Empresas y finanzas

La compra por Repsol de activos a Viesgo, la segunda mayor operación del petróleo para entrar en electricidad

  • El movimiento supera con creces los pasos de otras petroleras europeas en la misma dirección

El acuerdo alcanzado por Repsol para adquirir por un importe de 750 millones de euros los negocios no regulados de generación de electricidad de bajas emisiones de Viesgo y su comercializadora de gas y electricidad representa la segunda mayor operación de una petrolera a nivel mundial para entrar en el sector de la electricidad y gas.

Así, el movimiento dado por Repsol para convertirse en un actor relevante en el mercado español de electricidad le sitúa a la cabeza de los movimientos dados por otras 'grandes' petroleras europeas en este sentido, como Total, Shell, BP o Galp, entre otras, informaron a Europa Press en fuentes del sector energético.

En concreto, la operación del grupo dirigido por Josu Jon Imaz sólo se ve superada en el sector por la compra por la francesa Total el pasado mes de abril del 74% de Direct Energie por 1.400 millones de euros. Con esta adquisición, la gala se hizo con el control de la tercera minorista de electricidad francesa, que cuenta con 2,6 millones de clientes y activos de generación con capacidad para 1.400 megavatios (MW), entre los que se encuentran ciclos combinados que suman 800 MW.

Además, Total también había adquirido en 2016 la belga Lampiris, una comercializadora de gas y electricidad con 760.000 clientes, por unos 175 millones de euros.

La magnitud del movimiento de Repsol es tal que deja atrás los pasos que ya habían dado antes otras de las petroleras del Viejo Continente. Así, supera en conjunto el montante de las dos operaciones que realizó en este sentido Shell, que en diciembre del año pasado adquirió First Utility, una compañía minorista de gas y electricidad de Reino Unido, por más de 200 millones de euros, y que el pasado mes de enero compró una participación del 44% en la estadounidense de energía solar Silicon Ranch por 217 millones de dólares (unos 186 millones de euros).

Otras petroleras tradicionales también han empezado a andar en esta dirección hacia la diversificación y a posicionarse como proveedores multienergía.

Es el caso de BP, que recientemente se hizo con el 24% de Pure Planet, una compañía minorista de gas y electricidad, con la intención de suministrar energía 100% renovable al mercado británico.

Además, la británica cuenta con una capacidad de 1.400 MW a través de la estadounidense de energía eólica y solar Lightsource BP, en la que entró a finales de 2017 tras invertir 200 millones de dólares (unos 171 millones de euros).

En el caso de las grandes petroleras estadounidenses, se han mostrado menos activas que las del Viejo Continente en este transitar hacia los mercados de gas y electricidad y de generación de bajas emisiones. Así, apenas Chevron cuenta con pequeñas inversiones en proyectos que abarcan energía eólica, solar o geotérmica, con capacidad para suministrar a 113.000 hogares en Estados Unidos.

Mercado ibérico

Mientras, en el mercado ibérico, junto a Repsol, el resto de compañías del sector también se han movido en este sentido. Así, Cepsa lanzó a principios de este año su comercializadora de luz y gas para el mercado residencial con el objetivo de convertirse también en uno de los principales operadores.

Además, la compañía entró en el mercado de las renovables y a finales de este año prevé poner en marcha su primer parque eólico en Jerez (Cádiz).

Tampoco se quiere quedar atrás la lusa Galp, que el pasado mes de marzo suscribió un acuerdo estratégico con Podo para tomar una participación del 25% en la comercializadora eléctrica.

Grandes cifras

Sin embargo, todas estas operaciones están lejos de la magnitud del acuerdo sellado por Repsol con Viesgo, por el que la compañía presidida por Antonio Brufau adquirirá una capacidad de generación de bajas emisiones de 2.350 MW, elevando su capacidad total instalada a 2.950 MW, y una cartera de cerca de 750.000 clientes.

En concreto, Repsol adquiere centrales hidroeléctricas con una capacidad instalada de 700 MW, situadas en el Norte de España, así como dos centrales de ciclo combinado de gas, en Algeciras (Cádiz), construida en 2011, y Escatrón (Zaragoza), construida en 2008, que suman entre ambas una capacidad de 1.650 MW.

El plan estratégico de la compañía, lanzado a principios de este mes de junio, marca como objetivos alcanzar 2,5 millones de clientes minoristas de gas y electricidad en 2025, y una capacidad de generación baja en emisiones de alrededor de 4.500 MW.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado