Opinión

El metaverso desvela un nuevo poder digital

El metaverso va en serio y no sólo por el reciente cambio de rumbo estratégico de Facebook, compañía ahora denominada Meta, o por la audaz apuesta de Microsoft, con la compra de Activision por 70.000 millones, la mayor operación de los padres de Windows.

La integración de los mundos reales y virtuales, con la ayuda de visores de realidad aumentada y auriculares con sonido inmersivo, promete revolucionar una decena de industrias digitales, como los videojuegos, la comunicación, el ocio, las redes sociales, la teleenseñanza, el comercio electrónico o los espectáculos en directo. Las grandes marcas comienzan a posicionarse en un fenómeno que premiará a las empresas que antes comprendan las posibilidades de tan joven negocio.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud