Empresas y finanzas

La transición energética atraerá ocho millones de nuevos empleos en Europa

Instaladores de placas fotovoltaicas. Foto: Archivo

Los vientos favorables que han empujado la economía española en los últimos años se agotan. La subida del petróleo y de los tipos de interés y la saturación del mercado turístico, entre otros factores, pueden lastrar el crecimiento. Por eso ha llegado la hora de dar paso a la transición energética, que atraerá hasta tres millones de nuevos empleos en el sector de las renovables y otros cinco millones en el sector de la eficiencia energética, según recoge el Informe IPM Los empleos de la transición energética.

Según este análisis -presentado recientemente en España-, durante el periodo de 1990-2015 la Unión Europea redujo sus emisiones un 24%, mientras que España las aumentó un 17%, el tercer país europeo donde más han crecido. La ausencia de políticas que actúen para rebajar las emisiones, hacen que estas fluctúen según la actividad económica del país o la variabilidad del clima. Un aumento del PIB, supone un incremento de emisiones de gases efecto invernadero, destaca el texto, que recuerda que el Acuerdo de París de 2015 obligó a reducir sus emisiones hasta un 40% en 2030 respecto a 1990.

Las agencias internacionales (IRENA, AIE, REN21) insisten en que para lograr los objetivos fijados es imprescindible aumentar el uso de la energía renovable. Dos sectores reclaman mayor atención: por un lado, la calefacción, que representa un 50% del consumo final, acapara el 68% de las importaciones de gas y utiliza un 75% de combustibles fósiles. Y por otro, el transporte, que representa un 30% del consumo final de energía y el 65% de consumo de petróleo.

La clave, según el informe, está en la electricidad, que hará posible eliminar las emisiones de CO2 en 2050 y sustituir paulatinamente los combustibles fósiles de calefacción y transporte. Las inversiones se dirigirán hacia un objetivo de renovables del 75% para 2030 y el 100% para 2050.

La UE pide una formación específica para los empleos relacionados con la sostenibilidad ambiental

En todo el mundo, apunta el análisis, las acciones para limitar la temperatura del planeta facilitarán la creación de 24 millones de empleos en para el año 2030, compensando la pérdida de 6 millones de empleos relacionados con el carbón y el petróleo. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) señala que las políticas de sostenibilidad aplicadas en los sectores de energía, el cambio de mix energético, el uso de los vehículos eléctricos, la agricultura y la economía crearán cuatro nuevos empleos por cada uno que se pierda del abandono de combustibles fósiles. El informe recomienda a los gobiernos que se anticipen con medidas para capacitar a los trabajadores en las habilidades necesarias. La Unión Europea señala la importancia de garantizar una formación específica, para impulsar la integración de esas nuevas competencias en los sistemas educativos.

En definitiva, la transición energética es una gran oportunidad de creación de empleo, con nuevas especializaciones productivas.

100.000 millones de euros

Es la cantidad de inversión que se puede generar, según el informe, con los objetivos de sostenibilidad y medioambientales impulsados por la Unión Europea. La transición hacia una economía descarbonizada contribuirá a incrementar la baja calidad del empleo que se crea con un crecimiento más robusto, apuntan los expertos, dando salida a la mano de obra infrautilizada.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado

Usuario validado en elEconomista.es
jjzc63
A Favor
En Contra

Se puede realizar la transición energética antes de las fechas indicadas en el artículo. Sólo es necesario querer. Posibilidades hay.

Puntuación 0
#1