Empresas y finanzas

Isla dice adiós a Inditex con un beneficio de 3.243 millones de euros en 2021

  • Las ventas alcanzan los 27.716 millones de euros con un margen ebit del 15,5%
  • Rusia y Ucrania representan el 5% del crecimiento en ventas en febrero y marzo
  • Ómicron tuvo un impacto negativo de 400 millones en el cuarto trimestre
Óscar García Maceiras (CEO) y Pablo Isla (presidente) de Inditex durante la presentación de resultados 2021. Agencias

Inditex obtuvo un beneficio neto de 3.243 millones de euros durante su ejercicio fiscal 2021/2022, el último bajo la presidencia de Pablo Isla que cederá el testigo a partir del próximo 1 de abril a Marta Ortega. El resultado obtenido todavía están lejos (más de un 10%) de recuperar cotas previas al estallido de la pandemia, aunque supone un crecimiento del 193% con respecto a los 1.106 millones de euros de 2020. La acción, que arrancó la sesión con ganancias, cae menos del 1% a media sesión.

"Para mí hoy es un día muy especial. Desde hoy culmina, desde el punto de vista formal y público, la transición que iniciamos en el mes de noviembre", ha arrancado Pablo Isla la que será su última presentación de resultados al frente de la compañía después de 17 años. Al término de la presentación, en una conversación informal con los periodistas, Isla quiso destacar la "máxima confianza" que tiene depositada en la figura de Marta Ortega para tomar las riendas de las compañía, así como de todo el equipo gestor. Respecto a su futuro, Isla no ha querido desvelar sus planes; dice que han sido "meses muy intensos, de gran compenetración, en un proceso que ha sido muy natural e, incluso, diría que muy bonito", afirmó. 

Isla se marcha y lo hace con unos resultados que han sido peores de lo previsto por el consenso de mercado. Los analistas esperaban un beneficio cercano a los 3.680 millones de euros para todo el año, lo que hubiera implicado superar ya la pandemia y colocar sus cuentas en unos nuevos máximos históricos que finalmente no se han producido.

En lo que respecta a las ventas estas alcanzaron los 27.716 millones de euros, un 36% superiores a 2020. "Estas ventas se obtuvieron", dice la compañía, con "un 5% menos de tiendas que en 2020" y un 13% inferiores a 2019, lo que representa "la eficiencia" del negocio. Los expertos esperaban ventas ligeramente inferiores a los 28.000 millones de euros. 

La compañía justifica en sus resultados parcialmente la caída por el impacto que la variante ómicron, que cifra en 400 millones de euros durante el cuarto trimestre del ejercicio, motivando el cierre de tiendas en países como Alemania, Austria, Países Bajos, Japón, China y Filipinas; y que supuso un freno a la campaña navideña. Destaca, asimismo, que una vez terminada la sexta ola, éstas han vuelto al terreno positivo. Desde Credit Suisse opinan que es una manera "de culpar al cierre en los países europeos", cuando "no son tan importantes" para sus cuentas "con el 5%-6%" del total. "La pregunta clave es cuál ha sido el comportamiento de las ventas en China a raíz del Covid, teniendo en cuenta que estos tres países asiáticos representan el 14% del total", sugieren los analistas. Asia cerró el ejercicio con el 19,7% de las ventas, frente al 23,2% de un año atrás

Lo más llamativo está en la parte de la venta 'online', donde se vuelven a marcar máximos históricos. Llegaron a representar el 25,5% del total (ligeramente por encima del objetivo previsto), con 7.500 millones de euros y un crecimiento anual del 14%. El año anterior -no es comparable- estas se dispararon un 70% debido a los confinamientos motivados por la pandemia. Marcan un nuevo ejercicio de crecimiento a doble dígito. La compañía sostiene que el objetivo de cara a 2024 es que las ventas por Internet superen el 30% del total. "Es una venta totalmente integrada entre el mundo físico y el digital, con el 60% de las devoluciones en tienda física. No se puede comparar la venta online de Inditex con la venta de un operador 100% online", afirmó. 

El beneficio bruto se situó en los 7.183 millones de euros (un 58% más) y el ebit en los 4.282 millones de euros, con un margen del 15,5%, unos 170 puntos básicos por debajo de lo esperado. El margen bruto alcanzó el 57,1%.

En lo que respecta al último dato de ventas disponibles, del 1 de febrero al 13 de marzo, que facilita el gigante textil estas aumentaron un 33% respecto al año pasado y, lo más relevante, es que se sitúan ya un 21% por encima de los niveles prepandemia. "En este período, las ventas de la Federación Rusa y Ucrania representaron aproximadamente 5 puntos porcentuales del crecimiento de las ventas", aclara la compañía. Recordamos que Rusia para Inditex supone cerca del 8,5% del ebit y es el segundo mayor mercado por número de tiendas (cuenta con 515 tiendas) por detrás de España. La multinacional anunció el cierre temporal de todos sus establecimientos en el país ante la invasión de Ucrania, aunque no ha anunciado provisiones al respecto. En Ucrania cuenta con otras 85 tiendas (cerradas por el conflicto) con lo que el total de tiendas afectadas por la guerra es de 600, un 9,3% del total. 

El cash flow cerró el año pasado en 3.959 millones de euros, "el más alto que hemos tenido como compañía", apuntó Pablo Isla durante la presentación. La posición financiera neta de la compañía cerró el ejercicio en los 9.359 millones de euros, que es un 24% superior a la del año previo.

Rusia e inflación

El conflicto de Rusia ha provocado ya un recorte de las previsiones de beneficio de cara al ejercicio actual, superior al 5%. Los analistas vuelven a retrasar la consecución de un resultado neto superior a los 4.000 millones de euros un año más, y va ya por los 3.930 millones la previsión para este año. No obstante, no es descartable un recorte adicional tras el beneficio presentado este miércoles, unos 400 millones por debajo de lo previsto. "Anunciamos una suspensión temporal. Nuestro objetivo es retomar las operaciones en cuanto las circunstancias lo permitan. Estamos monitorizando la situación y conjeturas sobre si la situación se puede prolongar o si puede haber mayores efectos no tiene mucho sentido", afirmó durante la rueda de prensa, Óscar García Maceiras, consejero delegado del grupo. 

La compañía aclara -por primera vez, aunque no da datos por países- que por ventas EEUU representó su segundo mercado en 2021. Zara sigue siendo la línea de venta principal entre sus marcas, con 19.586 millones de euros, un 38,6% más que un año atrás. 

En lo que respecta al aumento de la inflación a máximos de las últimas cuatro décadas, Inditex insiste en su "política de precios estables" y asegura que harán los "ajustes necesarios" para evitar el impacto en márgenes. "Inditex subirá precios selectivamente [medio dígito, ha reconocido la dirección durante la conference call con analistas], en algunos tipos de prendas, y en aquellos mercados con impacto temporal significativo de la inflación o depreciación de su divisa con objeto de mantener márgenes. "El entorno de inflación al alza (y elevada) supone un riesgo adicional", apuntan desde Renta 4. Asimismo, la textil ha reconocido que está "acelerando" el aprovisionamiento de las tiendas para evitar tensiones en la cadena de suministro. La compañía ha reconocido un aumento del 2% en sus precios en España y del 5% a nivel global. 

Mejora el dividendo

Con cargo al ejercicio que acaba de cerrar, Inditex se ha comprometido a distribuir entre sus accionistas un 'payout' del 60%, el equivalente a 0,93 euros brutos por acción (un 33% superior al de 2020), con una rentabilidad del 4,24%.

El abono se producirá en dos pagos, como viene siendo habitual, el primero de ellos el próximo 2 de mayo con  0,465 euros correspondiente al dividendo ordinario; y el 2 de noviembre realizará un abono del mismo importe, donde se incluirá parte del dividendo extraordinario (0,165 euros ordinario + 0,30 euros extraordinario). Estos 0,30 euros son la parte que faltaba por abonar del dividendo extraordinario de 1 euro que Inditex anunció para el periodo 2019-2021 y que se extendió a 2022 al congelar su pago en 2020 por la pandemia. 

De cara a 2022, ejercicio actual, la compañía propondrá un dividendo total extraordinario de 0,40 euros por acción.

comentarios2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Usuario validado en Google+
Antonio Rodríguez
A Favor
En Contra

12% menos de beneficio que lo previsto por los analistas, un 2% menos de facturación que el último año pre-pandemia. más del 25% de venta on-line.

Puntuación 0
#1
Fernando
A Favor
En Contra

Margen ebit del 15,5% frente al 17,2% esperado.

Mala cosa

Puntuación 0
#2