconoce que sus estimaciones anuales dependerán en gran medida de que las tarifas aéreas no sigan disminuyendo y de la ausencia de huelgas imprevistas o nuevas interrupciones del control aéreo en Europa.

Ryanair recuerda que desde que se comprometió a reconocer a los sindicatos ha logrado acuerdos con las tripulaciones de algunos de los principales mercados donde opera, aunque reconoce que sus progresos en países como España, Portugal y Alemania son más lentos. "Si bien esperamos lograr más acuerdos sindicales en los próximos meses, no podemos descartar una acción industrial ocasional, pero esperamos que su impacto sea muy limitado", concluye la compañía.

Los sindicatos de TCP de Ryanair de España, Portugal, Italia, Bélgica, Holanda y Alemania han reclamado un cambio de actitud "radical" respecto a las condiciones laborales que ofrece a sus trabajadores o habrá "varios días de huelga" de aquí a que acabe el año.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin