Empresas y finanzas

Banco Santander inaugura este lunes el horario de tarde con cita previa en 500 oficinas

  • El personal trabajará de lunes a jueves y dos tardes

Banco Santander empezará a abrir por las tardes 500 oficinas Smart Red, en las que el personal trabajará de lunes a jueves en horario flexible y con dos tardes de trabajo.

En un principio, la entidad cántabra tenía previsto que este medio millar de sucursales en las que se trabajará por las tardes abriera el pasado lunes, 15 de septiembre.

Este retraso tuvo que ver con una mala planificación en lo que respecta a informar a clientes en el tiempo y forma que se debía, así como con la replanificación de la actividad comercial de los gestores, tal y como han asegurado fuentes sindicales.

El pasado 26 de junio, Santander y sindicatos cerraron un acuerdo en virtud del cual se homologaban las condiciones de los trabajadores de Popular y Pastor con los del banco 'rojo' y que contemplaba la apertura de 500 oficinas Smart Red. Este régimen está previsto que se extienda en el futuro a las 1.000 sucursales de este tipo que tiene el banco.

Las negociaciones, que se iniciaron el pasado mes de abril, culminaron con la suscripción de este acuerdo por parte de las organizaciones sindicales CCOO, FITC, STS, Segrupo y Amyc, que alcanzaron una mayoría del 65,83% de la representación de los trabajadores de Santander y Popular.

Concretamente, el personal especializado de las 500 sucursales remodeladas tendrá un horario flexible --entrada entre las 8.30 y 9.00 horas, y salida entre las 14.00 y 14.30 horas-- con dos tardes de trabajo a la semana de dos horas de duración, preferiblemente de lunes a jueves entre las 16.00 horas y las 18.30 horas, con un mínimo de 100 tardes al año. Todos los viernes del año los empleados trabajarán en horario de 8.00 a 15.00 horas.

Con cita previa

Estas sucursales solamente atenderán por las tardes bajo cita previa con un gestor, por lo que no son de apertura generalizada al público.

Los horarios se aplican a los empleados que desempeñan puestos de director, director adjunto, subdirector de sucursales con posiciones de GOI/apoderado de caja y figuras especializadas como gerentes de empresas, gestores 'select', gerentes de negocio internacional y ejecutivas de negocios.

Los que cubren puestos de atención al cliente, subdirectores, GOI y ejecutivos comerciales mantendrán su actual jornada y horario de trabajo, si bien los ejecutivos comerciales y subdirectores podían adscribirse voluntariamente a este régimen de jornada partida.

No obstante, las fuentes sindicales consultadas han asegruado que la mayoría de los empleados que podían solicitar adoptar este horario flexible de forma voluntaria se han visto de algún modo presionados o forzados. Según sus cálculos, en torno a 1.000 empleados se vieron afectados de forma directa, a los que se ha de sumar los que tenían libertad de elección.

El personal que pasa a realizar este régimen de horario percibirá una compensación económica de 3.500 euros brutos al año o la parte proporcional que corresponda distribuido en doce pagos anuales. También se han establecido unos incentivos mínimos de 11.250 euros brutos anuales para los directores de oficinas y de 6.000 euros brutos anuales para el resto por la consecución del 100% de objetivos.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.