Empresas y finanzas

Kalanick, CEO de Uber, a un conductor en quiebra: "Asume tu propia mierda, ¡buena suerte!"

  • El CEO responde con soberbia a las quejas de su empleado
  • El vídeo pone en duda el liderazgo al frente de la compañía
El consejero delegado de Uber, Travis Kalanick.

El CEO de Uber Travis Kalanick ha sido grabado manteniendo una agria discusión con uno de los conductores de la compañía que le reprocha las continúas bajadas de tarifas. El directivo le responde de mala manera invitándole a resolver solo sus problemas. La empresa en poco tiempo acumula varios escándalos que salpica su ya polémica imagen.

Kalanick tiene fama de ser un tipo arrogante y con malas pulgas. Bloomberg ha publicado un vídeo que confirma tales extremos, en el que se le puede observar discutiendo con uno de los conductores que presta servicio a su compañía sobre las tarifas que aplica.

La conversación se va calentando a poco a poco, pero ya comienza con mal pie al saludarle con ironía el conductor Fawzi Kamel, que lleva conduciendo para Uber desde 2011. No duda al plantearle al jefe de la compañía que los conductores cada vez ganan menos dinero debido a la reducción de las tarifas.

"Era necesario"

Kalanick al principio le niega la mayor, pero le da la razón y se justifica. "Tenemos que hacerlo, tenemos rivales en el mercado. Si no lo hiciéramos sería el fin de nuestro negocio", afirma. Kamel insiste y le señala que en realidad prefieren "regalar los viajes".

Durante el rifirrafe, Kalanick presume de liquidar a la competencia, pero comienza a irritarse cuando el empleado le explica que en el momento de empezar cobraba 20 dólares por milla y ahora no llega a tres dólares.

Kamel le explica que ha perdido por la política de tarifas de la compañía 97.000 dólares y que se encuentra en bancarrota y que "ya nadie confía en ti". Kalanick zanja la conversación espetándole que "a muchas personas no les gusta asumir su propia mierda y problemas y prefieren culpar a otros. ¡Buena suerte!".

Un mal líder

Tras la publicación del vídeo el CEO escribió un email al conductor disculpándose y admitiendo que necesita ayuda para mejorar su liderazgo. "Mi trabajo comienza con comportarse de una manera de la que podamos estar orgullosos todos y no lo hice", publica Bloomberg.

"Está claro que este vídeo muestra como soy y las críticas que hemos recibido son un claro recordatorio de que tengo que cambiar fundamentalmente como líder y convertirme en adulto. Es la primera vez que lo admito, necesito ayuda a nivel de liderazgo y tengo intención de recurrir a ello", reza el escrito. El medio estadounidense invita a los inversores a preguntarse si Kalanick está lo suficientemente preparado para dirigir una compañía de 69.000 millones de dólares con proyección en todo el mundo.

Torpeza tras torpeza

Desde que empezó el año, Uber acumula una larga lista de polémicas. La Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos (FTC, por sus siglas en inglés) sancionó a la compañía con 20 millones de dólares por engaño a sus conductores. Además, cada vez hay más ejemplos en prensa de que el modelo de Uber se basa en una sobreexplotación de los trabajadores que conducen para la compañía.

En enero, recibió fue acusada con una gran campaña de desprestigio en redes por boicotear la huelga de taxistas en Nueva York que protestaban contra el decreto anti refugiados del nuevo presidente Donald Trump. A los pocos días, Kalanick se vio obligado a abandonar el consejo de asesores de la Casa Blanca. Además, la compañía está envuelta en un escándalo de acoso sexual por encubrir el caso. Y Google acusa a Uber de robar tecnologías de sus coches autodirigidos.

El sandwich holandés

Desde el principio Uber arrastra una fuerte polémica por su modelo de negocio al provocar un gran rechazo en el sector del taxi y por no asumir los costes laborales de los conductores. Además, su expansión internacional está diseñada bajo estructuras fiscales para reducir al máximo el pago de impuestos.

Los ingresos en fuera de Estados Unidos son facturados en Holanda desde Uber BV. Otra compañía holandesa le devuelve parte de la tarifa al chófer, con lo que los países en los que opera solo puede gravar la renta de los conductores pero no los ingresos de la compañía. La matriz holandesa tributa a bajos tipos de interés en Holanda y el resto es desviado a Uber International CV, con sede en Bermuda.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud