Empresas y finanzas

La JUR rebaja el 'colchón anticrisis' a BBVA por la desinversión en EEUU

  • El banco cuenta con una hucha del 28,24% frente al 21,46% exigido ahora

La Junta Europea de Resolución ha rebajado a BBVA el requisito regulatorio de MREL (por sus siglas en inglés) que debía cumplir desde el pasado 1 de enero desde el 24,78% al 21,46% a raíz del menor riesgo que tiene en balance tras la venta del negocio de Estados Unidos el pasado año.

El ratio mide el volumen de fondos propios y pasivos admisibles para el MREL sobre sus activos ponderados por riesgo a nivel consolidado (APRs) y el 31 de diciembre ya cumplía de forma holgada el requisito, al alcanzar un 28,24%, según informó hoy la entidad.

El MREL, siglas que responden a la definición de 'minimum requirement for own funds and eligible liabilities', lo fija la Junta Única de Resolución (JUR) aunque lo comunica el Banco de España a cada entidad y es como una especie de hucha para garantizar que los bancos cuenten con suficientes instrumentos de capital y deuda que pueda absorber pérdidas o, llegado el caso, convertirse en capital.

Dentro de ese cálculo, la JUR fija un requisito de subordinación, que obliga a las entidades a que parte del colchón MREL o 'anticrisis' (se acopia por si la entidad encarase graves problemas de solvencia) se diseñe con un porcentaje mínimo de instrumentos subordinados.

En el caso de BBVA debe mantener un volumen de fondos propios y pasivos admisibles subordinados correspondiente al 13,50% de los APRs que el banco confirmó que también cumple.

Para su cálculo, la JUR toma de referencia el balance a junio de 2021 y en un perímetro europeo de la entidad, que no es coincidente, por tanto, con el balance total de grupo.

La venta del negocio en Estados Unidos refuerza la hucha que ya tiene y hace que las necesidades del grupo en los mercados de deuda sean este año "reducidas".

Sin embargo, BBVA indicó que su plan de financiación mayorista para 2022 "contempla la emisión de entre 2.000 y 3.000 millones de euros entre deuda senior preferente y no preferente, con el objetivo de sustituir aquellos instrumentos emitidos que han entrado en su último año de vida" y han perdido, por tanto, la capacidad de ser elegibles para el MREL. En enero emitió 1.000 millones en deuda senior no preferente.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin