Empresas y finanzas

Multa de 25.000 euros a Iberia por discriminación grave al exigir pruebas de embarazo a aspirantes a azafatas

  • Retira los test tras ser multada y asegura que no era discriminatorio
  • La normativa aeronáutica prohíbe volar a tripulantes embarazadas

La aerolínea Iberia ha decidido retirar la prueba de test de embarazo a las mujeres que aspiraban a trabajar en la compañía tras haber sido multada con 25.000 euros por parte de Inspección de Trabajo en las islas Baleares al considerarlo una falta muy grave de discriminación. El conseller de Trabajo, Comercio e Industria, Iago Negueruela, criticaba hoy mismo que se trate el embarazo "como una enfermedad".

UGT ha solicitado a Iberia que modifique el procedimiento de selección de personal y que la información de posible embarazo "sea inmediato" tras la contratación y nunca antes. Para el sindicato, la prueba de embarazo "puede ser exigible" a las trabajadoras en aplicación de los protocolos de prevención de riesgos, pero ha precisado en una nota que "nunca a una aspirante inmersa en un proceso de selección".

UGT recuerda, además, que una mujer "no tiene la obligación de informar previamente" a su contratación sobre un posible embarazo para optar a un puesto de trabajo.

¿Discriminación laboral?

La propuesta de Inspección de Trabajo, que ahora ha sido ratificada por la Conselleria, se basa en unos hechos detectados el año pasado durante uno de los controles contra la discriminación laboral.

Desde Iberia han asegurado que se trataba únicamente de una medida precautelar "para el bienestar del bebé y de la futura madre" y han negado que se haya dejado de contratar a una mujer por el hecho de estar embarazada si cumplía los requisitos exigidos para el puesto.

En un comunicado, la aerolínea ha expuesto que el año pasado se contrataron cinco mujeres embarazadas de las seis que optaron a un primer puesto en Iberia y han detallado que se siguen protocolos "muy rigurosos" para su protección. La normativa aeronáutica prohíbe volar a toda tripulante desde el mismo momento en que se conoce su embarazo.

"Las tripulantes de cabina de pasajeros, por ejemplo, cesan en sus tareas desde el mismo momento en que están embarazadas y se les asignan temporalmente otras que no supongan ningún riesgo", han explicado. De hecho, en julio 32 tripulantes de cabina no están ejerciendo su actividad habitual por estar embarazadas.

Según la gerente de Prevención Laboral de Iberia, María Teresa García, "teniendo en cuenta la sensibilidad que genera el actual protocolo de protección de mujeres embarazadas", la aerolínea dejará de incluir la prueba de embarazo en el reconocimiento médico de ingreso.

"Seguiremos poniendo todas las medidas necesarias para que las mujeres embarazadas trabajen con todas las garantías y máxima seguridad, como hemos hecho hasta ahora", ha añadido.

Reducciones de jornada

A partir de ahora, las mujeres estarán bajo su responsabilidad de comunicar su estado a la compañía "de manera que se puedan adecuar las funciones temporalmente".

Actualmente, el 46% de la plantilla de Iberia son mujeres, con un 46,4% de los puestos técnicos y de estructura. En el caso de los tripulantes de cabina (TCP) ese porcentaje sube al 71% de la plantilla.

Según datos de Iberia, en el colectivo de tierra de la aerolínea las mujeres que se han acogido a reducciones de jornada por guarda legal en 2016 ascendió a un total de 626. En el caso de las TCP, el 42% de las mujeres tripulantes de largo radio se han acogido a reducciones de jornada este verano, en el pico de actividad.

Durante los años 2016 y 2017,60 trabajadoras han tenido una adaptación de su puesto de trabajo atendiendo a la protección de su situación de embarazo.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin