Empresas y finanzas

Cifuentes baraja cerrar Telemadrid ante sus pérdidas y baja audiencia

  • La candidata regional del PP esperará el fin de los frentes judiciales
Sede de Telemadrid. NACHO MARTÍN

Cristina Cifuentes, candidata del PP a la presidencia de la Comunidad de Madrid, se ha pronunciado con claridad respecto a una de las patatas calientes que le dejaría Ignacio González si llega a sucederle al frente del Ejecutivo regional: Telemadrid. La exdelegada del Gobierno en la comunidad señaló este lunes en una entrevista en la Cope, tras ser consultada en concreto sobre si no descarta llegar a cerrar el grupo público de radio y televisión, que ella "no descarta nada".

"De momento, voy a esperar a que concluyan todos los procedimientos judiciales que hay abiertos, que hay unos cuantos, y luego, sobre todo, ver cuál es la situación financiera de la casa, la sostenibilidad, la viabilidad y tomar una decisión al respecto cuando vea la situación". "Yo, a priori, no descarto absolutamente nada", remachó.

La audiencia de la cadena, que acogerá precisamente el primer debate entre Cifuentes y el candidato socialista Ángel Gabilondo, está además por debajo del 4%, lo que la sitúa por bajo incluso de algunos canales temáticos de TDT.

El único precedente de cierre de una televisión regional es el de Canal 9, decidido por el Gobierno valenciano en noviembre de 2013 tras anularse por parte de la justicia el ERE que la cadena había lanzado para tratar de sobrevivir a su deuda de más de mil millones.

Posible privatización

Hasta ahora, González se había manifestado partidario de continuar con Telemadrid en funcionamiento, aunque avanzó la posibilidad de privatizarla. El dirigente deja este tema abierto tras haber tenido que asumir la sentencia del Tribunal Supremo que el año pasado obligó al Gobierno regional a elevar las indemnizaciones a los 861 despedidos en el ERE ejecutado en enero de 2013, de 20 a 45 días por año. Ello ha generado un impacto en las cuentas del grupo de 20 millones este año para asumir esos mayores pagos. En total, el coste del ERE ha ascendido a unos 70 millones. La plantilla se redujo a 300 personas desde las 1.170 iniciales.

La diferencia con el caso valenciano es que la sentencia sobre Telemadrid no declara nulo el ERE, sino improcedentes los despidos (en lugar de procedentes, como defendía la empresa). Cifuentes ya señaló en marzo sobre este tema que quería esperar al final de los distintos procesos judiciales en torno al ERE de 2013 y que, en función de la situación que generen esas sentencias y de la disponibilidad presupuestaria, decidiría sobre qué hacer con el ente autonómico.

Telemadrid prevé obtener este año ingresos de 97,6 millones y perder 3,18 millones. En la cifra de ventas no están incluidos los ingresos públicos extra para asumir los pagos tras la sentencia sobre el ERE, aunque en la cifra de pérdidas sí influye el pago de mayores indemnizaciones y las readmisiones de trabajadores de forma individual tras denunciar estos sus despidos en los juzgados de lo social.

La situación de la cadena pública regional, no obstante, es sustancialmente mejor que la que llegó a sufrir en 2012, cuando las pérdidas se dispararon a 100 millones y el pasivo alcanzó los 240 millones. El apoyo público del Gobierno regional a la cadena se ha mostrado hasta ahora fundamental para su continuidad, ya que entre 2011 y 2015 el contrato programa con el Gobierno regional apenas se ha reducido en 10 millones de euros.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum