Empresas y finanzas

Gimeno cuestiona hoy a la dirección de El Corte Inglés para ganar tiempo

  • Modifica el orden del día del consejo a pocos días de ser destituido
En la imagen, el presidente de El Corte Inglés, Dimas Gimeno. Foto: Reuters.

A tan solo unos días de su destitución como presidente de El Corte Inglés, Dimas Gimeno ha modificado el orden del día del consejo de administración, que debe aprobar este miércoles las cuentas de la compañía del ejercicio cerrado el pasado 28 de febrero. Pero, tal y como adelantó elEconomista, y bajo la amenaza de no aprobar los estados financieros, Gimeno ha introducido cinco nuevos puntos en el orden del día para cuestionar fundamentalmente la labor de los dos consejeros delegados, Víctor del Pozo y Jesús Nuño de la Rosa. Aunque su salida de la empresa es ya inminente, Gimeno está tratando de ganar así tiempo para intentar llegar a la junta de accionistas del próximo mes de agosto aún en la presidencia.

A petición suya, en la reunión se abordará así la salida a bolsa, la puesta en marcha de un plan estratégico, la mejora del gobierno corporativo para la profesionalización de la empresa, un análisis sobre presuntas prácticas corruptas en el área de seguridad y otro sobre los planes de futuro.

En la dirección de El Corte Inglés no entienden, sin embargo, que introduzca estos cambios a última hora, en un momento de máximo enfrentamiento con el resto de accionistas, y no los haya abordado en los cuatro años que ha estado como presidente ejecutivo. Y a todo ello se añade, además, que tanto Gimeno como su madre, María Antonia Álvarez, están tratando de difundir la idea de que hay una corrupción generalizada en el seno de la empresa. Y es que tras denunciar irregularidades en el área de seguridad, Gimeno quiere realizar también auditorías en distintas divisiones y filiales del gigante de los grandes almacenes, aunque por ahora no lo ha introducido en el orden del día del consejo.

Aunque su portavoz oficial ha declinado atender las llamadas de este periódico, fuentes de toda solvencia aseguran que su objetivo es investigar, fundamentalmente, la filial Viajes El Corte Inglés, que estaba bajo la dirección de Jesús Nuño de la Rosa hasta su nombramiento el pasado mes de octubre como consejero delegado.

A todo ello se suma además que EY ha decidido paralizar el informe sobre el área de seguridad, después de que el propio Gimeno denunciará supuestas prácticas corruptas y tras haber recibido información anónima. El Corte Inglés puede sacar adelante las cuentas, pero se arriesga así a que el auditor incluya salvedades a las mismas en su informe o incluso a que deniegue su opinión por falta de información. En el grupo existe la sospecha, sin embargo, de que esa información anónima suministrada a EY parte del entorno de Gimeno y de su familia, que han contratado empresas de seguridad e inteligencia para tratar de destapar supuestas irregularidades. En 2017, tenían a Kroll y este mismo año han pedido ayuda al grupo israelí NSO, propiedad del empresario Francisco Partners.

El grupo, que ha incumplido hasta ahora bajo la gestión de Gimeno los objetivos de crecimiento a los que se comprometió en 2015 con el inversor catarí Al Thani para que concediera un préstamo de 1.000 millones de euros, habría obtenido aún así el año pasado un crecimiento significativo, tanto de las ventas como del resultado neto, después de impuestos, ya con los nuevos consejeros delegados al frente.

Gimeno admitió el pasado 18 de abril en una conferencia que las ventas de El Corte Inglés crecieron el año pasado por encima de la media del sector, que el beneficio neto aumentó más de un 10%, a doble dígito, y que el ebitda (el resultado bruto operativo) también habría subido. Gimeno está tratando de buscar de forma desesperada el apoyo ahora de Al Thani para frenar su cese, pero mientras su familia acusa al jeque de intentar quedarse con el grupo a precio de saldo.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

ECI
A Favor
En Contra

Está claro, al final Isidoro se equivocó gravemente.Las consecuencias... lo que estamos viendo.

Puntuación 2
#1