Empresas y finanzas

Bimbo salva la compra de Panrico gracias al Supremo

  • El Tribunal da el visto bueno al ERE presentado en 2013
  • La decisión desbloquea la adquisición, valorada en 190 millones
Una de las fábricas de Panrico, en Valladolid.

No ha sido un camino sencillo, pero, finalmente, se ha terminado. Panrico esquivó ayer el último escollo que le quedaba para completar su venta a Bimbo, después de que el Tribunal Supremo declarara legal el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que la compañía había aprobado en 2013.

Bimbo había puesto está condición al fondo Oaktree para llevar a cabo la adquisición, valorada en 190 millones de euros, y que se anunció en julio de 2015. En 2013, Panrico llevó a cabo un ERE que afectó a más de 700 trabajadores, que debían haber sido readmitidos en caso de que el Tribunal Supremo se hubiera pronunciado en contra. La Audiencia Nacional ya había dado su conformidad al expediente, pero los sindicatos recurrieron.

Con este anuncio, la adquisición ha quedado despejada, ya que tanto las autoridades de competencia españolas, como las portuguesas, ya la han aprobado. A la vez, también desbloquea la venta de la división de pan de molde de Panrico a Adam Foods, que Bimbo anunció el pasado mes de abril. El grupo mexicano ya controla un 39,6% del negocio del pan de molde en España, por lo que no podía quedarse con la cuota del 9,7 que ostenta Panrico. Esta venta incluye el traspaso de dos fábricas situadas en Canarias y Portugal.

Reorganización de negocios

La compra de Bimbo coincide con un mejor momento financiero de Panrico. Si bien durante 2015 sufrió pérdidas, de 5,8 millones euros, el año pasado fue el primero en el que logró remontar sus ingresos desde 2008, al situarlos en 260,7 millones, cerca de un punto porcentual más que el ejercicio anterior. Por su parte, Bimbo incrementó su beneficio neto un 47% el año pasado, gracias a la buena evolución de su negocio americano.

La adquisición, además, acelerará la consolidación de la compañía en Madrid. El nuevo grupo quiere dar más peso en sus operaciones futuras a esta ciudad que a Barcelona y ha centralizado en la capital española su sede para la Unión Europea, África y Asia.

En 2011, el grupo adquirió Bimbo España a Sara Lee por 115 millones. Ahora tiene por delante una importante reorganización, que conllevará el cierre de ciertas fábricas.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

pp
A Favor
En Contra

Muy bien, todo para Madrid.

INDEPENDENCIA YA!

Puntuación 0
#1