Empresas y finanzas

El nuevo gigante Orange-MásMóvil debilita a Vodafone y refuerza a los operadores 'virtuales'

  • Movistar se liberará de ataduras regulatorias al perder la dominancia en fibra
  • La cuota de mercado del futuro operador superará el 40% en los principales negocios

Los efectos colaterales de la joint venture entre Orange España y MásMóvil sacuden al conjunto del negocio con suertes desiguales entre los operadores. Mientras Orange España y MásMóvil mandan en el negocio en número de accesos, Telefónica se libera de las ataduras regulatorias con las que actualmente convive, tanto en fibra óptica como en televisión de pago. Ante esta situación, el regulador sectorial deberá actualizar las hojas de cálculo y reconsiderar muchas de las obligaciones mayoristas de la compañía que preside Emilio Gayo. Por el contrario, Vodafone queda excluida de la fiesta de los mayores, lo que le obliga a tomar decisiones defensivas. A simple vista, todo apunta que Vodafone España deberá reaccionar con posibles compras de otros operadores pequeños, entre ellos Digi, Avantel o Adamo, entre otros.

Si la fusión se materializa en los términos señalados, el mapa español de las telecos estará dominado por Orange-MásMóvil. Ese cambio en el podio desplazará al segundo puesto del ranking a Telefónica en términos de número de accesos en los principales negocios, pero no es ingresos ni ebitda.

De la misma forma, y en el mismo escenario, Vodafone España conservará la tercera plaza, pero muy descolgado del grupo de cabeza y con escasas posibilidades de disputar la hegemonía a los nuevos referentes del negocio. El grupo Vodafone, a través del primer ejecutivo de la multinacional, Nick Read, ha reconocido en diversas ocasiones la necesidad de consolidación en el mercado español, así como la vigilancia del mercado para aprovechar las oportunidades del mercado que permitan aumentar el valor de la subsidiaria española.

La histórica posición de dominio de Telefónica en el mercado español de las telecomunicaciones pierde dicha consideración en el negocio de fibra óptica, como ya ocurrió hace muchos años en telefonía móvil. Por el contrario, Telefónica mantiene el estigma de operador dominante en televisión de pago, a pesar de que la cifra de sus suscriptores es inferior a la de otros operadores desregulados, como Netflix, HBO o Amazon Prime, entre otros.

¿Habrá 'remedies'?

Las miradas del mercado ahora apuntan a los posibles remedies (remedios o compensaciones) que impondrán las autoridades de competencia para autorizar una operación que reduce a tres el número de los grandes jugadores: Orange-MásMóvil, Telefónica y Vodafone. De acuerdo con el reparto actual del mercado, la suma de los dos operadores superaría cuotas de mercado del 40% en los principales segmentos: telefonía móvil (43,3%), telefonía móvil con datos (40,9%) y banda ancha fija minorista (42,1%). Por detrás del nuevo líder se situaría Movistar, con cuotas del 28% tanto en móvil como en líneas de voz con datos, mientras que en banda ancha fija minorista roza el 35,9%.

Como es habitual en este tipo de concentraciones, el nuevo cuarto operador podría recibir frecuencias radioeléctricas o activos de infraestructuras, como ya sucedió hace siete años con MásMóvil tras la compra de Jazztel por parte de Orange. Al contrario de lo que sucedía en 2005, los responsables comunitarios de Competencia han suavizado en los últimos meses sus posiciones, para admitir las consolidaciones en un sector siempre necesitado de elevadas inversiones. Por ese motivo, los observadores del mercado no esperan onerosas compensaciones. No obstante, si estos remedios llegan a producirse, Digi se sitúa como cuarto grupo del mercado y, por tanto, como potencial receptor de las eventuales condiciones ventajosas que pudieran producirse. También podrían optar en el reparto otros operadores virtuales como Avantel o Adamo.

Valoración de los CEO

Los primeros ejecutivos de los dos grupos compartieron una breve valoración sobre una consolidación que reduce el número de grandes jugadores otra vez a una terna: Orage-MásMóvil, Telefónica y Vodafone. Por su parte, Stéphane Richard, presidente & CEO de Orange se ha felicitado por haber contribuido a "crear esta Joint Venture con MásMóvil, aprovechando nuestra larga y exitosa colaboración para convertirnos en un competidor más fuerte, capaz de realizar las importantes inversiones necesarias para desarrollar plenamente el mercado español". Para esta nueva etapa, el CEO del grupo galo afirma contar con Jean-François Fallacher, actual CEO de Orange España, así como con el compromiso de todo el equipo de la filial española "para convertir esta oportunidad en un éxito para ambas compañías."

Por su parte, Meinrad Spenger, consejero delegado de MásMóvil y presumible CEO del nuevo grupo resultante, señala que "para asegurar el liderazgo en infraestructuras de fibra y 5G, así como la prestación de un servicio excepcional en España, necesitamos operadores fuertes con modelos de negocio sostenibles". La combinación de los dos grupos -añade- "sería beneficiosa para los consumidores, el sector de las telecomunicaciones y la sociedad española en su conjunto."

comentarios11WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 11

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Manuel
A Favor
En Contra

Diría que aprovechará Movistar el momento de no estar tan regulada por haber sido operadora dominante pero con todos los errores cometidos y poca empatía que provoca hacía la ciudadanía. Aunque hablando de Orange que de lo malo es lo peor lo mismo que Jazztel, Movistar tendría que aprovechar.

Puntuación 8
#1
Gonzalo
A Favor
En Contra

Esto solo pasa en España que el operador propio nacional pierde su dominancia, aquí siempre lo de fuera siendo peor derrota a lo patrio. De fuera vendrán y de tu casa te echarán.

Puntuación 18
#2
Consejos doy.
A Favor
En Contra

Con un Siglo de vida tendría que haber aprendido y se van a poner el tema peo, pero parece ser que es mejor ser la que suministra infraestructuras que la que las explota.

Puntuación 3
#3
J
A Favor
En Contra

GONZALO, tienes razón, pero yo ya pienso q a tlf solo le interesa ganar el dinero fuera, es una pena q se vean obligados a todo el gasto q tienen q hacer muchas empresas españolas en su país. Deberían largarse todas y cotizar en el dax, fitse o el dow

Puntuación 6
#4
A llorar a casa!
A Favor
En Contra

La venganza es un plato que se sirve frío.

Firmado: Los miles de españoles timados por esta empresa nacional.

Puntuación -9
#5
Mario
A Favor
En Contra

Ahora le tocará a Telefónica mover ficha, DIGI puede ser interesante por trabajar con infraestructura de Movistar podría ser otra Low Cost como O2.

Puntuación 3
#6
MADE IN SPAIN
A Favor
En Contra

La previsión es que telefónica pase a ser el cuarto operador español antes de 6-8 años o incluso que desaparezca, ademas se suma a la perdidas de mas de la mitad de los mercados exteriores, quizás telefónica acabe siendo comprada precio de saldo.

Precios muy elevados, mal servicio, escasas ventajas por ser clientes.... y el resultado perdidas masivas de clientes, política comercial ilógica pues hoy en día se funciona por volumen de clientes que buscan precio fijo a buen precio y razonable servicio sin sorpresas.

Puntuación -13
#7
Javier
A Favor
En Contra

Hay más de cien operadoras en España de las cuales solo invierten media docena, las demás son parásitos y dependientes...

Puntuación 12
#8
Nicaso
A Favor
En Contra

En fin, terminarán quitándose los clientes los unos a los otros porque el crecimiento se me antoja nulo.

A ver si a Telefónica le quitan el mochuelo del operador preponderante y no tiene que hacer de vaca lechera de los demás. Al final de la película pasamos de pertenecer a una empresa española a caer en manos de una francesa. Yo continuaré con mi Telefónica de siempre.

Puntuación 10
#9
Aurelio
A Favor
En Contra

No me extraña, pero por su lamentable nivel de servicio. No hay ni con quien hablar, salvo para venderte algo. Llevo desde el día 7 de febrero que comunique que un poste telefónico se cayo en una finca de mi tío, con los cables por el suelo de la finca y por la otra parte colgando de los cables de electricidad que la llevan a la casa. Me marean de un teléfono a otro sin hacer nada. La ultima me dicen que vaya a la Guardia Civil quienes se presentan diligentemente y le dicen a mi tío que no pueden hacer nada porque el poste está en una finca privada. Que les de la tabarra a los de Movistar-Telefónica. Mi tío tiene cerca de los ochenta años. La calefacción es eléctrica y hace unos días de perros en Asturias. Alguien me podría decir a donde puedo dirigirme para que lo resuelvan?

Puntuación 1
#10
Carlos
A Favor
En Contra

Sigo diciendo que en mi zona nueva(hace veinticinco años) en su momento en general por ser zona apartada dos Kms del pueblo y con 7.000 habitantes ya segunda generación. No conozco a nadie de mis cercanos que trabaja con Movistar ni aun perdiendo el fútbol con la anglosajona, solo wifis de DIGI Mi Wifi(Más Móvil) Vodafone y dos de Movistar en más de treinta wifis. O sea que les queda mucha mejora por hacer o el mensaje no llega o no interesa.

Puntuación 1
#11