Empresas y finanzas

Orange España y MásMóvil pactan una fusión de 19.600 millones para salir a bolsa en 2025

  • Meinrad Spenger será el CEO del nuevo líder de las telecos españolas por clientes
  • El grupo resultante sumará más de 20,2 millones de clientes de móvil y 7 millones de banda ancha fija
  • Pactan una joint venture al 50%, que incluirá compensaciones de MásMóvil a Orange

Orange España y MásMóvil han anunciado este martes el inicio de las negociaciones exclusivas para fusionar al 50% sus actividades en España en el plazo aproximado de un año y con valor empresarial de 19.600 millones de euros. Según ha podido recabar elEconomista, el primer ejecutivo de la compañía será Meinrad Spenger, actual consejero delegado de MásMóvil, quien intentará liderar la salida a bolsa del grupo resultante en el horizonte de 2025, siempre en función de las condiciones del mercado.

Los dos grupos de telecomunicaciones prevén pactar todos los términos de la transacción antes del próximo verano y formalizar la unión en el segundo trimestre de 2023, sujeto en particular a la aprobación de las autoridades administrativas, reguladoras y de competencia competentes.

La entidad resultante, que tomará forma de joint venture, estará controlada por Orange España y MásMóvil al 50%, con una valoración de Orange de 8.100 millones de euros (7,5 veces ebitda de 2022), mientras que la tasación de MásMóvil (incluida Euskaltel) se sitúa en 11.500 millones de euros (9,9 veces el ebitda de 2022). Ahora bien, en esta última valoración de MásMóvil se incluyen los 6.600 euros de euros de deuda del grupo amarillo. Descontado ese pasivo, existe un desequilibrio contable de 3.200 millones a favor de Orange, susceptible de compensar por parte de su futuro socio, posiblemente después de la salida a bolsa

Tanto Orange España como Lorca JVCO, sociedad que controla el grupo MásMóvil, prevén disfrutar de idénticos derechos de voto en la futura teleco, de forma que ninguna de las dos sociedades podrá consolidar en sus cuentas los resultados de la entidad combinada.

Las mismas fuentes precisan que el acuerdo entre las partes contempla el derecho a lanzar una Oferta Pública de Venta (OPV) bajo ciertas condiciones acordadas por ambas partes y el derecho de Orange a tomar el control y consolidar la entidad combinada resultante en caso de una Oferta Pública de Venta. Sin embargo, en ningún caso, estaría Orange obligada ni a salir de la entidad combinada resultante ni a ejercer esas opciones.

El nuevo operador se convertiría en el líder español por número de líneas, pero aun muy lejos de Telefónica en ingresos y ebitda

De acuerdo con los datos actuales del mercado, la Joint Venture integraría los activos y los equipos de ambas compañías en España, con negocios que los dos protagonistas de la fusión consideran "altamente complementarios", para dar servicio a más de siete millones de clientes de banda ancha y telefonía fija (4 y 3,1 millones de abonados, respectivamente), de los cuales 5,6 millones (3+2.6) son convergentes. También superan los 20,2 millones (11.5+8.7 millones) de clientes de móvil postpago y casi 1,5 millones de clientes de TV. Con esas magnitudes, el operador se convierte en el nuevo líder español de las telecomunicaciones por numero de accesos fijos, móviles y banda ancha fija minorista, por delante de Telefónica. Según datos de la CNMC correspondientes al pasado diciembre de 2021, la suma de las líneas móviles de Orange y MásMóvil alcanzarán los 24,2 millones de conexiones, frente a los 15,9 millones de Telefónica y los 12,4 millones de Vodafone.

En el negocio de banda ancha fija minorista, la 'joint venture' de Orange y MásMóvil superaría por muy escasa diferencia a Telefónica. En concreto, la suma de los dos operadores alcanza las 6,8 millones de conexiones, frente a los 5,8 millones de Telefónica y los 3 millones de Vodafone España, según los datos de la CNMT correspondientes a finales del año pasado.

Las sinergias esperadas prevén superar los 450 millones de euros en el plazo de tres años

La fusión de compañías, que materializa el runrún de consolidación con el que desde hace años convive el sector español de las telecomunicaciones, también suma 16 millones de unidades inmobiliarias pasadas por fibra óptica y una red de telefonía móvil, incluida 5G, con presencia en todo el territorio nacional.

Asimismo, la entidad resultante disfrutará de ingresos de 7.500 millones de euros y un ebitda de 2.200 millones de euros, con un músculo suficiente como para afrontar las inversiones necesarias en fibra óptica hasta el hogar (FTTH) y 5G. Estas magnitudes se sitúan por detrás de Telefónica, cuyos ingresos en 2021 se situaron en 12.000 millones y el ebitda en 4.700 millones de euros.

Las sinergias estimadas esperan alcanzar los 450 millones de euros a partir del tercer año tras el cierre de la operación. El asesoramiento financiero de Orange ha correspondido a Lazard, mientras que Goldman Sachs Bank Europe ha hecho lo propio con Másmóvil, a quien también ha ayudado BNP Paribas como asesor de deuda.

¿Qué pasa con las marcas?

Hasta el momento no hay decisión tomada respecto a la marca resultante de la fusión ni sobre la pervivencia de las numerosas marcas de ambas sociedades, algunas de ellas claramente solapadas en los diferentes segmentos del mercado de móvil. Tiempo habrá de tomar decisiones, aunque ambas compañías ya cuentan con informes de mercado para sustentar las posibles variaciones de cabeceras comerciales. Por parte del grupo Másmóvil, además de MásMóvil, destacan las marcas Yoigo, Euskatel, R Telecomunicaciones, Telecable, Pepephone, Llamaya, Lebara y HitsMobile. Por el lado de Orange, además de Orange, Jazztel y Simyo.

Stéphane Richard, Presidente & CEO de Orange se ha felicitado por haber contribuido a "crear esta Joint Venture con MásMóvil, aprovechando nuestra larga y exitosa colaboración para convertirnos en un competidor más fuerte, capaz de realizar las importantes inversiones necesarias para desarrollar plenamente el mercado español". Para esta nueva etapa, el CEO del grupo galo afirma contar con Jean-François Fallacher, actual CEO de Orange España, así como con el compromiso de todo el equipo de la filial española "para convertir esta oportunidad en un éxito para ambas compañías."

Por su parte, Meinrad Spenger, CEO de MásMóvil señala que "para asegurar el liderazgo en infraestructuras de fibra y 5G, así como la prestación de un servicio excepcional en España, necesitamos operadores fuertes con modelos de negocio sostenibles". La combinación de los dos grupos -añade- "sería beneficiosa para los consumidores, el sector de las telecomunicaciones y la sociedad española en su conjunto."

Nuevo mapa de las 'telecos'

De materializarse la joint venture en los términos señalados, el mapa español de las telecos estará dominado por Orange-MásMóvil, lo que desplazará al segundo puesto del ranking a Telefónica. De la misma forma, Vodafone España conserva la tercera plaza, pero descolgado del grupo de cabeza y con escasas posibilidades de disputar la hegemonía a los nuevos referentes del negocio. El grupo Vodafone, a través del primer ejecutivo de la multinacional, Nick Read, ha reconocido en diversas ocasiones la necesidad de consolidación en el mercado español, así como la vigilancia del mercado para aprovechar las oportunidades del mercado que permitan aumentar el valor de la subsidiaria española.

¿Habrá 'remedies'?

Las miradas del mercado ahora apuntan a los posibles 'remedies' (remedios o compensaciones) que impondrán las autoridades de competencia para autorizar una operación que reduce a tres el número de los grandes jugadores: Orange-MásMóvil, Telefónica y Vodafone. Como es habitual en este tipo de concentraciones, el nuevo cuarto operador podría recibir frecuencias radioeléctricas o activos de infraestructuras, como ya sucedió hace siete años con MásMóvil tras la compra de Jazztel por parte de Orange. Al contrario de lo que sucedía en 2005, los responsables comunitarios de Competencia han suavizado sus posiciones para permitir las consolidaciones en un sector siempre necesitado de elevadas inversiones. Por ese motivo, los observadores del mercado no esperan onerosas compensaciones. No obstante, si estos remedios llegan a producirse, Digi se sitúa como cuarto grupo del mercado y, por tanto, como potencial receptor de las eventuales condiciones ventajosas que pudieran producirse.

comentarios2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Manuel
A Favor
En Contra

Pues ya sabe lo que le toca a Telefónica-Movistar bajar precios por la pérdida de clientes en televisión y los que se les han ido a la competencia por ser más económica ...

Puntuación 7
#1
bcnlastima
A Favor
En Contra

Vamos a ver el ERE que va a producir. Brutal, mucha empresa bajo estas dos... consolidar para reduccir costes

Poco a poco el numero de empresas en el sector se esta reduccion. Y la poca competencia podria generar una aumento de lo que ofrecen de forma significativa.

Puntuación 5
#2