Empresas y finanzas

CaixaBank ganará 300 millones con sus participadas tras vender Repsol

  • La cartera industrial aportará cada año en torno al 11% de sus beneficios
Una sucursal de CaixaBank.
Madrid

CaixaBank ganará en torno a 300 millones cada año con su cartera industrial, que ya no contará con Repsol tras haber deshecho su posición histórica. Según un informe reciente de Credit Suisse las participaciones de Telefónica, el austriaco Erste Bank y el angoleño BFA generarán a la entidad entre 285 y 308 millones de euros en los próximos tres ejercicios, que será el periodo de su nuevo plan estratégico que presentará a finales de noviembre.

Esta cuantía representará en torno al 11% de sus beneficios totales, una vez descontados los ajustes por coste de capital de las inversiones. Hasta la fecha la cartera industrial contribuía con un 18% de las ganancias. Para el conjunto de 2018 las inversiones en otras sociedades contribuirán con 105 millones, una cantidad que incluye las pérdidas que reconocerá en las cuentas del primer semestre el banco por la colocación del 9% de Respol.

La mayor aportación, según los analistas de Credit Suisse, será la de Erste, donde CaixaBank tiene un 9,9%. Las ganancias que logrará el grupo que dirige Gonzalo Gortázar oscilarán entre 105 y 130 millones, entre el 4 y el 5% de los beneficios esperados.

El banco logrará unos resultados de 68 millones gracias a los dividendos de Telefónica

Telefónica, por su parte, permitirá al banco unos resultados positivos netos de casi 68 millones gracias a que los dividendos de la operadora se mantendrán estables. CaixaBank está defendiendo su posición en la operadora, en la que mantiene desde 2005 una participación del 5%, a pesar de las caídas que ha sufrido en bolsa en los últimos meses.

Gortázar mostró la semana pasada su confianza en la compañía y en los planes impulsados por el presidente, José María Álvarez-Pallete. Además, remarcó que Telefónica aporta a CaixaBank sinergias tecnológicas e ingresos adicionales gracias a las alianzas que mantiene en determinados negocios. Así, subrayó que gracias a estos acuerdos la entidad ha podido financiar la compra de más de tres millones de teléfonos móviles que ha vendido la firma de telecomunicaciones. "Es una magnífica inversión, aunque en este momento esté muy infravalorada y bajo presión", dijo el consejero delegado de CaixaBank.

La participación en el angoleño BFA, por su parte, aportará unos beneficios anuales de unos 90 millones, asumiendo que el portugués BPI estará controlado al 100%. En la actualidad posee el 95 del luso y, de manera indirecta, el 48,1% del africano.

Los analistas no ven motivos para que el grupo reduzca su presencia en BFA

En el informe, los analistas de Credit Suisse no ven incentivos para que el grupo español reduzca su presencia en BFA. Asimismo, consideran improbable un comprador distinto al socio mayoritario de esta entidad, que es la empresaria Isabel Dos Santos.

Otras inversiones de su cartera industrial contribuirán a las ganancias de los próximos años con algo más de 40 millones. Los expertos del banco de inversión suizo predicen unos resultados netos para CaixaBank cercanos a los 2.500 millones en 2019 y una rentabilidad sobre recursos propios que superará el 10%. Este umbral es el considerado como mínimo para cubrir los costes de capital que exige el mercado y los reguladores.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0