Empresas y finanzas

Llegan a Barcelona los pisos 'colmena': zulos de tres metros cuadrados con cocina y baño compartidos

  • El precio de estos habitáculos oscila entre los 200 y los 275 euros al mes
  • El Ayuntamiento asegura que no cumplen los requisitos de habitabilidad
  • Los 'inquilinos' no podrán criticar a la comunidad ni en público ni en redes
Madrid

La difícil situación que vive el mercado inmobiliario en muchas ciudades españolas abre la puerta a los emprendedores más avispados y a sus originales y polémicas propuestas. La última viene de la mano de Haibo 4.0, que, aprovechando un supuesto vacío legal, presenta en Barcelona un proyecto de vivienda compartida con habitáculos de tres metros cuadrados en pisos colmena, con cocina y baño comunitarios, armarios y zona común por precios de entre 200 y 275 euros al mes.

Estos espacios, similares a las cápsulas que pueden encontrarse en China o Japón, se ubicarán en bajos comerciales reacondicionados, situados en el centro de la ciudad, y que incluirán entre 15 y 50 habitáculos, en una especie de gran piso compartido.

Los cubículos, de 2,2 metros de largo y 1,2 metros tanto de ancho como de alto -con ventilación, luz, espacio de almacenaje y cierre acristalado opaco-, estarían fabricados en madera, según los primeros prototipos, y se repartirían en dos filas, una arriba y otra abajo, como si de una colmena se tratase, de ahí su nombre. En el precio estarían incluídas la luz, el gas, el agua, internet y la limpieza de las zonas comunes, además de atención 24 horas para cualquier consulta.

La primera colmena en la Ciudad Condal, en el barrio de Sants-Badal, estará disponible este mismo mes, si los responsables del proyecto logran superar los obstáculos legales a los que se enfrentan, según recoge el portal inmobiliario Idealista.

El ayuntamiento defiende que no cuenta con los requisitos de habitabilidad, pero Haibo defiende que existe un vacío legal

Y es que el Ayuntamiento comandado por Ada Colau ya ha advertido que ese tipo de proyectos "no tienen cabida en Barcelona", como han declarado fuentes del consistorio a El Periódico. "Es obvio que no cumple los requisitos mínimos de habitabilidad que se exigen para poder vivir con dignidad y en unas condiciones adecuadas", aseguran. Sin embargo, reconocen no tener constancia del proyecto y no haber recibido ninguna consulta sobre el mismo.

Sin embargo, desde Haibo defienden que hay un vacío legal que les permitirá sacar adelante su proyecto. "No alquilamos ni vendemos, es algo parecido a una comunidad o asociación, algo más social", apuntan los fundadores, en declaraciones recogidas por Idealista. "Estamos en conversaciones con el Ayuntamiento para que se cree una normativa en torno a nuestro proyecto", aseguran.

Los promotores insisten en que se trata de una solución pensada para jóvenes o para personas con bajos ingresos que no tienen otra forma de independizarse. "En Barcelona el problema de la vivienda afecta a las rentas más bajas", apunta uno de los impulsores del proyecto, en declaraciones a El Periódico. El público objetivo de estos pisos son "trabajadores que tienen que desplazarse decenas de kilómetros cada día para ir a trabajar, estudiantes obligados a compartir pisos a precios desorbitados...", explican. En definitiva, personas en situación difícil que no pueden pagar un piso.

Entre los requisitos para poder acceder a este tipo de habitáculos, la empresa exige tener entre 25 y 45 años, con ingresos mínimos de 450 euros mensuales y no contar con antecedentes penales. Además, no permite la entrada de mascotas, ni tener drogas, sustancias ilegales, elementos explosivos o material altamente inflamable. Tampoco acepta que se preste el espacio a amigos o familiares, ni realquilarlo. Una de las exigencias más polémicas es la prohibición de criticar la colmena en público o en redes sociales, acción que podría ser castigada con la expulsión. De la misma forma, si todos los miembros se ponen de acuerdo, también pueden echar a un residente de la comunidad.

Si la iniciativa tiene éxito, desde Haibo ya tienen preparados otros siete espacios listos para ser rehabilitados y adaptados como colmenas. Además, también estudian la expansión del proyecto a otras ciudades con similares problemas de vivienda, como pueden ser Madrid o Roma.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 11
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Jordi
A Favor
En Contra

Cada vez hay mas personas que vivimos solas. Si uno cree que tiene bastante con un estudio de 20 m2. ¿Por qué no lo dejan legalizar?

Y ya puestos, ¿Por que no dejan legalizar un local comercial, como vivienda?

Puntuación 5
#1
Me gusta
A Favor
En Contra

Muy buen proyecto

Puntuación -7
#2
JK
A Favor
En Contra

LA IMAGEN QUE ILUSTRA LA NOTICIA ES DE UN HOSTEL QUE TIENE HABITACIONES COMPARTIDAS CON ESE TIPO DE LITERAS. NO TIENE NADA QUE VER CON PISOS. DE HECHO NO SE SI SERÁ LEGAL QUE EL ECONOMISTA UTILICE FOTOS DE UN ESTABLECIMIENTO SIN SU PERMISO

Puntuación 6
#3
aristoleches
A Favor
En Contra

#1. Si dejan legalizar pisos de 20 metros, en unos años todos viviremos en pisos de 20 metros. Es una barbaridad que me recuerda a la ministra de Fomento de 2006 que lo proponía como alternativa al encarecimiento del precio de la vivienda. Llegó la crisis y resulta que el problema era otro, la especulación financiera. Si autorizas pisos de 20 metros en unos años pagarás por un piso de este tamaño lo mismo que pagas ahora por uno de 80.

Puntuación 28
#4
Carlos
A Favor
En Contra

Pues mejor vivir en una celda de una prisión.

Pensión completa y alojamiento mejor que esos zulos, y gratuito.

Puntuación 22
#5
pep
A Favor
En Contra

La solución definitiva propuesta por Colau y los de Podemos para los jóvenes que buscan vivienda.

Esta solución impresionante la discurrieron en el chalet de Pablo, tomando unos chupitos junto a la piscina-lago del jardín de 2000 metros cuadrados.

Puntuación 2
#6
Fed
A Favor
En Contra

Y esto se permite?

Alucino chato Sanchez..

Donde esta podemos?

Me parto

Puntuación 8
#7
Eva
A Favor
En Contra

No. Por favor, NO

Puntuación 7
#8
Miguel llodra
A Favor
En Contra

Pisos para estudiantes de entre 25 y 45 años, se coje antes a un mentiroso que a un cojo.

Puntuación 1
#9
A Favor
En Contra

Que asco, que se los metan por ahí

Puntuación 0
#10
uis
A Favor
En Contra

como hacen promoción para ver si aumenta la venta de pisos....

que comisión no se habrá llevado el que hizo el articulo que aún no lo han sacado de portada?.... jajajaja

Puntuación 0
#11