Empresas y finanzas

Santander pretende el negocio de Citi en México para acercarse a BBVA

  • El banco 'rojo' competiría con el 'azul' por volumen de activos en el país

El pasado martes Citigroup anunciaba que ponía a la venta Banamex, su pata de negocio minorista en México, y sólo un día después han surgido las primeras especulaciones sobre un posible comprador con sello español: Banco Santander. Según publica Bloomberg, la entidad que preside Ana Botín está interesada en el negocio que Citi ha puesto a la venta, algo que permitiría a Santander competir por volumen de activos con BBVA.

Según las fuentes de la agencia, la intención de Citi es conseguir una valoración para su negocio minorista de 15.000 millones de dólares, una cifra que parece excesiva, a ojos de los analistas. Desde Wells Fargo han valorado el negocio de Citi entre 5.000 y 6.000 millones de dólares, mientras que Bank of America lo sitúa en una horquilla entre los 12.500 y los 15.500 millones.

Las cifras del sector en México

El Banco Santander en México es la tercera gran entidad del país por volumen de activos. Una compra del negocio minorista de Citi, tercer banco mexicano, haría peligrar a BBVA en el ranking como mayor banco del país azteca. La entidad que encabeza Carlos Torres tenía a cierre del tercer trimestre de 2021 unos activos totales en su negocio en México por 133.955 millones de euros. Le sigue Santander, con unos activos totales por 73.572 millones. La parte del negocio que Citi, bajo la marca Banamex, pone a la venta concentra unos 38.500 millones de euros en activos, por lo que la suma de ambos acercaría al nuevo Santander a los 112.000 millones en activos.

Concretamente, según aseguró Citigroup el pasado martes, la parte en venta corresponde al negocio que se hace en sucursales como la actividad de tarjetas, nómina, cuentas, hipotecas, crédito al consumo, financiación a pymes y empresas, seguros e inmuebles.

El alza de los tipos en el país azteca promete impulsar el margen de intereses del grupo

En la actualidad, México es el segundo mercado que mejor rentabilidad ofrece al Santander, con un ROE (retorno sobre capital) del 14,06% a cierre de septiembre, solo superado por su actividad en Brasil, con un ROE del 20,56%. El banco apuesta por su crecimiento en el país, tal y como ha demostrado con la reciente OPA sobre el 8% del capital que no controlaba de Santander México, aunque finalmente se hizo con un 4,5% más, hasta manejar el 96,2%. El alza de los tipos de interés en el país azteca para corregir la inflación promete impulsar el margen de intereses del grupo, en torno a un 1,5% por cada 100 puntos de subida. La entidad tiene en el país 27.000 empleados y 1.374 oficinas, y mantiene una fuerte apuesta por digitalizar el negocio en el país e invertirá 5.300 millones en todo Latinoamérica hasta el año 2024 para intentar conseguir este objetivo.

La presencia de la entidad en México se remonta a inicios del siglo XX, aunque no fue hasta 2008 que pasa a denominarse como en la actualidad, Banco Santander (México). En el 2000 adquirió la entidad mexicana Serfín y en 2010 se hizo con el negocio hipotecaria de GE Capital que le posicionó como segundo grupo proveedor de hipotecas y en 2013 completó la compra de ING Hipotecaria.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.