Empresas y finanzas

En Reino Unido estallan contra E.ON: envía calcetines a sus clientes mientras la factura energética se dispara

  • La factura energética podría aumentar hasta un 56%
Foto: Alamy

E.ON, un proveedor de energía alemán, se ha visto obligado a pedir perdón a sus clientes británicos. La compañía decidió enviar calcetines a 30.000 clientes de Reino Unido que se habían sumado a una campaña de ahorro de energía. Una iniciativa que tuvo lugar en un momento en el que la factura energética se ha disparado y podría aumentar hasta un 56% a partir de abril.

Estos consumidores han tomado esta campaña como una forma de trivializar la grave situación por la que están pasando muchos hogares, que destinan gran parte de sus ingresos al pago de esta factura.

Estos calcetines, que mostraban un sol abrazando al planeta Tierra, han copado durante los últimos días las publicaciones de las redes sociales británicas. Esta situación obligó a la E.ON a disculparse: "Estamos increíblemente arrepentidos", dijeron desde la compañía, tal y como recoge Bloomberg.

"Esta actividad no fue diseñada de ninguna manera para restar valor a la gravedad de la actual crisis energética", añadieron en un comunicado. "Esta campaña originalmente se llevó a cabo el año pasado y fue concebida como una forma divertida de alentar a las personas a pensar en 'reducir su huella de carbono' y no pretende tener nada que ver con los desafíos actuales que enfrentan muchas personas".

15 millones de hogares británicos se verán afectados

Esta situación se da en un momento en el que 15 millones de hogares se verán afectados en abril cuando el regulador Ofgem levante un límite de precios. El problema se agrava cuando se atiende a que, desde agosto, 24 proveedores han quebrado tras no poder transferir el aumento de costes derivado de la subida de precios de gas y energía a sus clientes.

Además, desde Investec Bank estima que el precio tope aumentará a 1,995 libras en el cálculo de febrero, subida que se verá reflejada en las facturas de abril.

Cabe destacar que E.ON no es el primer proveedor en verse obligado a pedir disculpas a sus clientes. El jefe de Ovo Group, Stephen Fitzpatrick, tuvo que aparecer en televisión recientemente para disculparse después de que la compañía publicara una guía para mantenerse caliente sin encender la calefacción. En este manual, la empresa aconsejaba a los consumidores que comieran jengibre, hicieran un concurso de hula-hoop o abrazaran a sus mascotas, algo que no sentó nada bien a los clientes de la compañía.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

pepitogrillo123
A Favor
En Contra

Este es el precio a pagar, por nombrar como primer ministro al primer descerebrado que pase por la calle.

Puntuación 0
#1