Empresas y finanzas

Consejos para que las familias ahorren en la vuelta al cole

  • El gasto medio por alumno en España se sitúa en 232 euros
La vuelta al cole en unos grandes almacenes. Imagen de Nacho Martín

Es más conocida la cuesta de enero, pero para quienes tienen hijos en edad escolar, es más temible la de septiembre ya que, tras los excesos veraniegos, toca equipar a los alumnos. Y encima, cada año hay menos intención de adelantar las compras para evitar el susto del mes que comienza mañana.

O, al menos, es lo que recoge el Observatorio Cetelem, que para este año cifraba en 232 euros la media de gasto, aunque si se analizan en detalle los datos obtenidos en la encuesta, para el 11% de los españoles este importe es muy superior, llegando casi a los 1.000 euros de desembolso. Por otra parte, un 28% asegura que su gasto medio previsto será de unos 121 euros y un 25% afirma que su desembolso se incrementará hasta los 374 euros.

Por otro lado, según Cetelem, parece que el porcentaje de españoles que piensa adelantar sus compras relacionadas con la vuelta al cole, disminuye año tras año. Así lo evidencia esta última encuesta, donde un 22% de consumidores afirma que tiene intención de hacer antes estas compras, frente al 28% que lo señalaba hace dos años.

Material escolar, libros y ropa

Los datos recogidos por el Observatorio ponen de manifiesto que el material escolar, los libros y la ropa son los tres productos con mayor demanda entre los que adelantan sus compras. Concretamente, el top 3 de productos más demandados son material escolar (75%), libros (65) y ropa, sobre todo deportiva como chándal, etc. (60%). También es significativa la destacada posición que ocupan otros productos de equipamiento escolar como por ejemplo los cuadernos (57%) y las mochilas (49%).

Sólo estamos hablando de las compras de septiembre, pero el colegio hay que pagarlo diez meses al año. Y cada vez es más caro. El gasto total que las familias asumen por la educación de sus hijos se situó en 2.251,27 millones de euros en 2015, lo que supone un incremento de 399,68 millones de euros (21,59% más) con respecto al coste registrado hace una década. Así lo asegura un informe de la web del ahorro Kelisto.es en el que se analiza el impacto económico que los gastos educativos de los alumnos no universitarios tienen en la economía doméstica, sin tener en cuenta otros costes que también aumentan la factura final, como los libros, los uniformes o el comedor escolar. "La subida del gasto total en educación guarda relación con el incremento en el número de alumnos, que ha pasado de 7,02 millones en 2006 a 8,06 millones en 2015. Sin embargo, también tiene mucho que ver con las subidas de precios registradas en los últimos ejercicios. En general, el coste de la educación se ha incrementado un 37,8% en los últimos diez años, más del doble del porcentaje registrado por el IPC, que avanzó un 14,9%", explica la portavoz de Finanzas Personales de Kelisto.es, Estefanía González.

El impacto de los gastos en educación en la economía doméstica resulta especialmente preocupante si se tiene en cuenta que su encarecimiento coincide con una reducción de los ingresos de las familias. En 2015, los hogares obtuvieron una renta media de 26.092 euros, lo que supone una caída del 9,36% en comparación con 2008 -primer año para el que existen datos disponibles- y del 13,16% con respecto a 2009, año en el que los ingresos de los hogares alcanzaron el registro máximo.

El precio de los libros de texto

En los últimos tres años, las editoriales han tenido que afrontar grandes inversiones para preparar los nuevos materiales "en un clima de incertidumbre y decisiones administrativas que vulneran la libertad de creación y de libre competencia", según señala el Informe anual de Evolución de los Precios de los Libros de Texto, presentado por la Asociación Nacional de Editores de Libros y material de enseñanza, Anele. A pesar de ello, han logrado minimizar el incremento de precios de estos artículos que, para el curso próximo, se estima en un 1,1%. No obstante, los datos del sector están muy lejos de alcanzar cifras precrisis.

Con el objetivo de ayudar al ahorro de las familias, elEconomista ofrece una serie de consejos:

1. Realizar un inventario

Antes de lanzarse a comprar nuevo material para la vuelta a las aulas, es conveniente hacer un repaso de las cosas que hay en casa y de lo que sobró del curso anterior. Haga un listado pormenorizado de todo lo que haya, de forma que evite comprar cosas que ya tiene o que sólo le harán falta pasados unos meses.

Aprovechar las nuevas tecnologías para poner a la venta todos los productos sobrantes del curso escolar permite además obtener ingresos extra.

2. Optar por libros de segunda mano

El 82% de las familias considera que los libros es la partida de gasto más importante de la vuelta a las aulas. Si está pensando en adquirirlos nuevos, recuerde que desde 2007 el precio de estos productos es libre, por lo que es esencial que compare entre distintos establecimientos para lograr la mejor oferta. En general, los hipermercados son la opción más económica, seguida de las tiendas online y de las librerías tradicionales, aunque en los primeros suele ser necesario reservar con antelación sin saber cuál será el importe final a pagar y en los segundos podría tener que pagar gastos de envío. Otra alternativa es optar por la segunda mano. En caso de que los libros pudieran aprovecharse de un curso para otro, utilice las plataformas de venta de libros usados para buscar los que necesite. De media, elegir esta solución permite que una familia ahorre 100 euros.

3. Comparar precios

Hay que comparar el precio de cualquier otro producto que se necesite para el inicio de curso. Consulte la lista de productos necesarios, apunte el importe de cada uno de ellos y asegurese de optar por el más barato.

4. Utilizar el final de las rebajas de verano

Desde hace tiempo, el comercio tiene libertad para reducir el precio de los productos que quiera: es decir, no sólo los de la temporada primavera-verano, sino también los del invierno anterior. Por tanto, conviene echar un buen vistazo a las ofertas para tratar de comprar productos que harán falta en el nuevo curso, pero con un importante descuento. Además, recuerde que el calendario de rebajas puede ser flexible por lo que, incluso si hubiera comenzado septiembre, todavía podría encontrar rebajas en algunos establecimientos.

5. Opciones de financiación

Si hay que recurrir a un préstamo o una tarjeta de crédito para financiar los gastos de la vuelta al cole, conviene recordar que hay una regla de oro: calcular la Tasa Anual Equivalente (TAE), el parámetro que permite saber realmente cuál será el coste que supondrá esta operación. La TAE no sólo tiene en cuenta el interés que cobra cada entidad (el TIN), sino que considera la cantidad prestada, las comisiones o gastos y el plazo de devolución. Por ejemplo, si quiere pedir 500 euros, a devolver a tres meses, con un TIN del 0% pero una comisión de gestión de 10 euros, al calcular la TAE hay que darse cuenta de que el interés real a pagar será del 12,91%.

6. Los mejores préstamos y tarjetas

A día de hoy, cinco entidades ofrecen financiación específica para el pago de estudios: Abanca, Banco Sabadell, BBVA, Catalunya Caixa y Cofidis. En su oferta figuran ocho préstamos a tipo fijo, que aplican un interés medio del 5,025% TIN, un 16,89% menos que el TIN medio que aplican los préstamos personales destinados a cualquier finalidad. Eso sí, a ese interés habrá que sumar la comisión de apertura, un coste que se aplica en cinco de las ocho ofertas disponibles. Aunque cada oferta tiene una finalidad específica (pago de estudios superiores, máster o estudios en el extranjero), la que cuenta con un TIN más bajo es el Préstamo Matrícula Blue de BBVA.

A la hora de pagar a plazos, los gastos vinculados a la vuelta al cole la mejor opción pasa por financiar la compra con tarjeta de crédito. Las tarjetas de bancos permiten aplazar los gastos de la vuelta al cole (1.900 euros de media) a tres meses al 0%. Los préstamos personales, por su parte, son opciones más caras y más limitadas: la oferta para cantidades reducidas como las vinculadas a la vuelta al cole son escasas y el TIN que aplican va del 0 al 22,12%.

7. Buscar las promociones

Aunque muchas de las promociones para la vuelta al cole sólo estuvieron vigentes en junio y julio, todavía quedan algunas disponibles para los más rezagados. Por ejemplo, la compañía estadounidense de comercio electrónico Amazon regala un vale de 10 euros para futuras compras a quienes gasten más de 70 euros en la adquisición de los libros de texto.

Por su parte, El Corte Inglés ha optado por bonificar a quienes destinen más de 30 euros en uniformes y moda infantil con un 10% del importe en forma de vales descuento que se podrán gastar hasta el próximo lunes 31 de octubre.

Para los interesados en adquirir material escolar, Carrefour ofrece un 3x2 en artículos de papelería. Además, la cadena francesa tiene descuentos también en mochilas y ha puesto en marcha un plan renove de ordenadores. Gracias a éste, el comprador puede conseguir hasta 120 euros de descuento entregando un portátil antiguo.

Otra opción son los cupones de descuento que ofrecen algunas plataformas, como Doncupones. Juan Carlos Hurtado, managing director de la compañía, recuerda que este tipo de plataformas cuenta con secciones especiales para ahorrar en épocas del año concretas, como puede ser el inicio de la temporada escolar. "Los usuarios que utilizaron descuentos online lograron ahorrar hasta 75 euros usando cupones y comprando en tiendas virtuales, aprovechando ofertas especiales, envíos gratis, códigos promocionales, etc.", apunta el experto.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin