Empresas y finanzas

British Airways ataca el monopolio de BAA

Londres, 26 sep (EFECOM).- British Airways ha lanzado una nueva andanada contra el monopolio del que goza el gestor aeroportuario BAA al reclamar en una conferencia celebrada en Londres un recorte de un tercio de los beneficios que le reportan los aeropuertos de Heathrow, Gatwick y Stansted.

Según informa hoy la prensa británica, el director de regulación económica de British Airways, Andrew Cunningham, defendió el lunes en la conferencia, dedicada a las finanzas e inversiones en los aeropuertos, que se den a los representantes de las aerolíneas poder de veto sobre algunos de los grandes proyectos de inversiones de BAA.

Este último planea invertir 9.500 millones de libras (más de 14.000 millones de euros) en los diez próximos años, incluidos 2.500 millones (3.700 millones de euros) en una segunda pista para Stansted.

La compañía de vuelos baratos Ryanair ha criticado este último proyecto, calificándolo de nuevo "Taj Mahal" por su costo, que considera excesivo.

Cunningham señaló, por su parte, que no se debería permitir a los gestores aeroportuarios como BAA realizar inversiones ineficaces que hacen que se disparen los precios de los billetes.

El directivo de British Airways abogó por recortar del nivel actual del 7,75 a un 5,6 por ciento la tasa de rentabilidad de BAA cuando entre en vigor en el 2008 las nuevas tasas de aeropuertos.

British Airways ha hecho una propuesta similar por escrito a la Autoridad de la Aviación Civil, que establece las tasas que pueden cobrar los aeropuertos británicos.

Según Cunningham, "la tasa de rentabilidad actual es demasiado alta y no anima a los aeropuertos a invertir en nuevas infraestructuras ni a construir las instalaciones que reclaman las aerolíneas".

British Airways, que es el mayor usuario de los aeropuertos de Heathrow y Gatwick, ha pedido, por otro lado, la división de BAA en varias partes.

Según un portavoz de BAA, la propuesta de British Airways de dividir la compañía y limitar su tasa de rentabilidad acabaría con el sector aéreo en el sureste de Inglaterra (región que sirve a Londres).

"Una tasa de rentabilidad del 5,6 por ciento limitaría gravemente nuestras inversiones y pondría en peligro proyectos como los de la Terminal 5 y la nueva Terminal Este de Heathrow", señaló. EFECOM

jr/mdo

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin