Empresas y finanzas

Movistar trabaja en la primera tarjeta SIM blindada ante amenazas cuánticas

  • Desarrolla con Idemia un algoritmo criptográfico resistente a los hackers
  • Protegerá la privacidad de las comunicaciones a partir de los próximos cinco años
  • Servirá de base para los futuros estándares de tarjetas SIM
Aspecto de la primera tarjeta SIM cuántica de Idemia y Movistar.

Los ciberriesgos cuánticos amenazarán a la humanidad en el plazo aproximado de cinco o seis próximos años, siempre de de la mano de la próxima generación de superordenadores. Cuando eso ocurra, la mayor parte de los algoritmos actuales podrían quedar obsoletos ante la potencia de la tecnología que se avecina.

Con el empeño histórico de anticiparse al futuro, Movistar (Telefónica España) trabaja en un proyecto piloto con la denominada tarjeta SIM Quantum de 5G. Se trata de un software y hardware prácticamente invulnerable a intrusiones o hackeos, ya que está diseñado desde su origen para garantizar la privacidad de los clientes. Es decir, todo apunta a que la computación cuántica derribará los blindajes de las tecnologías anteriores. Ante ese escenario, Movistar se ha asociado con Idemia, multinacional especializada en seguridad y criptografía, para realizar el cifrado extremo a extremo con nuevos algoritmos extraordinariamente robustos.

Según apunta José Ignacio Honorato, jefe de Servicios Digitales y Equipamiento Móvil de Telefónica España, "se trata del primer paso para el futuro estándar de tarjetas SIM, con algoritmos post quantum". Entre otros detalles, la fortaleza de estos sistemas requerirá el empleo de años de computación para su descifrado de forma intrusiva, en lugar de días de las actuales tecnologías digitales.

Según explican ambas compañías a través de un comunicado, la llegada de la computación cuántica a la digitalización implica que "algunos de los algoritmos usados puedan ser potencialmente vulnerables", lo que impone la necesidad de securizar al máximo todos los procesos, incluidos los de las comunicaciones 5G.

A grandes rasgos, la tarjeta SIM de 5G permite identificar al usuario y gestionar sus comunicaciones de forma segura, para lo que incorpora un código de identificación único para cada dispositivo de telefonía móvil, integrado en la tarjeta SIM. En ese elemento, la patente SIM Quantum-Safe 5G utiliza un algoritmo resistente al poder de la computación cuántica. "Así, cuando un móvil "habla" con la red 5G SA a través del IMSI (Identificador Internacional de Suscripción Móvil), un código de securizar totalmente la comunicación ante cualquier posible ataque. Además, Idemia y Movistar "tienen la intención de seguir trabajando en la actualización de la solución Quantum- Safe sobre diversos escenarios críticos, incluida la tecnología eSIM de consumo", explican.

José Ignacio Honorato también recuerda que la teleco ha decido "trabajar con IDEMIA en la tecnología post-quantum al ser líder mundial en soluciones de seguridad. El cifrado del IMSI de IDEMIA es un desarrollo fiable y un avance en la implantación del mejor escudo de privacidad posible en las nuevas redes y tarjetas SIM 5G. Por su parte, Marc Bertin, CTO en IDEMIA, explica que "con la tecnología Quantum-Safe, estamos preparando hoy las vacunas tecnológicas para el mañana, en particular para mantener la seguridad de los sistemas críticos y los datos protegidos por criptografía. Entre otras magnitudes, Idemia Trusted trabaja con 600 organizaciones y gobiernos y más de de 2.300 compañías. Actualmente ocupa a 15.000 empleados procedentes de 80 países, de los que 3.000 de ellos trabajan en actividades de investigación y desarrollo. También integra los sensores de huella digital, reconocimiento facial e identificación de iris -y a menudo los combina- para proteger infraestructuras críticas, automatizar los controles de identidad en las fronteras aéreas, terrestres y marítimas, facilitar el flujo de pasajeros en aeropuertos.

comentarios3WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Manuel
A Favor
En Contra

De maravilla un adelanto y mejora a lo que pueda venir y ser más seguro, ahora también habría que poner más coto a la piratería porque no queremos ser los pagar la fiesta a los parásitos. Además hay que atraer a clientes que en generaciones anteriores no funcionan con vosotros por descontento e incredulidad.

Puntuación 2
#1
Nano54
A Favor
En Contra

Dice. "La primera tarjeta blindada". Los hackers ya están trabajando para "chulearla" antes de que se comercialice. Me recuerda a cuando sacaron las puertas blindadas y resulta que los cacos las abren con la "boina" o con un trozo de radiografía. Los delincuentes no son tontos y está bien que se lo pongan más difícil pero muchas veces van por delante, por desgracia.

Puntuación -1
#2
De mal...
A Favor
En Contra

Toda la seguridad digital es un desastre...Y probablemente una ilegalidad constante.

No me fío ni del cargador.

Puntuación 1
#3