Empresas y finanzas

Portobello impulsará Serveo, la nueva Ferrovial Servicios, con compras de empresas en España

  • Cuenta con la capacidad financiera de su nuevo propietario, el fondo Portobello
Juan Ignacio Beltrán, consejero delegado de Serveo. NACHO MARTÍN

Serveo es la nueva marca de Ferrovial Servicios Infraestructuras, la filial de Ferrovial adquirida en febrero por Portobello Capital. El fondo de inversión español ha tomado el 75,01% del capital y el grupo que preside Rafael del Pino mantiene el 24,99% -su plan es seguir hasta que Portobello decida vender-. Una nueva etapa en la que al frente de la compañía emerge como consejero delegado Juan Ignacio Beltrán, quien ya desempeñaba las máximas responsabilidades directas del negocio bajo el paraguas de Ferrovial.

Serveo enfrenta el futuro con la capacidad financiera que le confiere su nuevo accionista de referencia. No en vano, según desvela Beltrán en una entrevista con este diario, la compañía estará con el radar activado para aprovechar las oportunidades y crecer por vía inorgánica. "Nos podemos plantear adquisiciones", reconoce. "En España va a haber cierta concentración de algunas empresas y tenemos que estar atentos a las oportunidades", subraya. Ahora bien, no será "comprar por comprar", sino que, llegado el caso, deberá ser "sinérgico con nosotros" y que, además, "podamos comprar a un buen precio". "Sí que puede surgir alguna oportunidad", recalca, si bien en este momento no no hay negociación alguna abierta.

Ferrovial y Acciona negociaron el pasado verano su eventual fusión, pero la operación no fructificó. Un proceso aparcado pero que en el futuro no se descarta que pueda reactivarse. Admitió la posibilidad de movimientos corporativos hace unos días José Manuel Entrecanales, presidente de Acciona. "Cuando digo que hay oportunidades, Acciona es una de ellas", señala Beltrán, "pero hay más, no creo que sea la única", precisa. "En el mercado hay bastantes compañías de servicios que pueden estar interesadas (en vender); no pondría a Acciona como el único objetivo", abunda.

Con una plantilla de 25.000 trabajadores, Serveo parte en esta nueva etapa con una cartera de 1.580 millones de euros al cierre de 2021, de los que 580 millones tienen un horizonte anual. La empresa facturó 1.000 millones en el último ejercicio, cifra que supone un alza superior al 20% frente a 2020 (822 millones). El resultado bruto de explotación (ebitda) se aproximó a los 50 millones (29 millones en 2020), lo que arroja una rentabilidad de alrededor del 5%, "la mayor del sector". El foco de sus actividades propicia que la compañía haya sorteado la crisis generada por la pandemia con solvencia. "Ha sido un desastre en general, pero para algunas de nuestras actividades, como hospitales y ambulancias, hemos tenido que hacer más trabajo", explica.

Beltrán no revela las previsiones numéricas de la compañía, pero las perspectivas apuntan a crecimientos consolidados y en cada una de las áreas. La firma está revisando su plan estratégico después de que en 2021 se superaran las expectativas. Con la entrada de Portobello y la salida del perímetro de Ferrovial, Serveo ganará "agilidad en los procedimientos" y en la toma de "decisiones", y también eficiencias en los sistemas de información.

Serveo ahondará en las cuatro líneas de negocio en que se desenvuelve: facility management, que abarca cerca de 600 millones de la facturación; industrial, con una incidencia principal en automoción e incipiente en alimentación y metalurgia, suma 200 millones; conservación de carreteras, 100 millones; y otras actividades, como eficiencia energética, 100 millones más. La empresa está presente en España, que aglutina más del 90% del negocio, y Portugal. Crecerá en ambos, descartando por ahora dar el salto a nuevos países. Beltrán considera que las actividades de servicios en España "van a seguir creciendo y va a haber oportunidades en el futuro" en todas las áreas en las que opera. Conservación de carreteras ofrece potencial con el pago por uso que el Gobierno pretende instaurar en la red de alta capacidad, en industrial impulsará su posición con clientes privados y en eficiencia energética vislumbra grandes posibilidades, máxime con los fondos Next Generation.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin