Empresas y finanzas

Julio Obelleiro: "Recordaremos 2022 como el año de inicio de la revolución del metaverso"

  • El CEO de Wildbytes considera que las tras burbuja inicial se producirá la normalización del fenómeno
  • En EEUU surgen nuevos perfiles laborales como los CMO, 'chief metaverse oficer'
  • a mitad de las actividades del mundo físico podrá desarrollarse en el mundo virtual"
Momento de la entrevista con Julio Obelleiro, Ceo de Wildbytes, en el metaverso.

Julio Obelleiro, cofundador y consejero delegado de Wildbytes, aceptó hace unos días el reto planteado por elEconomista de dejarse entrevistar en el propio metaverso. Nunca se había hecho nada parecido en España, y quizá tampoco en Europa. Podría resultar divertido. Dicho y hecho, Wildbytes se puso manos a la obra y demostró su solvencia, como ya lo ha hecho con varias multinacionales con presencia en el metaverso. La agencia, líder en desarrollos en el 3D, es capaz de generar experiencias y productos en los que interaccionan la vida real y la tecnología punta. Una vez en estado metaversiano, Obelleiro respondió a las preguntas como si estuviera en la vida real.

De su conversación se desprende que vivimos una época apasionante, no sólo desde el punto de vista tecnológico, sino también unos momentos históricos, por lo que representará la actual evolución de la web. Todo lo que ahora llama a la puerta de nuestras vidas será posible gracias a la integración de la realidad virtual, la realidad aumentada, la inteligencia artificial y el Internet de los sentidos.

Hay un gran debate sobre el metaverso, con el riesgo que supone. ¿Es una revolución o una burbuja?

Así es, existe mucho diálogo sobre lo que es el metaverso. Estamos en un momento de burbuja, donde muchas empresas están interesadas en entrar en el metaverso y muchas de ellas no lo harán de la forma adecuada. Pero eso no impide que sea un fenómeno capaz de dejar un poso muy fuerte en unos años. De hecho, de la burbuja puntocom salieron muchos de nuestros gigantes digitales. Creo que esto va ser una revolución y pronto miraremos atrás y recordaremos este 2022 como el inicio de algo que en el futuro formará parte de nuestra normalidad.

Pero todo esto no es nuevo...

Es interesante entender un poco el contexto, de dónde viene el metaverso, porque no es algo nuevo. No arrancó con el cambio de nombre de Facebook, aunque eso disparó el pico de atención de forma dramática. La palabra metaverso ya tiene 30 años y apareció en un libro de ciencia ficción (Snow crash), pero tuvimos el primer experimento con 'Second Life', entre 2003 y 2007. Aquello no acabó de funcionar, porque la tecnología no estaba lista y, posiblemente, el público tampoco estaba preparado. Hoy en día se ha producido esta explosión de tecnología y hay muchas ganas por conocer el metaverso. Al final no deja de ser una evolución de la web, donde confluyen imágenes, vídeo y mundos virtuales con los que podemos interactuar.

¿A dónde va a llegar todo esto?

Debo puntualizar que el metaverso, como concepto a donde se aspira llegar, no existe todavía. Ahora tenemos muchos metaversos o muchos mundos virtuales, pero no están conectados entre sí. Es decir, no puedo dar tres pasos y desplazarme a otro metaverso que haya hecho otra empresa y que mi avatar siga siendo el mismo. No existe esta interoperabilidad, pero se alcanzará.

¿A qué sectores puede interesar?

Es la pregunta del millón. Mucha gente está interesada, pero solo unos pocos sectores están en la punta de lanza, como el mundo del videojuego, con franquicias, como Roblox o Fornite, que lideran el camino y atraen al gran público. Otras industrias muy activas son la moda, la música, los espectáculos y belleza, entre otros. Cualquier servicio que se pueda rentabilizar en el mundo físico también podrá generar ingresos en el mundo virtual.

¿Qué nuevos perfiles laborales creará el metaverso?

Hay algunos perfiles nuevos, pero la mayoría ya existen. Ya hay diseñadores de interiores del mundo real con capacidad para trasladar su experiencia a los entornos virtuales. También hay formatos muy avanzados de arquitectura que se pueden aplicar al metaverso. Se utiliza mucha tecnología que no es necesariamente nueva, sino en constante evolución, como artistas 3D o nuevas empresas especializadas en el diseño de avatares. En Estados Unidos ya se demandan CMO, no como Chief Marketing Officer, sino Chief Metaverse Officer, un nuevo puesto de trabajo que hace unos meses no existía.

¿Cómo se imagina el metaverso en un par de años?

Creo que va terminar la burbuja instantánea actual para formar parte de la normalidad. Dicen que los early adopters (usuarios tempranos) desarrollarán hasta la mitad de sus actividades diarias en entornos virtuales, desde trabajar, asistir a conciertos o visitar una tienda. Cualquier experiencia del mundo físico podrá replicarse en el virtual. También creo que los visores de realidad virtual y aumentada bajarán de precio y evolucionarán de forma brutal para convertirse en gafas usables, de aspecto convencional. La hibridación de lo físico y lo virtual se empezará a normalizar en apenas dos años.

Qué mensaje compartiría con las personas que puedan ver el vídeo de esta entrevista en el metaverso y piensen que todo esto parece un juego, que no es serio...

Les diría que se animen, que se conecten, que se asomen al metaverso, que sean curiosos... Recomendaría que lo hicieran bien acompañados, con alguien que sepa guiarlos, porque el metaverso es un campo tan amplio que puede resultar confuso. Creo que primero se va a producir una explosión, que poco a poco se asumirá como algo natural, especialmente para las generaciones más jóvenes. Además, apenas hace falta casi equipamiento, solo un visor de realidad virtual, que cuesta alrededor de 250 euros, aunque también se puede hacer con un ordenador conectado a Internet.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud